Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Gases de efecto invernadero: hay que andar con cien ojos

Un dispositivo nuevo facilita la medición de los niveles de concentración de dióxido de carbono en la atmósfera.

Cambio climático y medio ambiente

Este dispositivo innovador consta de un espectrómetro de diodo láser y programas informáticos para medir las concentraciones de dióxido de carbono en una muestra de gas. Puede alcanzar un excelente nivel de precisión en tan sólo 10 segundos. También es capaz de efectuar hasta 10 lecturas por segundo con un coeficiente de precisión algo inferior, con el fin de controlar la rápida evolución de las concentraciones de dióxido de carbono. Este nuevo sistema ofrece no solamente una solución más rápida y más sensible, sino también una alternativa más fácil de utilizar que las opciones actuales. Valga como ejemplo su capacidad de medir y compensar automáticamente la temperatura, la presión y la humedad del gas objeto de la muestra, con lo que la deshidratación se hace superflua. Evidentemente, el sistema tiene aplicaciones en la vigilancia del calentamiento global, el denominado "efecto invernadero", que de acuerdo con los estudios llevados a cabo viene provocado por el crecimiento de las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera. Completa su oferta con varias aplicaciones médicas de diagnóstico. Por último, su modificabilidad lo convierte en una opción idónea para detectar otros gases y para concretar otras muchas aplicaciones en el futuro.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación