Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Hacia aplicaciones de GNSS sin interrupciones

Un software nuevo programado por investigadores financiados con fondos europeos reducirá el impacto de la perturbación ionosférica en las actividades de GNSS.

Si bien los sistemas globales de navegación por satélite (GNSS) ya forman parte de la vida diaria y contribuyen a que se llegue a buen puerto incluso en los viajes más complicados, lo cierto es que no son infalibles. La perturbación ionosférica, por ejemplo, trae a la comunidad científica de cabeza. Este fenómeno consiste en un aumento repentino de la absorción de ondas de radio provocado por las erupciones solares y que frena la propagación de señales y acaba afectando a los sistemas de ubicación. El equipo al cargo del proyecto CALIBRA se dedicó al estudio de este fenómeno en Brasil, una de las regiones más expuestas debido a su proximidad al ecuador magnético. Además, el Sol se encuentra ahora en su pico de actividad desde que comenzó su nuevo ciclo, de once años de duración, en 2010. Ahora, tras veintisiete meses de investigaciones, el equipo de CALIBRA ha dado con soluciones interesantes que corrigen el problema de la perturbación ionosférica. Dos demostraciones reales sirvieron para mostrar su método, destinado a mitigar el perjuicio de este fenómeno en las técnicas de posicionamiento por GNSS de alta precisión. En ellas se mostró la aplicación de un nuevo algoritmo en agricultura de precisión y operaciones en el mar. Un potencial enorme El proyecto se articuló en tres fases. En la primera se confirmó que el centelleo ionosférico y las variaciones del contenido total de electrones (TEC) influyen en el PPP (posicionamiento de punto preciso) de GNSS y en el posicionamiento RTK (cinemático en tiempo real), técnicas que proporcionan precisión en el orden de los centímetros gracias al empleo de estaciones de referencia. Esta labor condujo a la caracterización de las perturbaciones mediante parámetros de medición adecuados. A continuación se generó un modelo empírico de predicción a corto plazo del TEC y del centelleo. Este último se ensayó mediante la base de datos y la red CIGALA-CALIBRA, una red de receptores dedicados a la vigilancia del centelleo ionosférico dotada de la herramienta ISMR Query) con interfaz web que recibe a diario más de diez millones de observaciones de GPS, Glonass, Galileo, Beidou y otros sistemas de posicionamiento global. Desde su inicio en diciembre de 2014, más de veinte países han aprovechado estos datos gracias a las técnicas de minería y visualización ofrecidas por el software. Los socios de CALIBRA, ante el éxito de sus resultados, solicitaron una patente de su modelo de predicción y crearon la empresa derivada SpacEarth Technology. El objetivo principal de SpacEarth es garantizar la comercialización del software en aplicaciones y servicios relevantes y además mejorarlo y adaptarlo a las futuras necesidades de un mercado en evolución. Uno de los primeros productos de la empresa nueva consiste en una actualización del firmware para los receptores de GNSS de Septentrio, uno de los socios del proyecto. Esta empresa también utilizó los resultados del proyecto para crear una generación nueva de motor de RTK y un nuevo modelo para calcular el retardo ionosférico que ya ha demostrado su utilidad en posicionamiento RTK de base larga y en la mitigación de los efectos perniciosos de la ionosfera. Los resultados del proyecto, además de aportar ventajas competitivas, podrían reducir sensiblemente el tiempo de inactividad y las pérdidas económicas provocadas por las perturbaciones ionosféricas en Brasil y otras regiones del planeta.

Países

Reino Unido