Skip to main content
European Commission logo print header

Article Category

Noticias
Contenido archivado el 2023-03-06

Article available in the following languages:

ELI prepara una infraestructura de haz de láser

¿Se puede descomponer un fotón en un par electrón-positrón mediante un láser de gran intensidad? Para responder a esta pregunta se ha creado el proyecto ELI («Infraestructura de Luz Extrema»), financiado con 6 millones de euros mediante el tema «Infraestructuras» del Séptimo P...

¿Se puede descomponer un fotón en un par electrón-positrón mediante un láser de gran intensidad? Para responder a esta pregunta se ha creado el proyecto ELI («Infraestructura de Luz Extrema»), financiado con 6 millones de euros mediante el tema «Infraestructuras» del Séptimo Programa Marco (7PM). Los socios del proyecto se han fijado como objetivo convertir el ELI en la primera infraestructura que logre esta hazaña, lo que supone aumentar en seis órdenes de magnitud la intensidad de los láseres actuales. Desde ahora hasta 2010, los quince socios, pertenecientes a trece Estados miembros de la UE, desarrollarán la estructura que permitirá generar haces de láser mil veces más intensos que los que se pueden obtener hoy en día. El presidente de la «Autoridad Nacional para la Investigación Científica de Rumanía» (ANCS) ha anunciado que su país acogerá parte de la infraestructura. Marius Enachescu informó a la prensa que Rumanía desempeñará una función fundamental en la construcción de la infraestructura europea: un complejo de láseres de alta potencia y aceleradores de partículas que se construirá al sureste de Bucarest, capital del país. «Este proyecto situará a Rumanía en el mapa de las instalaciones europeas», subrayó el Dr. Enachescu. «A Rumanía acudirán investigadores de todo el mundo, lo que beneficiará a la imagen y la industria del país.» El Instituto de Física de la Academia de las Ciencias de la República Checa, uno de los socios, se encargará de generar haces de láser de alta intensidad, mientras que otro socio, la Academia de las Ciencias de Hungría, se centrará en la física del attosegundo o attofísica. El Dr. Enachescu indicó que la potencia de los láseres rondará el orden de los petavatios (mil billones de vatios) y hexavatios. La creación de un láser de semejantes características supondrá «la segunda revolución láser de la medicina, siendo la primera el empleo del láser en la cirugía», declaró. Según los investigadores, la infraestructura servirá potencia en un abrir y cerrar de ojos. Los tiempos se medirán en attosegundos (un attosegundo equivale a la trillonésima parte de un segundo), y su potencia será comparable a la producida por todos los generadores láser del mundo multiplicada por diez mil. El Dr. Enachescu indicó que esta nueva infraestructura mejorada permitirá explorar áreas hasta ahora inaccesibles, como la interacción entre láser y materia con el grado máximo de intensidad, donde quizá no puedan aplicarse las leyes de la relatividad, y permitirá investigar la dinámica de los electrones dentro de átomos, moléculas, plasmas y sólidos, e incluso crear pares de partícula-antipartícula en el vacío. ELI está destinado a convertirse en una plataforma multidisciplinaria con líneas especializadas de láser, partículas o radiación aplicadas a varios ámbitos científicos como el nuclear, atómico, de partículas, cosmológico y gravitacional así como a las ciencias sociales. Las ciencias medioambientales, de la vida, de los materiales y la nanotecnología también saldrán beneficiadas con los resultados del proyecto. El ELI será una pieza básica de cara a impulsar la transferencia de tecnología, la educación y la formación. Asimismo, los resultados de este proyecto impulsarán el desarrollo de aceleradores de partículas de pequeño tamaño con características similares a las de los que existen en la actualidad. También podrán aplicarse en terapias contra el cáncer y servirán para acortar el periodo de desintegración de los residuos nucleares desde millones de años a decenas de minutos. Entre los miembros del ELI se incluye la Universidad de Sofía (Bulgaria), el Sistema de Láser Asterix de Praga (República Checa), SOLEIL (Francia), el Instituto Max Planck de Óptica Cuántica (Alemania), la Universidad Técnica de Creta (Grecia), la Universidad de Pécs (Hungría), el Centro de Investigación Láser de Lituania y el Instituto de Optoelectrónica de la Universidad Tecnológica Militar (MUT, Polonia).

Artículos conexos