Skip to main content

Article Category

Entrevista

Article available in the folowing languages:

Potocnik habla a Noticias CORDIS a través de su enfoque "sencillo" de la política de investigación de la UE

"Me gusta la gente de pensamiento libre, es cierto". Declaró el Comisario europeo de Ciencia e he Investigación, Janez Potocnik, en una entrevista concedida a Noticias CORDIS. Se estaba refiriendo a Bob Marley: Se cree que es admirador suyo por el bello retrato del difunto can...

"Me gusta la gente de pensamiento libre, es cierto". Declaró el Comisario europeo de Ciencia e he Investigación, Janez Potocnik, en una entrevista concedida a Noticias CORDIS. Se estaba refiriendo a Bob Marley: Se cree que es admirador suyo por el bello retrato del difunto cantante jamaicano que decora su pared. De hecho, el cuadro fue un regalo de su hijo, artista y verdadero fan de Marley. Pero la admiración gratuita del Comisario Potocknik y su pensamiento sencillo traspasan su enfoque del Programa Marco que está encargado de administrar. El próximo VII Programa Marco (VIIPM) durará más tiempo y tendrá sustancialmente más presupuesto que antes. El VIIPM también desempeñará una función importante a la hora de fijar la agenda europea de investigación e innovación. Pero él es realista acerca de los desafíos a los que habrá que enfrentarse. "Ahora pienso que quizás la mayor verificación de la realidad sea que todo está interconectado y es complejo y no hay soluciones rápidas", afirma. Nacido en la Antigua Yugoslavia en 1958, trabajó como director adjunto y posteriormente como director del Instituto de Análisis Macroeconómico y Desarrollo en Ljubljana, obteniendo durante su trayectoria profesional un doctorado en economía y convirtiéndose simultáneamente en investigador jefe en el Instituto de Investigación Económica de Ljubljana. Eslovenia se convirtió en una nación independiente en 1991 y él se introdujo en el mundo de la política. Negoció la adhesión de Eslovenia a la UE y fue nombrado ministro consejero en el gabinete del Primer Ministro esloveno entre 2001 y 2002, así como en ministro de Asuntos Exteriores de 2002 a 2004. Actualmente es Comisario de su país, habiendo asumido el cargo en 2004. Es muy consciente de la importancia vinculada a la investigación y al Programa Marco: La investigación ha subido en la agenda en los últimos años, pero él está deseando ponerla en funcionamiento. El progreso del VIIPM a través del procedimiento parlamentario está ahora casi concluido, después de casi dos años, y éste "es el primer paso necesario; ahora debe atenderse a la realidad muy de cerca", declara. El Comisario declara que quiere que el VIIPM se vincule "directamente" a las vidas de las personas. Pero, ¿cómo? "La idea es hacer las cosas de un modo diferente y mejor. Pero si pudiera haber una amplia visión de futuro del Programa Marco, ésta podría consistir en la siguiente declaración: "Esto es dinero público". El dinero público debería hacer frente a los principales desafíos y a las principales disfunciones del mercado. ¿Quien realizaría, por ejemplo, la investigación en fusión si no lo hiciéramos nosotros? En todos los aspectos, está muy interconectado con las vidas de las personas y su calidad. Algunos más directamente y otros más implícitamente. Pero creo que no hay nada que esté fuera de ese argumento." Una forma de lograr esto es simplificar: Hacer el VIIPM más accesible. "Cuando vi la estructura del VIPM, me di cuenta de que no se entendía tan fácilmente. La primera decisión que quisimos tomar fue la siguiente: "Hagamos el programa tan sencillo que incluso el Comisario pueda explicarlo", declara sonriendo. Otra área fomentada considerablemente en el ámbito del VIIPM es la participación empresarial. Algunas empresas, incluidas las pequeñas y medianas empresas (PYME) se sintieron un tanto al margen en el VIPM. El VIIPM necesitaba aumentar la presencia empresarial, para asegurar la explotación sólida de los resultados. "...en el pasado hemos recibido quejas procedentes del sector empresarial que alega que no le escuchamos lo suficiente. Por lo tanto, pienso que en el VIIPM se prestará mucha más atención a la empresa. Disponemos de las plataformas tecnológicas, que constituyen un movimiento sorprendentemente nuevo, ya que por primera vez, tenemos en el ámbito de la Unión Europea, una iniciativa empresarial que une a los Estados miembros, reguladores e instituciones financieras para discutir sobre su visión de futuro y sus agendas de investigación. Esta constituye una base sólida que nos está ayudando a dirigir nuestros esfuerzos. Y es gratificante. La comunidad empresarial está hoy mucho más satisfecha con nuestro enfoque". Pero esto no ocurre a costa de la investigación fronteriza, pues el VIIPM está creando también el nuevo Consejo Europeo de Investigación (CEI). "Por primera vez tenemos la posibilidad de tener una "Liga campeona" de investigadores en el ámbito de la UE [...]. Esto podría ayudarnos también en el futuro a desarrollar la agenda europea de investigación". Para los investigadores, la simplificación del VIIPM era esencial y se han realizado notables esfuerzos para lograrla. "Cuando ves cuánto cuesta conseguir un contrato, y ves cuántos informes hay, intentas ir realmente en la dirección opuesta. Este no es sólo un mensaje político por mi parte sino que intento convertirlo en una realidad en la medida de lo posible, y todos nuestros esfuerzos están yendo en esta dirección. Al final del mandato habrá sólo dos declaraciones posibles: Hemos realizado una simplificación o la simplificación es pura ficción". Pero el VIIPM no ha funcionado del todo bien. El Parlamento Europeo juzgó necesaria una revisión del Consejo Europeo de Investigación (CEI) después de transcurrido tan sólo un año. El Comisario pensó que necesitaba más tiempo pero consideró que el motivo que había detrás del desacuerdo era "bastante razonable": Un deseo de debatir sobre el CEI tanto en el mandato de este Parlamento Europeo como en él mismo. Los cabilderos también están decepcionados por la ausencia continuada de exoneraciones especiales para áreas como la energía renovable o la investigación en discapacidad. En este aspecto el Comisario se adelanta explicando aquello para lo que se necesita realmente el dinero: La creatividad. "Tenemos programas en el presupuesto que están destinados claramente a la cohesión, o también a otras tareas, pero predominantemente la orientación de nuestro trabajo y nuestra misión consisten en apoyar la creatividad para respaldar la excelencia en la Unión Europea, apoyar la cooperación y sacar el máximo provecho de los recursos que tenemos. "Las exoneraciones especiales no ayudarían mucho en este enfoque. Pero esto no significa que no estemos apoyando, por ejemplo, las energías renovables. Por supuesto, las energías renovables se consideran aparte. Necesitan atención porque, en este mundo en el que la energía es escasa, necesitamos buscar todas las soluciones potenciales, y las energías renovables son las más estimulantes y eficaces que conocemos. Son respetuosas con el medio ambiente y eso es algo que me toca muy de cerca", declara. Como se ha descrito anteriormente, el VIIPM se considera una parte crucial del actual impulso de la innovación en Europa. El Comisario Potocnik ha sido elocuente en su apoyo al informe del grupo experto de Esko Aho sobre la innovación para Europa, que ofrece un argumento económico claro y un anteproyecto de inversión en investigación para estimular la innovación. Es necesaria una masa crítica de mensajes que lleguen de tal manera que se conviertan en realidad. Esko Aho no es el único que apoya esta idea. Nosotros hemos pensado acerca de ello anteriormente y también figura en el último documento sobre innovación. Pero este tipo de político serio es necesario, él ha llevado el trabajo a la realidad, puesto que cambió la situación en Finlandia. Tiene una buena credibilidad para decir eso y resulta de gran ayuda. También otros políticos están escuchando atentamente y éste es un mensaje alto y claro para todo el mundo. Necesitamos mensajes alto y claro. Una de sus ideas es la de los mercados líderes que, por supuesto, no sólo está escogiendo a ganadores, y creo que está perfectamente en línea con una lógica de economía de mercado", declara. El Comisario cita el ejemplo del GSM, el móvil estándar desarrollado y explotado a gran efecto en Europa y ahora el móvil estándar internacional. "Esto nos proporcionó a nosotros y, por ejemplo, a Nokia y los demás, muchas ventajas y oportunidades para utilizarlo. Estamos hablando de ejemplos de este tipo", declaró. Si pueden desarrollarse otros estándares europeos, Europa tendrá una clara ventaja en estas áreas. "Hay que ver esto como una forma de intentar romper algunos de los debates abiertos en [...] Si se está de acuerdo en el aspecto que tendrían las cosas y cuál sería el estándar, sería mucho más fácil para la industria lanzarse de verdad, y dirigir hacia ahí todo su desarrollo", afirma. Otra vía de innovación es el Instituto Europeo de Tecnología (IET) que es más polémico. Los académicos y los centros de investigación y análisis de política pública se han declarado firmemente a favor o en contra, sin consenso. ¿Es una buena idea? "Sin ninguna duda, espero que ocurra", declara. Y afirma que el papel del IET es bastante específico. "El problema es que la interconexión de los tres ángulos de conocimiento, la educación, I+D [investigación y desarrollo] y la innovación, no está funcionando bien en Europa [...]. Y la creación del IET está básicamente para superar eso o ayudar a que se supere este tipo de problema. Por lo tanto, no deberíamos incluirlo en la misma canasta que el IET, ya que es una cuestión totalmente diferente. El IET es y debería ser el proveedor de conocimiento". El Comisario se mostró impaciente por eliminar algunos malentendidos. Uno de ellos es que las Plataformas Tecnológicas están examinando motivos por los que los proyectos deban trasladarse a Iniciativas tecnológicas conjuntas. Habrá un número limitado de éstas iniciativas, por lo tanto, ¿no se sentirán algunos sectores decepcionados por no avanzar? "El problema radica más en el origen que en el argumento", declara. El Comisario rechaza también la idea de que los proyectos de las Plataformas Tecnológicas se enfrenten a una decepción, "porque están muy adelantados y en realidad su potencial es mucho mayor del que hubiéramos imaginado cuando tomamos la iniciativa de desarrollarlos. Han demostrado verdaderamente que tienen un gran potencial en el contexto de los mercados líderes y en el contexto del Instituto Europeo de Tecnología, en el contexto de todos estos debates que en realidad no tienen mucho que ver con la investigación en sí, van más allá de la investigación, de modo que si comprenden lo importante y serio que es el trabajo que están realizando y cuál es su potencial, dicha decepción desaparecerá definitivamente. Otro malentendido es que el espacio europeo de investigación será relanzado. "No será relanzado, ésta no es la palabra adecuada", declara. El Comisario piensa que una vez se lance el VIIPM, y el proceso político haya acabado, él se concentrará en el desarrollo del espacio europeo de investigación. "La atención puesta en la investigación y el conocimiento de su importancia es ahora mucho mayor de lo que era, y tenemos esta energía y queremos utilizarla. Porque es importante que mantengamos al día este asunto. También es importante que debatamos sobre las futuras direcciones de Europa, con la mente clara en lo que respecta a lo que queremos hacer. Esto es exactamente lo que nos gustaría hacer durante el 2007". El Comisario quiere que los Estados miembros abran la financiación nacional a los proyectos del espacio europeo de investigación. "Necesitamos tener un compromiso político claro, y hay cuestiones que guardan conexión con la mejora de la movilidad y la coordinación de todo ello, y necesitamos gestionar de manera clara lo que ya hemos hecho en el VIIPM. Ya hemos introducido la cofinanciación, por lo tanto, estamos preparados para cofinanciar si los Estados miembros aceptan". Sin embargo, la idea del espacio europeo de investigación es algo más que investigación. Podría ser una herramienta para propagar la idea de la unión en sí. "Eslovenia se adhirió a la UE en 2004. Hemos participado en investigación desde el IVPM, desde 1994. Esto es un hecho. Luego la realidad es que incluso hoy en día los socios en I+D son de alguna forma precursores. La investigación normalmente derriba muros antes de que sigan los asuntos políticos", declara. "Francamente, si somos serios y estamos en vías de una potencial ampliación hacia el oeste de los Balcanes y Turquía, pienso que es hora de ayudarles y de hacerles miembros asociados lo antes posible, de este modo comenzarán a cooperar simplemente mejor de lo que lo hicieron en el pasado. Estoy decidido a caminar en esta dirección, con el fin de ofrecerles condiciones que podrían resultar lo suficientemente atractivas como para que pensaran seriamente, por una parte, en convertirse en miembros asociados y, por otra parte, en establecer una conexión entre las cosas que realizarían en el interior del país y la manera en que les trataríamos en el PM". Mientras la extensión del espacio europeo de investigación podría tener un impacto importante en el futuro de la investigación europea, mediante el aumento de la cooperación, otro proyecto, el proyecto ITER, de investigación sobre la energía de fusión, puede ser su legado. El ITER, con base en Cadarache, Francia, es "una de las cosas que por supuesto nunca olvidaré, ya que es histórico, y más importante de lo que se está considerando en estos momentos. Este proyecto tendrá éxito. Naturalmente, se trata de una realidad geopolítica a largo plazo". Una vez en funcionamiento, la potencia de la fusión podría dar respuesta a muchos problemas no sólo en Europa, sino en todo el planeta, como por ejemplo, la quema de combustibles fósiles. Entretanto, el VIIPM tiene como objetivo estimular la investigación en aquellas áreas que realmente lo necesitan, de las PYME a áreas de investigación de vanguardia, pasando por el fortalecimiento del espacio europeo de investigación y el descubrimiento de alternativas hasta que la potencia de fusión se convierta en una realidad. Si Europa presenta una fuerza mayor gracias a su esfuerzo por innovar, que así sea.