Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Mejores cosechas mediante el control del estrés vegetal

Un grupo de científicos está investigando los mecanismos que emplean las plantas para resistir el estrés y, como corolario, el modo en que el entorno determina el desarrollo vegetal.

Energía

Las plantas están constantemente expuestas a multitud de tipos de estrés nutricional, biótico y abiótico, lo cual con frecuencia merma la función fotosintética o la respiración, con las consiguientes carencias energéticas y la debilitación del crecimiento que esto conlleva. Un equipo de investigación está estudiando la forma en que las plantas afrontan este estrés, con el fin de conocer cómo se ve afectado el rendimiento de la cosecha. En función del tipo de estrés, la planta dará respuestas diferentes, entre ellas, expresiones genéticas con un grado importante de solapamiento. El proyecto ESIS («Señalización energética en la respuesta al estrés») se propone conocer los mecanismos que permiten a las plantas seguir creciendo incluso cuando se enfrentan a distintos tipos de estrés, mediante el estudio del complejo SnRK1, la proteína quinasa conservada a través del proceso evolutivo que contribuye a la regulación del transcriptoma del estrés en el mundo vegetal. Según los investigadores, cuando la planta detecta una carencia energética derivada del estrés, el SnRK1 pone en marcha una batería de modificaciones transcripcionales que ayudan a restablecer la homeostasis metabólica y energética, favoreciendo la supervivencia celular y al mismo tiempo la formulación de respuestas a más largo plazo orientadas a asegurar la adaptación, el crecimiento y el ulterior desarrollo de la planta. Si bien se conoce la importancia de esta vía de comunicación energética, es poco o nada lo que se sabe sobre los pormenores de su funcionamiento. El equipo de investigación tratará de dilucidar los mecanismos que regulan el comportamiento del SnRK1 a través de una metodología que combinará los ensayos con células con la genómica funcional, la bioinformática, el cribado de mutantes y la genética. Un segundo objetivo de los trabajos consistirá en identificar algunos de los componentes del sistema de comunicación energética.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación