Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Baterías de capa fina

Una batería de nueva concepción transmite innovación, no sólo por sus dimensiones, sino también por las aplicaciones que encierra. Las microbaterías, construidas mediante tecnologías de película delgada, puede implantarse en pequeños objetos planos, como pueden ser tarjetas inteligentes o etiquetas electrónicas de estantería.

Energía

Una batería ordinaria es un dispositivo que consta de varias células eléctricas, conectadas en serie para obtener un voltaje total superior, o en paralelo si lo que se busca es más capacidad. Cada célula está compuesta por dos electrodos, metálicos por lo general y separados por un electrólito. La construcción de una microbatería hace imprescindible reducir las dimensiones de la célula eléctrica hasta escalas del orden del micrómetro. Pues bien, esta tarea está al alcance de las tecnologías de capa delgada. Estas nuevas fuentes de micropotencia de estado sólido contienen células unitarias de tan sólo 10 micrómetros de espesor. Constan de un electrodo positivo de oxisulfuro de titanio, un electrólito a base de borato de litio amorfo y un electrodo negativo de litio. Los tres se presentan en forma de películas delgadas, depositadas unas encima de otras. La deposición de capas hace uso de tecnologías de pulverización y evaporación térmica. La microbatería así constituida es capaz de suministrar entre 100 y 200 microamperios por centímetro cuadrado y un voltaje medio de 2,3 voltios. Los titulares de la patente se encuentran actualmente estudiando nuevos materiales para seguir impulsando los resultados del electrólito y el ánodo (electrodo positivo). Para proteger la batería miniatura del aire y la humedad, mientras se mantiene el espesor en mínimos, es preciso encapsular el dispositivo mediante una barrera hermética, como la que proporciona una película fina de vidrio a base de fosfato de hierro depositada en la batería por pulverización. Ha sido diseñada una máquina capaz de producir 500 microbaterías por semana. Estas fuentes de micropotencia resultan idóneas para integrarlas en pequeños objetos planos tales como distintivos, etiquetas electrónicas de estantería inalámbricas o tarjetas inteligentes. Los titulares de la patente están buscando socios que se hagan cargo de comercializar este producto de evidentes rasgos innovadores y eficaces.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación