Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

A trav¿s de un proyecto de la UE se desarrollan comunicaciones "inteligentes" para mejorar el transporte por carretera

Hasta ahora, las Tecnolog¡as de la informaci¢n y las comunicaciones (TIC) orientadas a los sistemas de seguridad para los conductores de veh¡culos y otros usuarios de las v¡as han consistido principalmente en dispositivos aut¢nomos o que funcionaban por s¡ solos. Sin embargo, ...

Hasta ahora, las Tecnolog¡as de la informaci¢n y las comunicaciones (TIC) orientadas a los sistemas de seguridad para los conductores de veh¡culos y otros usuarios de las v¡as han consistido principalmente en dispositivos aut¢nomos o que funcionaban por s¡ solos. Sin embargo, un proyecto recientemente lanzado por la UE se ha fijado el objetivo de desarrollar un sistema "inteligente" que permita la comunicaci¢n entre los veh¡culos y las infraestructuras viales con el que se promete mejorar no s¢lo el flujo del tr fico rodado, la seguridad y el impacto medioambiental, sino tambi¿n el nivel de confort de los conductores. El Proyecto Integrado CVIS (Cooperative Vehicle-Infrastructure Systems) ha sido subvencionado con 22 millones de euros a trav¿s de la secci¢n de Tecnolog¡as de Sociedad de la Informaci¢n del VI Programa Marco (VIPM). Dirigido por ERTICO, la asociaci¢n p£blico-privada plurisectorial europea sobre desarrollo y despliegue de sistemas y servicios de transporte inteligente, en el proyecto participan un total de 63 socios de toda Europa, entre los que se encuentran fabricantes de veh¡culos, empresas de telecomunicaciones, institutos de investigaci¢n y universidades, y autoridades locales. Seg£n el director del proyecto, Paul Kompfner de ERTICO, el objetivo es "iniciar una revoluci¢n en la movilidad de los viajeros y bienes, creando una forma completamente nueva de interactuar los conductores, sus veh¡culos, los bienes que portan y la infraestructura de transportes". "De hecho, si tiene ¿xito, CVIS permitir a los conductores influir directamente en el sistema del control del tr fico y guiar a los veh¡culos hacia la ruta m s corta de su destino, lo que contribuir enormemente a reducir la congesti¢n del tr fico. La informaci¢n mostrada en las se¤ales de carretera estar n ahora disponibles a trav¿s de la banda ancha en el visualizador interior del veh¡culo. Estos visualizadores, afirman los miembros del consorcio, podr¡an tambi¿n alertar a los conductores de la proximidad de veh¡culos de emergencia, permitiendo que el personal pueda llegar al lugar del accidente con mayor rapidez y menor riesgo para ellos y los veh¡culos que encuentran en su camino. De igual forma, se podr realizar un seguimiento continuo del transporte de materias peligrosas y darles prioridad en una ruta segura seleccionada previamente. El ¿xito del proyecto depende, no obstante, en gran medida de la completa operabilidad entre las diferentes marcas de coches y entre los veh¡culos y los diferentes tipos de sistemas de arcenes. Para conseguirla, se intentar a trav¿s del proyecto CVIS desarrollar lo que afirman que ser una "primicia" en el mundo: una "caja" o terminal en red basada en ISO CALM, un conjunto estandarizado de protocolos de interfaz para las comunicaciones a alta velocidad del ITS (sistema inteligente de transportes), que se podr utilizar en los veh¡culos o como parte del equipamiento de los arcenes. A trav¿s de la terminal y utilizando muchos medios diferentes, como tel¿fonos m¢viles y redes de rea local inal mbricas, microondas de corto alcance (DSRC) o infrarrojos, podr n comunicarse continuamente a la perfecci¢n entre ellos. Adem s de los obst culos t¿cnicos, el proyecto se enfrenta tambi¿n al reto de garantizar la asimilaci¢n y el despliegue a gran escala de esta tecnolog¡a interoperable por parte de los fabricantes de coches, administraciones p£blicas y ciudadanos en general. Anticip ndose a los probables obst culos, el proyecto est elaborando un conjunto de medidas para abordar cuestiones como la aceptaci¢n del usuario, el derecho a la intimidad y la protecci¢n de los datos, la apertura e interoperabilidad de los sistemas, los riesgos y responsabilidades, las necesidades a nivel pol¡tico, los modelos de negocio costes/beneficios y los planes de expansi¢n para su aplicaci¢n. En cuanto a la validaci¢n de los resultados del proyecto, todas las tecnolog¡as y aplicaciones CVIS se probar n en uno o m s sitios de pruebas de seis pa¡ses europeos: Francia, Alemania, Italia, Pa¡ses Bajos/B¿lgica, Suecia y Reino Unido.

Artículos conexos