Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La industria de las energías renovables establece un plan de acción hasta el 2020

Las industrias europeas dedicadas a las energías renovables han presentado un plan de acción en el que se establece la forma por la que la UE podría conseguir su objetivo de cubrir el 20% de las necesidades energéticas comunitarias mediante recursos renovables antes de 2020. ...

Las industrias europeas dedicadas a las energías renovables han presentado un plan de acción en el que se establece la forma por la que la UE podría conseguir su objetivo de cubrir el 20% de las necesidades energéticas comunitarias mediante recursos renovables antes de 2020. El «Plan de acción sobre tecnologías de las energías renovables: 20% para el 2020» ha sido elaborado por el proyecto RESTMAC («Creación de mercados para las tecnologías de las energías renovables: una campaña comunitaria para la comercialización de las FER»), financiado con 1.098.748 euros a través del área temática «Desarrollo sostenible, cambio climático y ecosistemas» del Sexto Programa Marco (6PM). Los Jefes de Gobierno europeos adoptaron una serie de ambiciosos objetivos sobre el cambio climático y la energía en una reunión mantenida en marzo de 2007. En enero de 2008, la Comisión aprobó la Directiva sobre la promoción de la electricidad generada a partir de fuentes de energía renovables. La directiva propuesta establece el marco legislativo necesario para cumplir dichos objetivos. Las industrias europeas dedicadas a las energías renovables se muestran optimistas en relación a la consecución de los objetivos, siempre y cuando se produzcan avances en las políticas y todos los Estados miembros realicen una inversión de futuro en las tecnologías pertinentes. «El desarrollo de todas las fuentes de energía renovable que existen y su implantación equilibrada en los sectores de calefacción y refrigeración, electricidad y biocombustibles garantizará una mezcla de energía verdaderamente sostenible en Europa. El marco estable a largo plazo es fundamental para los futuros avances», aclaró Christine Lins, Secretaria General del Consejo Europeo de Energía Renovable (EREC), encargada de la coordinación del proyecto RESTMAC. «La importancia de este marco no se limita a asegurar el abastecimiento de la Unión Europea y combatir el cambio climático; también es importante para afianzar la posición de liderazgo de la industria europea de la energía renovable, la cual emplea a más de 400.000 personas en Europa y genera un volumen de negocio anual de 40.000 millones de euros. Estamos convencidos de que de ahora hasta el 2020 la industria podría crecer hasta llegar a crear dos millones de puestos de trabajo», añadió. El documento establece planes de acción para una serie de tecnologías de las energías renovables, entre las que se incluyen la bioenergía y las energías solar térmica, fotovoltaica, minihidráulica, oceánica y eólica. Entre otros asuntos, el plan de acción resalta las necesidades científicas de estos sectores clave. Por ejemplo, en lo referente a la energía geotérmica, es necesario innovar en tecnologías de perforación y en tecnologías que aprovechen recursos de menor temperatura. En el caso de los biocarburantes, el reto radica en desarrollar sistemas más eficientes y de menor coste y en mejorar, al mismo tiempo, los efectos medioambientales de la tecnología. «Los objetivos más importantes de la I+D [investigación y desarrollo] son la reducción de las emisiones [de gases de efecto invernadero] y la mejora de la viabilidad económica», se afirma en el documento. En el sector fotovoltaico, los esfuerzos se centran en reducir los costes de las células fotovoltaicas y en el incremento de la vida útil de los módulos, así como en el desarrollo de nuevos sistemas más eficientes. «La presentación de los objetivos [de la UE en lo referente a energía y clima] en marzo de 2007 por los Jefes de Estado y de Gobierno de los 27 miembros comunitarios fue un primer e importante paso hacia el reconocimiento de la necesidad de evolucionar hacia un sistema energético más sostenible», comentó el profesor Arthouros Zervos, Presidente del EREC. «Ahora ha llegado el momento de dar el segundo paso: la puesta en marcha de la legislación y las herramientas necesarias para conseguir que dichos objetivos se hagan realidad y demostrar la credibilidad y responsabilidad de Europa. La Directiva sobre energías renovables ha de ser adoptada lo más rápido posible.»

Artículos conexos