Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Protección del peligro de la radiación ionizante

La Comisión Europea ha adoptado una comunicación con objeto de ayudar a los Estados Miembros a incorporar en su legislación nacional la Directiva 96/29/Euratom, que establece normas básicas de seguridad para la protección de la salud de los trabajadores y del público general f...

La Comisión Europea ha adoptado una comunicación con objeto de ayudar a los Estados Miembros a incorporar en su legislación nacional la Directiva 96/29/Euratom, que establece normas básicas de seguridad para la protección de la salud de los trabajadores y del público general frente a los peligros derivados de la radiación ionizante. La comunicación debe servir como documento de referencia para los Estados miembros y ofrece una guía sobre la interpretación de determinadas disposiciones y definiciones establecidas en la Directiva, cuyo alcance aclara al mismo tiempo; por ejemplo, no están comprendidas las fuentes de radiación natural que básicamente no son controlables. Sin embargo, se reconoce que las exposiciones que comprenden fuentes de radiación natural pueden tener suficiente importancia para justificar que se les preste atención. La exposición a la radiación ionizante puede producir efectos perjudiciales para la salud de los seres humanos, y en la Directiva se exponen los requisitos encaminados a proteger a los trabajadores y al público general frente a estos peligros, sin limitar indebidamente los usos beneficiosos de las prácticas que conllevan un aumento de la exposición a la radiación. La Comisión reconoce, con la publicación de esta comunicación, que todas las personas relacionadas con la protección de la radiación deben hacer un juicio de valor acerca de la importancia relativa de los distintos tipos de riesgo y del equilibrio entre riesgo y beneficios. Por consiguiente, se orienta sobre cuestiones tales como las cantidades en la dosimetría y la protección de la radiación y la estimación de las dosis procedentes de fuentes externas de radiación. Se basa en el trabajo más reciente de la Comisión Internacional de Unidades y Medidas de la Radiación (CIUMR) y la Comisión Internacional de Protección Radiológica (CIPR), haciéndose eco de la situación actual de los conocimientos científicos. Se ofrece orientación sobre una nueva definición de los valores en la aplicación de los requisitos relativos a la preparación de informes y a la estimación de cuándo es necesaria una autorización para determinadas prácticas, incluidas las exposiciones especialmente autorizadas. La comunicación aclara asimismo los límites de dosificación aplicables durante las operaciones normales y los que indican la necesidad de una intervención.