Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Una golpe galáctico dio forma al cosmos cercano a la Tierra hace 6.000 millones de años

Un equipo de científicos de Francia y China ha descubierto que la Galaxia de Andrómeda y las galaxias enanas conocidas como las Nubes de Magallanes puede que deban su forma actual a una colisión en el Grupo Local, nombre que dan los expertos a la zona del cosmos que rodea nues...

Un equipo de científicos de Francia y China ha descubierto que la Galaxia de Andrómeda y las galaxias enanas conocidas como las Nubes de Magallanes puede que deban su forma actual a una colisión en el Grupo Local, nombre que dan los expertos a la zona del cosmos que rodea nuestra galaxia. El Grupo Local contiene cerca de 40 galaxias y está dominado por dos galaxias masivas en espiral: Andrómeda (Messier 31, o M31) y la Vía Láctea, la galaxia en la que se sitúa el planeta Tierra. Los resultados de la primera parte del estudio se han presentado en un artículo de la revista Astrophysical Journal y los de la segunda parte se publicarán en la misma revista en diciembre. Los astrónomos consideraban que Andrómeda, una galaxia espiral a unos 2,5 millones de años de distancia de la Tierra y perteneciente a la constelación homónima, se formó mediante la colisión de dos galaxias de masa menor. No obstante, investigadores del Observatorio de París y del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS, Francia) en colaboración con los Observatorios Astronómicos Nacionales de la Academia China de las Ciencias (NAOC) pensaron que no era así y construyeron el primer modelo de la evolución estructural detallada de la Galaxia de Andrómeda. El equipo, dirigido por François Hammer del Observatorio de Paris, logró reproducir gran cantidad de las propiedades de la galaxia como el ensanchamiento central, el anillo gigante de gas y polvo, el disco de grosor masivo y la enorme cadena de estrellas viejas. Los investigadores sugieren que Andrómeda se formó a partir de la unión de dos galaxias, una algo mayor que la Vía Láctea y la otra tres veces menor. La evaluación de las edades estelares de las estructuras de Andrómeda contribuyeron a determinar que el primer evento ocurrió hace unos 9.000 millones de años y la última parte de la fusión hace unos 5.500 millones de años. Según los expertos, puede que esta colisión masiva fuera el evento más significativo de toda la historia del Grupo Local. ¿Por qué? Porque la Galaxia de Andrómeda y sus satélites componen la porción más grande de la materia bariónica del Grupo Local, estrellas y gas incluidos. Los expertos indican que la colisión debió ser violenta y producir rotación (momento angular) suficiente como para crear el disco galáctico masivo de Andrómeda. Añaden que las simulaciones ofrecen una idea adecuada de cómo se expulsó probablemente una masa equivalente a un tercio de la Vía Láctea durante la interacción «mediante la formación de colas de marea gigantes». La mayor parte de su materia probablemente sea gas, la mayoría del cual se expulsó en una dirección determinada en un hiperplano orientado de forma paralela al disco de la Galaxia de Andrómeda. «Debido a que el disco de Andrómeda se observa prácticamente de perfil (con una inclinación de 77 grados), este hiperplano podría con facilidad incluir a la Vía Láctea», indican los autores. En la segunda parte del estudio el equipo investigó la forma en la que un evento de dicha magnitud podría haber afectado a un entorno cercano en nuestra galaxia. Nadie sabe a ciencia cierta cómo se crearon las Nubes de Magallanes. Los investigadores sugieren que se formaron dentro de una de las colas de marea generadas durante la inmensa interacción que tuvo lugar hace 9.000 millones de años. «Probablemente salieron despedidas hacia la Vía Láctea a una velocidad enorme que hace poco se volvió a calcular en un millón de kilómetros por hora (277.8 kilómetros por segundo)», señalan. Los científicos encargados del estudio indican que sus resultados podrían ser cruciales para la cosmología, sobre todo porque apoyan la teoría de que la mayoría de las galaxias espirales son fruto de uniones y que las colas de marea producidas durante este tipo de eventos dan lugar a galaxias enanas. Al estudio contribuyeron investigadores de las Universidades París Diderot y Pierre et Marie Curie (Francia).

Países

China, Francia

Artículos conexos