Skip to main content

Developments towards the Improved Performance of Pipeless Church Organs

Article Category

Article available in the folowing languages:

¿Qué bonitos sonidos?

La música tocada en un órgano de tubos puede producir un sonido tan definitivo en calidad y tono que los órganos sintetizadores no pueden reproducir con un mínimo grado de semejanza. Una investigación del sonido y la vibración confía en poder acercar los sonidos producidos por instrumentos sintetizados al sonido más puro.

Tecnologías industriales

No es ninguna sorpresa que el órgano esté estrechamente relacionado con la celebración de lo divino. La pureza de sonido que produce tanto pasmó a los grandes compositores de Europa que muchos simplemente no pudieron resistirse a componer música para este instrumento. Esfuércese tanto como uno pueda, la música de un órgano sin tubos simplemente no admite comparación con la de aquellos grandes órganos, aunque puedan producir música preciosa. Las limitaciones de sonido sin embargo, son claras y cristalinas. Un proyecto inscrito en el programa BRITE/EURAM 3 se propone mejorar la realización del sonido de los órganos sin tubos. Por ejemplo, estudiando la complejidad de las formas de las ondas que emite un órgano clásico, se espera identificar estos modelos de tal manera que puedan ser emulados por un órgano sintetizador. El proyecto, sin embargo, va más allá del mero estudio del análisis de ondas. De hecho, son tres las áreas que se van a explorar. La primera es la calidad del sonido, en particular de los sonidos producidos por mecanismos de sintetizar sonido. La segunda se relaciona con la producción y distribución del sonido, con énfasis en las malas propiedades acústicas que los edificios pueden provocar. La tercera área de interés guarda relación con el control y especificación del sonido. Puesto que la mayoría de estos órganos se basa en tecnología de síntesis, las pruebas que se realicen en este ámbito se diseñarán para cuantificar los efectos de variables, centrándose en los problemas principales con que se enfrentan diseñadores, instaladores y técnicos de sonido. A la vez que el resultado final del proyecto beneficiará a la música de órganos sintetizadores en general, su efecto se desbordará sobre otras tecnologías digitales, incluida también la simulación de música generada por otros instrumentos musicales.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación