Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un informe recomienda la creación de una "marca" para promover la enseñanza superior en Europa

En Europa, la enseñanza superior debería ser promovida en otros continentes como una "marca" distintiva, según un nuevo informe sobre las percepciones en torno al sistema de enseñanza superior europeo en terceros países. Como "marca" sólo puede abarcar elementos comunes a todo...

En Europa, la enseñanza superior debería ser promovida en otros continentes como una "marca" distintiva, según un nuevo informe sobre las percepciones en torno al sistema de enseñanza superior europeo en terceros países. Como "marca" sólo puede abarcar elementos comunes a todos los países europeos, y el informe recomienda se ensalce la calidad de la enseñanza europea, su tradición y los títulos compatibles a nivel internacional que oferta. El informe presenta los resultados de una encuesta llevada a cabo a instancias de la Dirección General de Educación y Cultura de la Comisión Europea. En ella participaron 20.000 entrevistados, lo que la convierte en una de las de mayores dimensiones de este tipo que se haya realizado jamás. El estudio se basa en las encuestas a gran escala llevadas a cabo en seis países: China, India, Méjico, Brasil, Rusia y Tailandia e incluye entrevistas y trabajos de investigación documental. Para poder establecer una comparativa, el estudio incluyó también a los estudiantes internacionales que residían en EEUU. En total, contestaron a los cuestionarios 11.471 estudiantes de los países seleccionados; 1.235 miembros del personal de las mismas instituciones; y casi unos 9.000 estudiantes accedieron al cuestionario en línea. Además, contó con la participación de más de 400 estudiantes internacionales residentes en EEUU. El informe resultante señala que, aunque Europa cuenta con una participación razonable de estudiantes extranjeros de fuera de Europa, EEUU sigue siendo el destino preferido, y "la capacidad de Australia para atraer a estudiantes extranjeros es notable, en relación con su tamaño". Otras conclusiones importantes describen cómo Europa consigue relativamente bien atraer a estudiantes de Rusia y América Latina aunque, en relación EEUU y Australia, pierde en número de estudiantes asiáticos que son, con mucho, más numerosos. Los estudiantes extranjeros que deciden estudiar en Europa eligen en su inmensa mayoría Reino Unido, Alemania o Francia. Otros países, concretamente los nuevos Estados miembros de la UE y del sur de Europa, están infrarrepresentados. El interés en los países nórdicos y en Países Bajos está, sin embargo, comenzando a aumentar. La encuesta reveló que algunas universidades específicas de EEUU tienen una mayor visibilidad que las universidades individuales de otros países. En términos de percepción, la mayoría de los estudiantes internacionales ven a Europa como una serie de países diferentes más que una única entidad cuando se trata de la enseñanza superior. Los entrevistados clasificaron a EEUU en primer lugar en cuanto a materias relacionadas con la innovación, la competencia y el dinamismo, y al resto de Europa como los primeros en artes, música y cultura. Los estudiantes consideran también a este continente como el destino con un mayor número de universidades tradicionales. Europa y Australia se consideran más accesibles que EEUU, principalmente en relación con obtención de los permisos de entrada al país, y a Europa como más asequible en términos económicos. La única desventaja de Europa a los ojos de los estudiantes asiáticos es, según manifestaron, su diversidad de lenguas. Las entrevistas demostraron también que no estaba generalizado el conocimiento sobre programas impartidos en inglés en los países que no son de habla inglesa. El informe señala la falta de información en terceros países sobre la enseñanza superior europea y su recomendación principal se orienta a la creación de un portal web único que sea suficientemente publicitado y regularmente actualizado. También propone clasificaciones a nivel de toda Europa y mejorar el apoyo económico destinado a los estudiantes de fuera de Europa. El portal debería estar respaldado por una oficina europea dotada de funciones de coordinación, que se ocuparía de la "marca" y sería claramente identificada como el "emisario" europeo de información sobre los programas de enseñanza superior en Europa. "Crear y promover una marca europea es necesario pero no suficiente. Para mejorar el atractivo internacional, se deben realizar esfuerzos dentro del sistema de enseñanza superior propiamente dicho", señala el informe. Para garantizar la mejora de la calidad de la enseñanza superior en Europa, el informe sugiere que las instituciones tengan autonomía para: seleccionar sus estudiantes internacionales; ofrecer becas institucionales para los solicitantes internacionales altamente cualificados; permitir a los estudiantes internacionales acceder a fuentes alternativas de financiación; y contratar a profesores y personal de investigación de alta calidad. El informe recomienda la aplicación de políticas más flexibles de inmigración y relativas a los permisos de entrada al país y se desarrollen más programas impartidos en inglés. También insta a los países e instituciones individuales a que encuentren su nicho empresarial e inviertan en el desarrollo de sus fortalezas específicas. El Comisario europeo de Educación, Formación, Cultura y Multilingüismo, Ján Figel', quien tuvo palabras de elogio para el informe, prometió mantener a la Comisión Europea comprometida en la promoción de los sistemas de enseñanza superior de la UE.