Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una malla ecológica de origen biológico para tratar hernias

Hoy en día, las operaciones de hernias son muy frecuentes. Sin embargo, las mallas de polímeros no degradables que se suelen implantar presentan numerosos inconvenientes. Se espera lograr prestaciones superiores en el plano clínico con la creación de una biomatriz novedosa.

Salud

Actualmente, en casi todos los países se tratan las hernias con el implante de una malla. Normalmente se coloca una malla polimérica no degradable en el orificio herniario que actúa como matriz para reforzar el crecimiento de tejido. Sin embargo, el uso habitual de polímeros no degradables se asocia a menudo con una elevada tasa de reacciones frente al cuerpo extraño y recurrencias. Además, los actuales métodos de fabricación de estos productos emplean técnicas que llevan aparejados riesgos ambientales. El proyecto financiado con fondos europeos GREEN NANO MESH (Targeting hernia operation using sustainable resources and green nanotechnologies. An integrated pan-European approach) se puso en marcha con el cometido de desarrollar mallas fibrosas y biodegradables nano y micrométricas para tratar hernias. Con ellas se espera mejorar la reparación funcional. Además, se han fabricado sin productos químicos ni procesos peligrosos. Las mallas se hicieron con materias primas ecológicas (por ejemplo: poli-epsilon-caprolactona, ácido poliláctico, colágeno bovino extraído con pepsina y colágeno recombinante humano). Los científicos obtuvieron prototipos de las mallas, a escala de laboratorio, empleando técnicas como el electrohilado, la liofilización, tecnologías con CO2 supercrítico, recubrimiento por inmersión y métodos ecológicos de reticulación. Seguidamente estas matrices dotadas de nanotextura se funcionalizaron con señales biofísicas (p.ej. porosidad) y biológicas (p.ej. recubrimientos de colágeno). Se demostró que las mallas obtenidas presentan propiedades mecánicas similares o incluso mejores que las mallas disponibles actualmente a la venta. Además se verificaron sus características de respeto al medio ambiente y su citocompatibilidad in vitro e in vivo. Los frutos del proyecto han dado lugar a más de veinte publicaciones en revistas científicas con comité de lectura, en torno a treinta ponencias en congresos y diecisiete conferencias inaugurales y plenarias en encuentros y conferencias científicas internacionales. Las técnicas empleadas para la fabricación de las nanomatrices y su funcionalización se encuentran ahora en el nivel de madurez tecnológica (TRL) 4. El equipo responsable prepara actualmente formularios de descripción de las invenciones. Se propone lograr TRL 5-9 en un plazo de cuatro años desde la finalización del proyecto, allanando así el camino para la realización de ensayos clínicos y la comercialización. A nivel mundial, el mercado de la nanotecnología se valora en varios miles de billones de dólares. La comercialización con éxito de los logros de este proyecto favorecerán la competitividad de Europa en el sector biomédico. Cada año se realizan más de veinte millones de intervenciones de hernia y, a pesar de que muchos médicos las consideran una operación de rutina, pueden aparecer complicaciones y el índice de recurrencia supera el 40 %. Estas innovadoras nanomallas —ecológicas, de origen biológico y con mayor funcionalidad— podrían dar alivio a las millones de personas que padecen hernias y, de paso, reportar ahorros inmensos a los sistemas sanitarios de cada país.

Palabras clave

Base biológica, respetuoso con el medio ambiente, malla, hernia, poli-ε-caprolactona, ácido poliláctico, colágeno, electrohilado, liofilización, recubrimiento por inmersión, reticulación, prototipo

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación