Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Investigadores encuentran relación entre el cáncer de cuello uterino y la nacionalidad

Un nuevo estudio del Instituto Karolinska (Suecia) ha arrojado luz sobre la relación entre el cáncer de cuello uterino y la nacionalidad. El estudio, que abarcó los controles ginecológicos realizados a todas las mujeres de este país nórdico durante un período de cuarenta años,...

Un nuevo estudio del Instituto Karolinska (Suecia) ha arrojado luz sobre la relación entre el cáncer de cuello uterino y la nacionalidad. El estudio, que abarcó los controles ginecológicos realizados a todas las mujeres de este país nórdico durante un período de cuarenta años, mostró que el riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino es mayor entre las mujeres inmigrantes que viven en Suecia. Los resultados del estudio fueron publicados recientemente en el International Journal of Cancer. No obstante, la nacionalidad no es el único factor de riesgo. «Hay más factores de riesgo, como el tabaquismo, los hábitos sexuales y la falta de revisiones ginecológicas, por lo que resulta interesante comparar las tasas de cáncer de cuello uterino entre las suecas y los distintos grupos de mujeres inmigrantes», explicó el profesor Pär Sparén, coordinador del estudio. Según los resultados del estudio, que abarcó el período entre 1968 y 2004, se encontraron diferencias significativas entre las mujeres de otros países nórdicos y de Centroamérica. Los investigadores observaron que las diferencias guardaban relación con la variación en la incidencia mundial del virus del papiloma humano (VPH), que es un factor de riesgo del cáncer de cuello uterino. Anteriores investigaciones han demostrado que el VPH provoca cambios en las células del cuello del útero, lo que puede motivar la aparición de neoplasia intraepitelial cervical y, posteriormente, de cáncer. Hasta la fecha se han identificado doscientos cincuenta tipos de VPH. Según diversos estudios, quince de ellos se consideran de alto riesgo; tres como de riesgo probablemente alto; y doce como tipos de riesgo bajo. La muestra se componía de las más de 750.000 mujeres de diversos países que están registradas en la base de datos nacional sobre salud ginecológica del Instituto Karolinska. Los investigadores hallaron 1.991 casos de cáncer de cuello uterino en el grupo de las inmigrantes. Esta cifra implica un incremento del 10% en el riesgo de desarrollar cáncer cervical. Además, este hallazgo pone de manifiesto que la proporción de casos de enfermedad es menor entre las mujeres que se han afincado en Suecia que entre las mujeres de los otros países. Al comparar los distintos grupos de inmigrantes, los investigadores también encontraron una amplia variación. Por ejemplo, las mujeres originarias del África oriental tenían cinco veces menos probabilidades de desarrollar cáncer cervical que las mujeres nacidas en Suecia, según informaron los científicos. En cambio, las mujeres del sur de Asia tenían un 50% menos probabilidades de desarrollar la enfermedad. Por otra parte, las mujeres procedentes de Dinamarca y Noruega tenían, respectivamente, un 80% y 70% más probabilidades de desarrollar la enfermedad que las mujeres suecas, mientras que entre las mujeres de Centroamérica el riesgo de desarrollar la enfermedad era superior en un 150% al de las mujeres suecas. Este trabajo también mostró que el riesgo de cáncer de cuello uterino aumenta en relación a la edad de llegada a Suecia. Así, se apreciaba una reducción del riesgo cuanto mayor hubiera sido el período de residencia de la mujer en su nueva patria, informaron los investigadores. «Los resultados son importantes de cara a lograr una prevención más eficaz del cáncer de cuello uterino a través de, por ejemplo, programas específicos de control y diagnóstico», comentó el profesor Sparén. «Se deben introducir estos controles específicos para la prevención del cáncer de cuello uterino entre los grupos de alto riesgo, especialmente las mujeres mayores de cincuenta años durante sus primeros diez años en Suecia.» La financiación para el estudio fue proporcionada por el Consejo Sueco para la Vida Laboral y la Investigación Social (FAS) y la Escuela Nacional de Postgrado sobre Ciencias de la Salud del Instituto Karolinska. El estudio fue un proyecto conjunto con la Universidad de Mälardalen (Suecia) y la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán (Irán).

Países

Suecia

Artículos conexos