Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Tendencias científicas: Optar por alimentos procesados nos hace comer más y aumentar de peso

Un estudio de referencia establece que los alimentos procesados se asocian con una ingesta excesiva y el aumento de peso.

Salud

Nadie necesita que le digan que los alimentos ultraprocesados, significativamente alterados respecto a su estado original y llenos de azúcar, grasas, aditivos, conservantes y colorantes artificiales, dañan nuestra salud. ¿Por qué resultan entonces sorprendentes para la comunidad médica los hallazgos presentados en la revista «Cell Metabolism»? Esta investigación muestra que el azúcar, la sal y las grasas no parecen ser lo que lleva a las personas a comer en exceso. Según declaró a la revista «Time» el doctor Kevin Hall, autor e investigador principal del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK) de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de los Estados Unidos: «Me sorprendieron los resultados. Se trata del primer ensayo que realmente demuestra la existencia de una relación causal entre algún aspecto de los alimentos ultraprocesados (con independencia de sus nutrientes) y la ingesta excesiva y el aumento de peso». Necesidad de ingerir más alimentos y de comer más rápidamente Un grupo de veinte adultos sanos, con la misma distribución de hombres y mujeres, consumieron alimentos ultraprocesados y sin procesar durante un mes. Ambos grupos recibieron tres comidas al día, bebidas y aperitivos. Al cabo de dos semanas, cambiaron de grupo. Los resultados muestran que los voluntarios que siguieron una dieta formada por alimentos ultraprocesados ingirieron más calorías y ganaron más peso y grasa corporal que aquellos que siguieron una dieta compuesta por alimentos no procesados. Ambas dietas tenían la misma cantidad de calorías, azúcares, fibra, grasa y carbohidratos. Se permitió a los participantes que comiesen tanto como quisieran. Los integrantes del grupo de la dieta ultraprocesada ingirieron unas 500 calorías más al día que los del grupo de alimentos no procesados. Además, comían más rápidamente y aumentaron de peso, mientras que bajaron de peso al seguir la dieta con alimentos no procesados. Ganaron aproximadamente 1 kg durante las dos semanas que siguieron la dieta con ultraprocesados, y perdieron aproximadamente la misma cantidad al seguir la dieta con alimentos no procesados. «Los alimentos ultraprocesados tienden a ser más blandos, lo que hace que resulten más fáciles de masticar y tragar. Una de nuestras teorías es que, si comes más rápidamente, no le das a tu intestino tiempo suficiente para indicarle a tu cerebro que has ingerido una cantidad suficiente de calorías, que estás lleno y que debes dejar de comer. Para cuando el cerebro recibe la señal, es demasiado tarde, dado que ya has ingerido una cantidad excesiva», afirmó el doctor Hall. «Este tipo de investigaciones forman una parte importante de nuestra comprensión del papel de la nutrición en la salud, y también pueden facilitar la identificación de los alimentos que son nutritivos y accesibles, lo que les ayudará a mantenerse sanos a largo plazo», destacó el director del NIDDK, el doctor Griffin P. Rodgers en una nota de prensa de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de los Estados Unidos. El bajo precio y la comodidad terminan pagándose En el estudio, los ingredientes de los alimentos sin procesar costaban aproximadamente un 40 % más que los de los alimentos ultraprocesados. A muchos consumidores les resulta difícil evitar los alimentos ultraprocesados debido a que las alternativas más sanas resultan también más caras. Sin embargo, merece la pena el coste y el esfuerzo adicional que implican. El doctor Hall concluyó en la nota de prensa: «Debemos tener en cuenta que se necesita más tiempo y dinero para preparar una comida con alimentos menos procesados. El limitarse a decirle a la gente que coma de forma más sana puede no resultar eficaz en algunos casos si esto no va acompañado de un mayor acceso a los alimentos sanos».

Países

Estados Unidos