Skip to main content

Advanced measures to reduce cyclists' fatalities and increase comfort in the interaction with motorised vehicles

Article Category

Article available in the folowing languages:

Sistemas para circular de forma segura en bicicleta

Los ciclistas son vulnerables y deben confiar en que los automovilistas los vean. Ahora pueden estar seguros.

Economía digital
Transporte y movilidad

Ir en bicicleta es divertido y saludable, pero puede ser peligroso. Entre 2010 y 2016, alrededor de 2 000 ciclistas europeos fallecieron cada año en accidentes de tráfico. En la mayoría de los casos, la causa fueron incidentes en los que intervinieron vehículos de motor. Actualmente existen pocos sistemas de seguridad para ciclistas, y los que hay son limitados. Por ejemplo, las soluciones de infraestructura, que utilizan cámaras para detectar a los ciclistas, son poco fiables. Además, los sistemas disponibles integrados en la bicicleta y en el vehículo no interactúan ni comparten información con otros sistemas. El proyecto financiado con fondos europeos XCYCLE catalogó las deficiencias de los sistemas de seguridad de bicicletas y desarrolló sustitutos. Los nuevos dispositivos funcionan por separado, pero también se integran creando un sistema de seguridad de gran precisión. Según explica el profesor Luca Pietrantoni, responsable del proyecto: «Empezamos revisando y evaluando técnicamente todas las tecnologías de seguridad para ciclistas disponibles. También analizamos las estadísticas de los accidentes de tráfico de diez países de la Unión Europea con el objetivo de identificar los escenarios más peligrosos para la interacción bicicleta-vehículo de motor». El más destacado de estos es el accidente en el que los automovilistas giran cuando las bicicletas se encuentran en su punto ciego, situación que representa el 35 % de las víctimas de ciclistas. Nuevos sistemas de seguridad El equipo de XCYCLE desarrolló y probó tres conjuntos independientes de sistemas de seguridad: sistemas de detección basados en sensores, sistemas de alerta y algoritmos de gestión de tráfico. El primer conjunto emplea sensores y cámaras para detectar la presencia de ciclistas. La innovación incluye un sistema de visión estereoscópica para detectar el movimiento en las intersecciones, además de un sistema de banda ultraancha que determina las posiciones de los ciclistas. Juntas, ambas tecnologías aportan una visión dinámica completa de una intersección, lo cual confiere la capacidad de ubicar y hacer el seguimiento de los ciclistas. Los investigadores del equipo desarrollaron además un sistema integrado en el vehículo que avisa de los ciclistas que circulan en un punto ciego del vehículo. Este detector es especialmente pertinente para los grandes camiones que giran en intersecciones. Un segundo conjunto de sistemas utiliza datos recogidos por sensores con el fin de predecir las trayectorias y evaluar el riesgo. Empleando sistemas de comunicación inalámbricos, se comparte información entre los vehículos, las infraestructuras cercanas y los ciclistas. La novedad final es un módulo de algoritmos patentado para el sistema Green Wave, llamado ImFlow. Green Wave detecta a los ciclistas y calcula su velocidad de aproximación a una intersección. El sistema gestiona después los semáforos, de forma que los ciclistas no tengan que detenerse y puedan pasar por una oleada de semáforos en verde a lo largo de una serie de intersecciones. ImFlow mejoró la predicción del tiempo hasta el semáforo en verde y presentó una mejora de la eficiencia del tráfico del 11 % en comparación con otros algoritmos. La innovación no afectó negativamente otros tráficos, pero redujo los tiempos de espera de los ciclistas e incrementó el número de ciclistas capaces de pasar por una intersección cada ciclo. Integración de sistemas y futuro Según añade el profesor Pietrantoni: «Un logro importante de XCYCLE es la fusión de distintos sistemas de seguridad». Los dispositivos radioeléctricos integrados en el vehículo y la bicicleta intercambian información entre distintos usuarios de la carretera. «Juntas, las tecnologías vinculadas superan las deficiencias de cada sistema por sí solo». El sistema ayuda asimismo a evitar falsas alarmas y a reducir la carga de trabajo de los usuarios de la carretera a través de alertas eficaces. El proyecto XCYCLE no tenía objetivos comerciales. Aunque la iniciativa terminó en noviembre de 2018, el Observatorio Europeo sobre Seguridad Vial seguirá haciendo uso de los conocimientos y herramientas del proyecto para trabajar por conseguir los objetivos de la Comisión Europea de «Visión Cero». Los nuevos sistemas pueden llegar a imponerse como norma, ayudando así a todos los usuarios de la carretera a identificar y evitar los peligros que afectan a los ciclistas. Esto se traducirá en una circulación en bicicleta más segura y eficiente.

Palabras clave

XCYCLE, sistema de seguridad, intersección, circulación en bicicleta, usuarios de la carretera, vehículo de motor, punto ciego, Green Wave, ImFlow, seguridad de la bicicleta, gestión del tráfico

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación