Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Nueva empresa belgo-finlandesa basada en la tecnología de los medicamentos fabricados a partir de plantas.

Científicos de Bélgica y Finlandia se han unido para crear una empresa conjunta basada en una tecnología única que les permite aumentar la producción de medicamentos fabricados a partir de células vegetales. Alrededor del 25 por ciento de los medicamentos actuales se fabrica...

Científicos de Bélgica y Finlandia se han unido para crear una empresa conjunta basada en una tecnología única que les permite aumentar la producción de medicamentos fabricados a partir de células vegetales. Alrededor del 25 por ciento de los medicamentos actuales se fabrican a partir de plantas, lo que representa a escala mundial un volumen de negocio de 33.000 millones de euros. Las plantas son, por lo tanto, esenciales para el tratamiento de muchas enfermedades. Sin embargo, la fabricación de medicamentos a partir de plantas es muy lenta y se realiza en pequeñas cantidades. En 1980 los científicos intentaron mejorar la producción dirigiendo su atención a las células vegetales. Se sabe que las células vegetales producen las mismas sustancias que las plantas pero mucho más deprisa. Sin embargo, los cultivos de células tienen también algunas limitaciones. La producción de metabolitos secundarios, la sustancia farmacéutica producida por un proceso metabólico, es limitada pero muy importante desde el punto de vista médico. El equipo de científicos del Instituto interuniversitario flamenco de biotecnología (VIB) y el Centro de investigación técnica de Finlandia (VTT) han desarrollado una tecnología que aumenta la producción de estos metabolitos secundarios de una forma muy precisa, disminuyendo de esta forma el tiempo de producción. "Al modificar el ADN de las células vegetales, los [científicos] han aumentado la producción de ciertos productos y han paralizado la producción de otros. Su tecnología les permite igualmente introducir combinaciones de genes de otras plantas en los cultivos de células vegetales y generar así nuevos metabolitos secundarios", explican los investigadores en una declaración conjunta. La tecnología aumenta, por lo tanto, la producción de metabolitos secundarios y ofrece la oportunidad de producir nuevos metabolitos secundarios. Los investigadores ya han desvelado el perfil genético de la flor de príncipe, fuente natural de un medicamento utilizado como tratamiento contra el cáncer. Los equipos belgas y finlandeses han constituido ahora la empresa denominada SoluCel Ltd con el fin de seguir desarrollando esta tecnología. "Solu" es la palabra finlandesa para "célula".

Países

Bélgica, Finlandia