Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Relación entre la hipovitaminosis D y las enfermedades autoinmunes y el cáncer

Investigadores de Reino Unido y Canadá han identificado 229 genes humanos que se ven afectados por cambios en los niveles de vitamina D. Varios de estos genes están implicados en cánceres y enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple (EM), el lupus y la artritis reuma...

Investigadores de Reino Unido y Canadá han identificado 229 genes humanos que se ven afectados por cambios en los niveles de vitamina D. Varios de estos genes están implicados en cánceres y enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple (EM), el lupus y la artritis reumatoide. Los descubrimientos, publicados en un artículo de la revista Genome Research, poseen una gran relevancia para la salud pública, especialmente en la atención prenatal. Los avances en las técnicas de secuenciación del ADN (ácido desoxirribonucleico) han hecho posible que la comunidad científica pueda estudiar a fondo y con más precisión que nunca las interacciones entre las proteínas y el ADN. Estas herramientas de gran potencia esclarecen la susceptibilidad genética a varias enfermedades. Estudios recientes han apuntado a la función que podría desempeñar la vitamina D en la susceptibilidad a padecer EM, diabetes de tipo 1 y artritis reumatoide. Con anterioridad se había demostrado que la hipovitaminosis D, que afecta a cerca de un millón de personas en todo el mundo, puede provocar contracción pélvica por raquitismo y muerte perinatal. Por norma general esta deficiencia se puede evitar tomando el sol o consumiendo pescado graso con regularidad. El receptor de la vitamina D (RVD) se une a partes del genoma humano e influye en la actividad o expresión de genes concretos. En el estudio referido, los investigadores utilizaron una combinación de técnicas (inmunoprecipitación de cromatina o ChIP y secuenciación masiva en paralelo) para crear un mapa genómico de los puntos de interacción entre los RVD y el ADN que influyen en la fabricación de proteínas por parte de los genes. En concreto, el equipo aisló fragmentos de ADN que se unieron al RVD antes y después de tratar a las células con calcitriol, la forma activa de la vitamina D. A continuación secuenciaron los fragmentos de ADN y volvieron a ubicar estas secuencias en el genoma. Gracias a ello los investigadores fueron capaces de identificar 2.776 puntos de unión del RVD y 229 genes cuya expresión estaba directamente relacionada con la vitamina D. Los puntos se concentraron cerca de varios genes relacionados con la susceptibilidad de padecer EM, enfermedad de Crohn, lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide, leucemia linfática crónica y cáncer colorectal. Dos de los genes son el IRF8 (factor regulador de interferón-8, asociado con la EM) y el PTPN2 (proteína tirosina fosfatasa no receptora tipo 2, asociada con la enfermedad de Crohn y la diabetes tipo 1). Según el Dr. Sreeram Ramagopalan del Centro Wellcome Trust de Genética Humana (Reino Unido) los descubrimientos apoyan la hipótesis de que la vitamina D interactúa con varios genes en la patogénesis de estas enfermedades y recuerda el grave riesgo que supone la hipovitaminosis D sobre todo en individuos genéticamente predispuestos a ésta. «Ahora existen más indicios que respaldan la función de la vitamina D en la susceptibilidad a padecer varias enfermedades. Los suplementos de vitamina D durante el embarazo y en los primeros años de vida pueden tener un efecto beneficioso en la salud del niño cando crezca. Algunos países como Francia han hecho de esto una práctica normal en la sanidad pública», explicó el Dr. Ramagopalan. ' «Nuestro estudio muestra con claridad la amplia influencia que ejerce la vitamina D en nuestra salud», añadió el Dr. Andreas Heger de la Unidad de Genómica Funcional del Consejo de Investigación Médica (MRC) de la Universidad de Oxford (Reino Unido). Los descubrimientos también aclaran el porqué de los cambios en el color de la piel y el pelo y el mejor aprovechamiento de vitamina D que presentó el ser humano al emigrar de África. «El estatus de la vitamina D es en potencia uno de los sistemas de presión selectiva del genoma más potentes desde hace relativamente poco tiempo», indicó el profesor George Ebers del Centro Wellcome Trust de genética Humana. «Nuestro estudio respalda esta interpretación y puede que no hayamos tenido tiempo de realizar todas las adaptaciones necesarias para adaptarnos a las circunstancias del norte.»

Países

Canadá

Artículos conexos