Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Los "Proyectos Integrados" piloto modifican el paisaje de la investigación europea

A finales de 2002 la Comisión lanzó tres Proyectos Integrados piloto, a gran escala, en el campo de la investigación sobre genómica para la salud humana. Después de un año de trabajo las experiencias y los logros de estas iniciativas ofrecen una visión acerca de las consecuenc...

A finales de 2002 la Comisión lanzó tres Proyectos Integrados piloto, a gran escala, en el campo de la investigación sobre genómica para la salud humana. Después de un año de trabajo las experiencias y los logros de estas iniciativas ofrecen una visión acerca de las consecuencias que tendrán los nuevos instrumentos del VI Programa Marco (VIPM) sobre la investigación en Europa. En el marco de la sección Calidad de Vida del VPM, los tres proyectos no fueron diseñados específicamente para probar la eficacia de los nuevos instrumentos del VIPM, pero su escala, sus objetivos y sus métodos de trabajo se parecen mucho a las características clave de los nuevos Proyectos Integrados y Redes de Excelencia. Para garantizar la necesaria masa crítica de conocimientos especializados, cada proyecto realizará un mínimo de 150 años de actividad investigadora. En todos ellos habrá proyectos de investigación de vanguardia y proyectos de coordinación para fomentar la sinergia entre programas nacionales, y acogerán a becarios con objeto de formar a jóvenes investigadores dentro de los socios académicos e industriales. Noticias CORDIS habló con el jefe de unidad de genómica fundamental de la Comisión, Dr. Manuel Hallen, junto con los científicos responsables de la coordinación de los tres proyectos desde el interior de la Comisión, y les preguntó qué se había logrado hasta ahora. "Esto continúa siendo un proceso de aprendizaje para todos los implicados, pero después de un año ya se han obtenido enormes resultados," dijo el Dr. Hallen. "El nivel de contactos y el número de reuniones que se han organizado es algo que ninguno de nosotros había presenciado con anterioridad." De hecho, resulta esencial un elevado grado de cooperación entre los diversos socios cuando se tiene en cuenta que uno solo de los proyectos, EUMORPHIA, reúne 22 equipos diferentes que pertenecen a ocho países. El propósito de esta iniciativa, con un presupuesto de 12.300.000 euros, consiste en reunir los principales grupos que investigan en Europa en el ámbito de la genética del ratón con objeto de desarrollar protocolos normalizados para la obtención de fenotipos de sistemas corporales completos. "El ratón es el modelo más empleado para el estudio de los trastornos genéticos en el ser humano," explicó el Dr. Jacques Remacle, científico de EUMORPHIA. "En este campo de la genética es esencial que se definan normas válidas en el ámbito europeo para la obtención de fenotipos. Esto no sólo evitará la duplicidad de esfuerzos, sino que proporciona valiosos datos comparativos a los expertos que trabajan en diferentes laboratorios o países." Después de un año de reuniones y debates, el consorcio se encuentra ahora en condiciones de dar a conocer protocolos operativos de normalización (SOP) para la obtención de fenotipos primarios en abril de 2004. Otro proyecto que se dará a conocer es el desarrollo de nuevas herramientas informáticas para la adquisición y divulgación de datos sobre fenotipos. El propósito del Proyecto Integrado GENOMEUTWIN, con un presupuesto de 13.700.000 euros, es un poco distinto, debido a la relativa madurez de la investigación epidemiológica, afirma el científico Bernard Mulligan. "En Europa la epidemiología se encuentra en una etapa avanzada, y sin embargo los diferentes países han desarrollado sus capacidades de manera independiente." El Dr. Mulligan dijo a Noticias CORDIS que los registros que contienen información genética y de estilo de vida sobre cohortes de población, en especial sobre gemelos, proporcionan valiosas herramientas para el estudio de los factores causantes de las enfermedades humanas. "En la actualidad toda esta información se encuentra en diversas bases de datos en distintos países, de modo que nuestro propósito consiste en unificar estos datos en un sistema europeo diseñado especialmente." El proyecto está empezando a producir resultados interesantes en "modelos" como la altura y la tensión sanguínea, pero los avances referentes a enfermedades complejas aún tardarán en aparecer. El proyecto también aspira a divulgar los resultados entre quienes no sean miembros del consorcio, y en el exterior de la UE. Registros de gemelos de países como por ejemplo Australia han manifestado su interés por participar en el proyecto. El tercer Proyecto Integrado, SPINE, se centra en el ámbito molecular de la genómica. Su núcleo consiste en el desarrollo de nuevas técnicas de alto rendimiento para determinar la estructura tridimensional de las proteínas de las proteínas humanas, las bacterias y virus que han arrojado luz sobre mecanismos biomoleculares de importancia para la salud humana, y que pueden proporcionar objetivos para el desarrollo de nuevos fármacos. "SPINE es el primer proyecto de genómica estructural de carácter transnacional que se lleva a cabo en Europa," ha señalado la científica Josefina Enfedaque. Los 20 socios que participan en el proyecto están unidos en red a través de una base de datos común que refleja en tiempo real el avance del trabajo sobre diversas proteínas, y que mantiene actualizados a los usuarios con respecto a los adelantos que se llevan a cabo en los campos que sean de su interés. "El proyecto SPINE no sólo ha creado una novedosa técnica de cristalización automática para acelerar el proceso de caracterización de la estructura de las proteínas, sino que también ha configurado por primera vez la estructura de una proteína del virus del SARS, lo cual ha ayudado a identificar objetivos para el desarrollo de fármacos," concluyó la Dra. Enfedaque. La capacidad de cambiar el centro de interés de la investigación a lo largo de un proyecto financiado por la UE, como ocurrió en el trabajo de SPINE sobre el virus del SARS, constituye un avance importante, según el Dr. Hallen. "Disponer de libertad para seguir su propia intuición es un enfoque nuevo para los científicos que trabajan en iniciativas financiadas por la UE," expresó. Al preguntársele qué lecciones habían aprendido sus colegas que fuesen de aplicación para los nuevos instrumentos del VIPM, el Dr. Hallen destacó el uso de consejos de asesoramiento científico para supervisar el avance de los proyectos. "Los consejos asesores están constituidos por expertos de primera línea de toda Europa y de todo el mundo, que no tienen una vinculación directa con el proyecto en sí mismo, y por lo tanto, no existen intereses creados. Pueden formular críticas y recomendaciones muy específicas, en caso necesario, y el consorcio está obligado a ponerlas en práctica." Según el Dr. Hallen, el proceso de consulta ascendente de la comunidad científica que ha precedido la selección de los proyectos ha sido igualmente una experiencia muy positiva ya que ha permitido no solamente disponer de una visión de la investigacion genómica de vanguardia en Europa y generar numerosas ideas propuestas por científicios, sino preparar bien a su equipo para las manifestaciones de interés de la primera convocatoria de propuestas del VIPM.