Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Comunicación de la Comisión de apertura del espacio europeo de investigación al mundo

En una Comunicación sobre "La dimensión internacional del espacio europeo de la investigación" la Comisión Europea ha expuesto su intención de abrir al mundo el espacio europeo de investigación reforzando los lazos con terceros países, facilitando la movilidad y creando un nue...

En una Comunicación sobre "La dimensión internacional del espacio europeo de la investigación" la Comisión Europea ha expuesto su intención de abrir al mundo el espacio europeo de investigación reforzando los lazos con terceros países, facilitando la movilidad y creando un nuevo forum. La Comisión cree que esta nueva apertura permitirá que la UE se beneficie de la cooperación internacional en ciencia y tecnología, abriendo el camino para unas relaciones políticas y económicas más estrechas. El aumento de las sinergias internacionales mejorará la protección de los derechos de propiedad intelectual de los europeos en terceros países, y permitirá el acceso al conocimiento y a las aptitudes en Estados no miembros de la UE. La estrategia se centrará en determinadas áreas clave, afirma la Comunicación, convirtiendo el espacio europeo de investigación en más atractivo para los mejores científicos, con lo cual los investigadores de la UE tendrán acceso a los conocimientos y la tecnología producidos en el exterior y a los campos experimentales necesarios para la investigación de la UE, desarrollando actividades científicas útiles para ejecutar la política exterior y la ayuda al desarrollo de la UE, y aprovechando los recursos científicos y tecnológicos de la UE y de terceros países en iniciativas que correspondan a problemas mundiales importantes que preocupan a la Comunidad, por ejemplo la seguridad alimentaria, la seguridad ecológica, la salud y las principales enfermedades vinculadas con la pobreza. La comunicación también hace constar el propósito de la Comisión de elevar el perfil de las actividades emprendidas a nivel mundial, y más específicamente, aquellas que se centren en la seguridad alimentaria, luchen contra las enfermedades infecciosas vinculadas con la pobreza, el desarrollo sostenible y la interdependencia de ciencia y sociedad. Son posibles diversos cursos de acción con objeto de coordinar las actividades entre la UE y terceros países, afirma el documento. Son los siguientes: - coordinar las actividades adecuadas que se emprendan dentro de los Estados miembros; - abrir los programas nacionales a la cooperación internacional en investigación o gestionar las redes de actividades nacionales para que la cooperación científica internacional se ajuste a la propuesta de la Comisión en el nuevo Programa Marco; - financiar la necesaria participación de investigadores o instituciones de terceros países en las actividades de las redes de excelencia o proyectos de investigación integrados que se hayan iniciado en las áreas temáticas consideradas como prioritarias por la Comunidad; - en determinados países, promover actividades de cooperación científica en la UE con objeto de generar sinergias con las actividades que se lleven a cabo de conformidad con la política exterior o la política de ayuda al desarrollo de la UE. Desde el punto de vista estructural, la comunicación recomienda la creación de un forum de relaciones científicas y tecnológicas internacionales. El forum sería el responsable de la coordinación entre los socios en cuestión, y estaría formado por representantes de los Estados miembros, las oportunas organizaciones internacionales y expertos científicos de la Comunidad, así como expertos en política exterior, desarrollo e investigación. Otra tarea del forum consistiría en participar en la supervisión tecnológica, analizando las tendencias de la ciencia, la tecnología y la economía de acuerdo con los comentarios procedentes de las actividades de supervisión de la tecnología a nivel nacional, dentro del espacio europeo de investigación y efectuados por los socios externos. Explicando la necesidad de una supervisión tecnológica, la comunicación afirma que "el ritmo acelerado del cambio tecnológico origina la necesidad de recoger la información pertinente en todo el mundo, y de garantizar que se transmite de modo eficiente a los innovadores europeos." Se apoya la movilidad de los investigadores, considerada como un elemento decisivo para reforzar la cooperación entre la UE y terceros países, a través de "mecanismos que promuevan el regreso de estos investigadores a sus países de origen", en otras palabras, con becas de regreso. El Comisario de Investigación ha indicado recientemente que la Comisión está estudiando la concesión de becas basadas en el principio 2+1, financiando un período de dos años en el extranjero y otro año de regreso al país de origen del investigador. La apertura de las operaciones de investigación de la UE al personal y a las organizaciones de investigación de terceros países beneficiarán a ambas partes, afirma la comunicación de la Comisión. La UE se beneficiará del acceso a los nuevos conocimientos y aptitudes, y el personal investigador con talento de los países con menor avance científico obtendrá conocimientos y experiencia que pueden utilizar en favor de su país de origen con posterioridad a su regreso de un puesto de trabajo en Europa. Debido a ello, las redes de excelencia y los proyectos integrados, dos nuevas herramientas propuestas en el futuro Programa Marco, estarán abiertos a la participación de investigadores e instituciones de terceros países. La comunicación, sin embargo, recalca que los países socios tendrán que mejorar su capacidad investigadora para que esta colaboración intensificada funcione con eficacia. El documento afirma que "En el futuro, el programa PHARE u otro instrumento financiero semejante podrán utilizarse en principio para complementar la financiación nacional con objeto de implantar las reformas estructurales necesarias en los países candidatos, en la medida en que se consideren prioritarias en el acuerdo de adhesión." El documento añade que "coordinar las políticas de cooperación científica internacional de estos Estados [terceros países] exigirá una auténtica voluntad política de cooperación en toda Europa por parte de los Estados miembros y un impulso importante de coordinación dentro de la Comisión." También se requiere que los terceros países lleven a cabo un esfuerzo. Se recomienda ayudar a los países candidatos a mejorar sus sistemas de investigación y de desarrollo tecnológico (IDT) y de innovación. Se requiere asimismo desarrollar más vínculos entre las comunidades científicas de los países candidatos y las de los Estados miembros, afirma el documento. En los países asociados del Mediterráneo y los Balcanes hay que promover los intercambios de conocimientos, personal e innovaciones tecnológicas con objeto de fomentar el avance socioeconómico en toda la región. La investigación también debe contribuir a la satisfacción de las necesidades básicas, por ejemplo el desarrollo sostenible, que incluye la gestión integrada del agua, la agricultura y la industria agroalimentaria. En la comunicación se expone un objetivo doble para Rusia y los Nuevos Estados Independientes (NEI). En primer lugar, estabilizar su potencial de investigación, y en segundo lugar, tratar los problemas de interés mutuo, por ejemplo la sanidad y la seguridad ecológica relacionada con el cambio industrial, que incluye la seguridad nuclear y los temas de energía. En los países en desarrollo la investigación deberá contribuir al bienestar socioeconómico de los ciudadanos. En el documento se afirma que la Comunidad debe desarrollar vínculos fuertes con estos países para afrontar un desarrollo sostenible.