Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un nuevo fármaco protege contra la diabetes y la obesidad inducida por la dieta

Un estudio reciente ha descubierto que un nuevo fármaco sintético, desarrollado por investigadores de los Estados Unidos, protege contra la obesidad inducida por la dieta. El estudio, financiado con fondos comunitarios, ha estado a cargo de un equipo internacional de investiga...

Un estudio reciente ha descubierto que un nuevo fármaco sintético, desarrollado por investigadores de los Estados Unidos, protege contra la obesidad inducida por la dieta. El estudio, financiado con fondos comunitarios, ha estado a cargo de un equipo internacional de investigadores dirigidos desde Suiza. El fármaco mejora la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina, además de incrementar la resistencia al ejercicio físico al favorecer el aprovechamiento de la grasa acumulada en algunos tejidos. El estudio se ha publicado en Internet en la revista Cell Metabolism. Si bien una reducción del consumo calórico de alrededor del 20% puede ser beneficiosa para el metabolismo, no es frecuente que la dieta y el ejercicio basten para remediar la obesidad y otros trastornos metabólicos afines. Diversos estudios acerca de las posibles intervenciones farmacológicas han demostrado que la administración de dosis elevadas de resveratrol, una sustancia que se encuentra de forma natural en el vino tinto, puede beneficiar el metabolismo, por ejemplo protegiendo contra la diabetes y la obesidad inducida por la dieta. La toma de resveratrol y la reducción de las calorías activan la SIRT1, una enzima que cumple un importante papel de regulación de varios procesos metabólicos que tienen lugar siempre que es escaso el aporte energético. El estudio en cuestión proponía la hipótesis de que, puesto que la SIRT1 se activa ante una restricción calórica, inducir su actividad «abre la posibilidad de imitar farmacológicamente la existencia de niveles bajos de energía y, de esta forma, estimular la utilización de grasa a fin de prevenir la obesidad inducida por la dieta y sus trastornos asociados». Los investigadores se valieron de una nueva entidad química, el SRT1720, en modelos de ratón para activar la vía de la SIRT1 y evaluaron su papel en la obesidad, la diabetes, el envejecimiento y la resistencia. Observaron que unos ratones, a los que habían administrado una dieta rica en grasas y dosis elevadas de SRT1720 durante quince semanas, no se volvieron obesos. En cambio, los niveles de triglicéridos, colesterol, glucemia en ayunas e insulina de dichos ratones disminuyeron. Asimismo, su rendimiento fue significativamente mejor que el de otros animales de referencia en una prueba de resistencia al ejercicio físico. «El SRT1720 hizo que los animales fueran capaces de correr durante el doble de tiempo», aseguró el Dr. Johan Auwerx, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), refiriéndose a dicha prueba. De hecho, la actividad voluntaria de los ratones disminuyó en el transcurso del estudio en un intento de ahorrar energía. El fármaco hace que el metabolismo queme más grasas, algo que en condiciones normales sucede cuando el aporte energético es bajo. Este estudio demostró que, efectivamente, la activación de la vía de la SIRT1 sirve para proteger contra la obesidad inducida por la dieta, al potenciar el uso de la grasa acumulada en los músculos esqueléticos, el hígado y el tejido adiposo marrón. Demostró, asimismo, que el SRT1720 induce adaptaciones metabólicas que llevan aparejadas la activación de otra enzima, la AMPK, que regula la glucosa de los músculos esqueléticos y el metabolismo de los ácidos grasos. «Estos resultados nos enseñan que nuevos activadores sintéticos de la SIRT1 son capaces de reproducir los efectos metabólicos positivos que se habían conseguido previamente con el resveratrol», adujo el Dr. Auwerx. «No obstante, a diferencia del resveratrol, estas nuevas entidades químicas actúan únicamente sobre la vía de la SIRT1, lo que las hace más selectivas y potentes para conseguir estos beneficios metabólicos.» El Dr. Auwerx explicó que la principal ventaja que ofrece el SRT1720 con respecto al resveratrol es que, probablemente, llevará aparejados menos efectos secundarios, si bien harán falta más estudios para corroborarlo. El estudio señala que el SRT1720 afecta a la temperatura corporal y a la actividad locomotora espontánea. Estos podrían ser efectos secundarios si se usa el fármaco para tratar trastornos metabólicos. Sin embargo, los autores aventuran que estos efectos podrían considerarse deseables al tratar trastornos de otra índole. Los autores concluyen: «Opinamos que el SRT1720 podría ejercer un mimetismo de la restricción calórica e inducir así una adaptación metabólica global similar a la que se produce ante niveles energéticos bajos.» La principal limitación del SRT1720, señalan, es que los efectos observados, y en especial la acción antidiabética de este fármaco, únicamente se consiguieron administrando dosis bastante elevadas.

Países

Suiza, Francia, Países Bajos, Estados Unidos

Artículos conexos