Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La utilidad del grafeno para la exploración espacial

Un equipo de científicos ha comenzado a probar dispositivos de gestión térmica basados en grafeno para su futura aplicación espacial.

Espacio

Gracias a sus propiedades singulares como resistencia, delgadez, ligereza y conductividad térmica y eléctrica, el grafeno se considera un material potencialmente revolucionario para varios sectores. Este material compuesto por capas de carbono con forma de panal de un único átomo de grosor se está probando en sectores y aplicaciones tan dispares como la computación, la biomedicina, las celdas fotovoltaicas o la electrónica vestible. Apoyado por la iniciativa decenal Graphene Flagship de la Unión Europea, un equipo de investigadores ha programado un vuelo parabólico de pruebas en gravedad cero con el que comprobar dispositivos de gestión de la temperatura para aplicaciones espaciales. En una nota de prensa publicada en el sitio web del proyecto se indica que la gestión térmica es fundamental para que dispositivos como los satélites y otros equipos funcionen correctamente en el espacio. «Los caloriductores sirven para refrigerar dispositivos electrónicos e instrumentos al aprovechar el calor generado para evaporar un fluido almacenado en un pábilo. Este último se suele fabricar con un metal poroso. En el caso de este experimento, el pábilo estará recubierto de grafeno a fin de mejorar la transferencia de calor entre las unidades electrónicas y el fluido». Un experimento nuevo Según la misma nota de prensa, los vuelos de prueba son parte de una tercera campaña en gravedad cero tras dos anteriores ejecutadas en 2017 en las que se demostró que el grafeno podría aumentar el rendimiento de los caloriductores. «En esta tercera campaña en gravedad cero se comprobará un dispositivo avanzado con un nivel de preparación tecnológica superior, lo que lo acerca un poco más a las aplicaciones espaciales». Carlo Iorio, investigador experimentado en la Universidad Libre de Bruselas (ULB), entidad asociada al proyecto, y coordinador de los experimentos en gravedad cero, afirma que la campaña con cohetes se realizará en Kiruna, norte de Suecia. «La campaña con cohetes ofrecerá a nuestros investigadores seis minutos de microgravedad. Durante este periodo comprobaremos varias facetas fundamentales de las tecnologías del grafeno, las mismas utilizadas en la preparación de los dispositivos de gestión térmica, herramientas fundamentales para la exploración espacial». La cadena de valor al completo La segunda fase de la iniciativa Graphene Flagship dio cobertura al proyecto GrapheneCore1 (Graphene-based disruptive technologies) que concluyó en 2018. Tal y como se indica en CORDIS, esta tercera fase de la iniciativa «se basa en los resultados obtenidos en la fase de preparación (2013 a 2016) y el primer proyecto central (2016 a 2018), y abarca el periodo comprendido desde abril de 2018 a marzo de 2020». Puesto en marcha en 2018, GrapheneCore2 (Graphene Flagship Core Project 2) integrará más componentes en sistemas mayores. La iniciativa Graphene Flagship abarca la cadena de valor al completo, que va desde los materiales a los componentes y sistemas. Se creó en 2013 para lograr que el grafeno salga de los laboratorios académicos y se convierta en aplicaciones comerciales para 2023. El consorcio básico de la iniciativa Graphene Flagship cuenta con más de ciento cincuenta expertos académicos y comerciales de veintitrés países. Los miembros asociados también contribuyen a varias de sus ramificaciones científicas. La iniciativa Graphene Flagship es una de las iniciativas emblemáticas en el ámbito de las tecnologías futuras y emergentes de la Unión Europea dedicadas a abordar retos cientificotecnológicos de gran calado. Para más información, consulte: Sitio web de la iniciativa Graphene Flagship

Países

Suecia

Artículos conexos