Skip to main content

Article Category

Entrevista

Article available in the folowing languages:

El Consejero Científico de Irlanda expone las ambiciones científicas del país

La ciencia irlandesa está en alza. En los últimos años, Irlanda ha logrado doblar su capacidad científica y, de cara a los próximos seis o siete años, se propone doblarla de nuevo. En una entrevista concedida a CORDIS Noticias, el profesor Patrick Cunningham, Principal Conse...

La ciencia irlandesa está en alza. En los últimos años, Irlanda ha logrado doblar su capacidad científica y, de cara a los próximos seis o siete años, se propone doblarla de nuevo. En una entrevista concedida a CORDIS Noticias, el profesor Patrick Cunningham, Principal Consejero Científico (CSA) de Irlanda, habló de su cargo y de la relación de éste con las ambiciones científicas de Irlanda, entre las que está acoger el ESOF (Euroscience Open Forum) en 2012. El profesor Cunningham tiene tras de sí una larga e ilustre trayectoria científica en el campo de la zoología. Entre otros logros destacables, ha desarrollado técnicas pioneras para medir la diversidad genética del ganado y un sistema de trazabilidad del ADN para el sector cárnico que goza de un uso muy extendido en Europa a raíz de la crisis de la encefalopatía espongiforme bovina. Además, ha trabajado en el Banco Mundial y en la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Asumió el cargo de CSA a comienzos de 2007, siendo la segunda persona que lo ostenta. Su función consiste en asesorar al gobierno sobre cuestiones científicas de cualquier disciplina. En tono jocoso, dijo que su trabajo es «saberlo todo»; en la práctica, el Sr. Cunningham y su ayudante consultan a los mayores expertos de Irlanda en todos aquellos temas que no pertenecen a su área de conocimiento. Afirmó que este proceso de aprender, consultar y aclarar es uno de los aspectos más gratificantes de su puesto. Su deber es ofrecer un «asesoramiento independiente y bien fundamentado en torno a cuestiones cuya esencia es de índole científica», señaló. Sus responsabilidades incluyen también aconsejar al gobierno con respecto a la aplicación de la estrategia científica nacional. Según él, el Gobierno de Irlanda es consciente desde hace cierto tiempo de la importancia de la ciencia y la tecnología para propiciar mejoras en el bienestar de la sociedad y la economía. Así, en 1994, el gobierno se propuso doblar la capacidad científica del país, cosa que ha conseguido. Ahora este país se ha fijado la meta de doblar de nuevo el número de investigadores por medio de un programa de desarrollo que está en marcha desde 2006 y que concluirá en 2013. Si lo consigue, Irlanda se colocará en el cuartil superior de la clasificación de la OCDE, codo con codo con países punteros como Finlandia, Suecia y Suiza. El profesor Cunningham se muestra optimista con respecto a la consecución de esta ambiciosa meta. «Nuestra economía lleva diez años creciendo a un ritmo del 7% anual. La inversión pública en ciencia e investigación ha sido del 14%, es decir, el doble que el ritmo de crecimiento de la economía, y existe un compromiso para que continúe así durante seis o siete años más», explicó, y destacó que la inversión privada en I+D ha ido en paralelo a la inversión pública y que numerosas compañías farmacéuticas e informáticas importantes cuentan con grandes sedes en Irlanda. Entretanto, la Science Foundation Ireland (Fundación de la Ciencia de Irlanda) viene concediendo unas subvenciones que han logrado atraer al país a prestigiosos investigadores extranjeros. En los últimos meses, el CSA ha asumido también la tarea de abanderar la candidatura de Dublín para acoger el ESOF en 2012. En ese año, Irlanda estará a punto de concluir su actual plan de estrategia científica y «opinamos que tendremos motivos de celebración», aseguró el profesor Cunningham. Éste considera que acoger el ESOF consolidaría la naturaleza internacional del panorama científico irlandés. En cuanto a infraestructuras, se prevé que en 2010 estará listo el nuevo y moderno palacio de congresos de Dublín, un lugar ideal para dicho acontecimiento. Si resulta elegida para el ESOF, Irlanda pretende darle un sabor auténticamente internacional y programar actividades que pongan en contacto a la comunidad científica europea con la de otros países del mundo, como la de China, India y Estados Unidos.

Países

Irlanda