Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La efectividad de los fármacos contra la malaria no es igual en toda África

Un estudio internacional sobre la malaria llevado a cabo por investigadores del Reino Unido muestra que la efectividad de la sulfadoxina, un fármaco contra la malaria de uso extendido, puede variar notablemente en todo el territorio africano debido a que los parásitos de la ma...

Un estudio internacional sobre la malaria llevado a cabo por investigadores del Reino Unido muestra que la efectividad de la sulfadoxina, un fármaco contra la malaria de uso extendido, puede variar notablemente en todo el territorio africano debido a que los parásitos de la malaria de distintas partes del continente han desarrollado diferentes mutaciones resistentes al medicamento. Los resultados del estudio, publicados en la revista electrónica PLoS Medicine, han llevado a los expertos a pedir una mayor coordinación en las campañas contra la malaria en toda África, ya que será mucho más efectivo coordina los programas de zonas donde los parásitos de la malaria tienen patrones similares respecto a la resistencia al fármaco que si los investigadores trabajan de manera individual en zonas diferentes. El parásito plasmodium falciparum, causante de la malaria y transmitido por mosquitos, es responsable de casi un millón de muertes al año en el África subsahariana. Hasta hace poco, a los pacientes normalmente se les trataba con los fármacos cloroquina y sulfadoxina-perimetamina; sin embargo, la eficacia actual de ambos medicamentos se ve minada por una resistencia cada vez mayor debido a la mutación de los parásitos de los mosquitos. Algunos científicos han descubierto que la resistencia a la cloroquina y perimetamina comenzó en las décadas de los setenta y ochenta en Asia y se extendió por toda África. No obstante, las mutaciones que provocan la resistencia a la sulfadoxina aparecieron en la década de los noventa y no se han extendido aún por completo por todo el continente. Los investigadores utilizaron análisis genéticos para averiguar cómo se expandía la resistencia a la sulfadoxina. El objetivo era determinar los orígenes geográficos de los parásitos resistentes al fármaco. El equipo analizó muestras de sangre que se extrajeron de pacientes africanos con malaria. Encontraron cinco secuencias genéticas principales de procedencias geográficas distintas. Además descubrieron que los parásitos de la malaria poseían una base molecular diferente en relación a la resistencia a la sulfadoxina y hallaron distintos patrones de resistencia en el este y oeste de África. El hecho de descubrir las diferentes formas de resistencia fue muy importante, ya que muestra por qué la efectividad de la sulfadoxina no es igual en toda África. Los investigadores también investigaron la aparición de parásitos resistentes a la sulfadoxina en diferentes regiones de África y descubrieron que los patrones internos de inmigración y deportación podrían estar relacionados con la aparición de distintas cepas de parásitos resistentes a la sulfadoxina en diferentes zonas. Según la investigadora jefe, la Dra. Cally Roper de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical (Reino Unido): «Nuestros hallazgos sugieren que la efectividad de la sulfadoxina como fármaco contra la malaria no es igual en toda África». También indican que es necesario coordinar las campañas de control de la malaria a través de las demarcaciones socioeconómicas establecidas en África, en vez de centrarse únicamente en los territorios nacionales, para reducir de forma más eficaz el problema de la malaria en el continente.

Artículos conexos