Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una nanotecnología futurista ayuda a conservar el patrimonio histórico

Un proyecto de investigación con respaldo europeo está desarrollando una tecnología revolucionaria para detectar fisuras y reparar daños en edificios de piedra históricos de toda Europa.

Tecnologías industriales

Europa está orgullosa de su historia reciente y de su patrimonio, algo que atestiguan claramente sus viejos edificios de piedra repartidos por todas las ciudades, desde el Mediterráneo oriental hasta el Mar del Norte. Pero muchos de estos hermosos edificios están amenazados por los estragos del tiempo y necesitan soluciones innovadoras que los conserven tan bellos como antaño. El proyecto Stonecore («Conservación de la piedra para la renovación de edificios»), financiado por la Unión Europea, está aplicando un nuevo enfoque para la restauración de la piedra, el mortero y el yeso utilizados en la construcción de edificios y monumentos históricos. Se están desarrollando y probando nanomateriales compatibles con la piedra y el mortero utilizados en estas estructuras, así como nuevos métodos seguros para analizar la piedra. El proyecto ha estudiado distintos tipos de nanomateriales que podrían ajustarse a estas necesidades, determinando su idoneidad para conservar la piedra natural y artificial, los morteros y los yesos. Ha documentado, recogido muestras y clasificado todos los materiales a probar y estudiar, y a continuación ha investigado el proceso de crecimiento de hongos y algas en distintas piedras, morteros y yesos. Stonecore está desarrollando soluciones coloidales (suspensiones líquidas) con partículas de hidróxido de calcio a escala nanométrica que podrían aumentar la solidez del mortero y la piedra tratados. Estas soluciones son de un color entre blanco y blanco opalino y son estables durante varios meses. También se ha seleccionado cuidadosamente el medio de dispersión y concentración de la nanosolución coloidal de hidróxido de calcio. Al mismo tiempo, durante los ensayos en edificios, se han aislado e identificado diferentes especies de mohos y algas para ser neutralizadas por nuevas dispersiones de nanocal. También se han desarrollado nuevas formas no destructivas para evaluar la piedra y diagnosticar su estado de conservación. Entre ellas se incluyen la tecnología del radar de penetración subterránea no invasivo (GPR) e innovadores sistemas de medición por ultrasonidos. El sistema puede detectar hasta las fracturas y fisuras más pequeñas, así como analizar el proceso de restauración con nanosoluciones coloidales. Los resultados de campo iniciales han mostrado que los radares modernos de pulsos de alta frecuencia también son capaces de detectar fracturas de poco espesor y redes de fracturas en las estructuras pétreas. Además, se ha desarrollado una herramienta de medición por ultrasonidos para determinar la rigidez del material pétreo e identificar superficies sueltas. Esta tecnología revolucionaria permitirá preservar el carácter y el encanto de edificios europeos insignes, y con ello una parte importante de nuestra historia y nuestro patrimonio.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación