Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El Banco Mundial utilizará la ciencia y la tecnología para impulsar el desarrollo internacional

El Banco Mundial ha anunciado su intención de impulsar la capacidad científica y tecnológica de los países más pobres del mundo para promover su desarrollo económico. En los próximos 12-18 meses, el banco tratará de identificar alrededor de una docena de proyectos científico...

El Banco Mundial ha anunciado su intención de impulsar la capacidad científica y tecnológica de los países más pobres del mundo para promover su desarrollo económico. En los próximos 12-18 meses, el banco tratará de identificar alrededor de una docena de proyectos científicos que han resultado efectivos en algunas partes del mundo, y reproducir su éxito en otros países en desarrollo que afrontan problemas similares, concretamente en África, según SciDev.Net. 'Nuestro objetivo principal es ayudar a los países a desarrollar sus sistemas nacionales de innovación, en el sentido más amplio de la palabra,' explica Al Watkins, coordinador del banco en ciencia y tecnología. Los fondos para los proyectos procederán de los países donantes del Banco Mundial, bien a través de la creación de un fondo dedicado a la ciencia y la tecnología, o estableciendo las iniciativas idóneas para la financiación en virtud de la siguiente ronda de préstamos de la Ayuda al Desarrollo Internacional (IDA). Además de abordar problemas específicos, por ejemplo en el campo de la investigación agrícola, los objetivos del proyecto serán mejorar las capacidades de investigación de los países en desarrollo, fortalecer los vínculos entre universidades, centros de investigación y la industria, y promover el desarrollo de la tecnología industrial. 'Desgraciadamente, el Banco Mundial ignora estas cuestiones con demasiada frecuencia porque considera equivocadamente que no están directamente relacionadas con la misión principal de erradicar la pobreza y cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio,' explica el Sr. Watkins. Los fondos del Banco Mundial para las iniciativas de ciencia y tecnología se redujeron en la década de los ochenta y los noventa porque la institución se centró más en la promoción de las reformas económicas. Como consecuencia, los esfuerzos posteriores para promover la ciencia y la tecnología han carecido de coherencia y de orientación. Esta última iniciativa, no obstante, cuenta con el respaldo del presidente del Banco Mundial, James Wolfensohn, que desea ver un número cada vez mayor de actividades del banco a través de lo que él define como 'el cristal de la ciencia y la tecnología'. '[Existen] multitud de indicios de que en muchos campos, la ciencia y la tecnología pueden realizar una contribución importante [al desarrollo], siempre que nos centremos en ellos de una forma más coherente, y no de forma episódica como respuesta a algunos estímulos, como hacemos ahora,' señala el Sr. Wolfensohn. Para demostrar cómo se transfiere el éxito de los proyectos científicos de una región a otra, el Sr. Wolfensohn mencionó la investigación desarrollada por los centros asociados al grupo consultivo de investigación agrícola internacional (CGIAR), que ha sido responsable del impresionante aumento de la productividad de alimentos en Asia. 'Tomar los logros de CGIAR en Asia y garantizar su reproducción en África parecería algo descabellado. De hecho, parece como si hubiera muchos triunfos que cosechar aquí sin redactar un largo tratado teórico sobre la aplicación de la ciencia y el desarrollo al desarrollo,' afirmó. Para concluir, el Sr. Watkins destacó el ejemplo de Corea del Sur: 'Corea del Sur comenzó a invertir en conocimiento no cuando era un país rico, sino cuando era una nación pobre que trataba de hacerse rica. Éste es el mensaje más importante que hay que extraer. La ciencia y la tecnología no son un lujo sino una necesidad para los países pobres.'