Skip to main content

ARCHAEOLOGICAL RESEARCH ON ANDALUCIAN POTTERY (8TH-11TH CENTURIES)

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un nuevo análisis del Islam en el Medievo europeo

Nuevas técnicas de estudio de la cerámica islámica de Europa y el Mediterráneo podrían fortalecer los lazos históricos y culturales entre la Unión Europea y el mundo musulmán.

Cambio climático y medio ambiente

La agitación que caracterizó a Europa en la Edad Media no tuvo su reflejo en Andalucía, región del sur de España donde se produjo una explosión académica, científica y artística bajo gobierno islámico. En la región surgió una cerámica de gran sofisticación con un diseño que reflejaba los acontecimientos sociales del momento. El proyecto financiado con fondos europeos «Archaeological research on Andalusian pottery (8th-11th centuries)» (ARANPOT) trabajó en la identificación de patrones cerámicos e interpretó su significado bajo un prisma moderno. Desde el punto de vista técnico, el equipo estudió la composición, las técnicas de esmaltado, la fabricación, los análisis químicos y la petrografía de distintas piezas cerámicas e incluyó en su trabajo el origen de las materias primas utilizadas en el esmalte. A continuación extrapoló el desarrollo social de la región de Granada en función de los resultados del estudio de la cerámica y estableció comparaciones con otros modelos europeos y mediterráneos de desarrollo social. Los datos químicos resultantes de análisis petrográficos y de activación de neutrones revelaron una importante variabilidad de composición, sobre todo en el caso de la porcelana. Los resultados del proyecto generaron varios artículos en inglés y en español que amplían los horizontes no solo de la arqueología andaluza, sino también los de la islámica y la medieval. En un artículo publicado en la revista Oxford Journal of Archaeology se señalaron dos patrones distintos de islamización y dos conceptos sociales distintos del Islam en la Vega de Granada durante la Alta Edad Media. Estos resultados sorprendentes y sus implicaciones se presentaron en distintos encuentros de arqueología en Europa. El equipo del proyecto adaptó este tipo de análisis arqueológico a distintas partes del Mediterráneo y trabajó con cerámica extraída de varios yacimientos en Palestina. Estas perspectivas teóricas y metodológicas pueden influir en el ámbito socioeconómico, al analizar el Islam desde perspectivas consistentes en ciclos de producción, distribución y consumo de materiales más allá de los cerámicos. De esta forma se ayuda al mundo académico a estudiar una división cultural no tan marcada en dicho periodo del Medievo y a desenterrar orígenes comunes e influencias recíprocas entre Europa y el Islam.La idea de Europa y el Islam como entidades históricas interrelacionadas ofrece enormes posibilidades que tanto ciudadanos como políticos pueden aprovechar, máxime cuando cada vez son más los ciudadanos europeos musulmanes que se suman a la construcción de Europa. En último término, podría otorgar a Europa una función de potencia equilibradora en la región del Mediterráneo que cree lazos culturales con las naciones musulmanas.La percepción del patrimonio como un denominador común socavará el fundamentalismo en ambos bandos. A la postre, el pasado musulmán de Europa no hace sino ampliar la dimensión del continente. Si la historia se presenta en estos términos, cabe la posibilidad de que el conflicto y el radicalismo tengan menos razón de ser y se fomente la paz y la coexistencia.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación