Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Científicos investigan los factores genéticos de la resistencia al VIH-1

Durante el estudio de la huella genética que produce la resistencia farmacológica en el VIH, investigadores europeos han descubierto que ciertos polimorfismos compensatorios permiten sobrevivir a los virus resistentes. Este estudio, publicado en la revista Retrovirology, fue f...

Durante el estudio de la huella genética que produce la resistencia farmacológica en el VIH, investigadores europeos han descubierto que ciertos polimorfismos compensatorios permiten sobrevivir a los virus resistentes. Este estudio, publicado en la revista Retrovirology, fue financiado en parte por tres proyectos de la Unión Europea: Virolab, Euresist y CHAIN. Virolab («Laboratorio virtual de apoyo a las decisiones en el tratamiento de enfermedades virales») y Euresist («Integración de la genómica viral con datos clínicos para predecir la respuesta al tratamiento contra el VIH») fueron financiados a través del área temática «Tecnologías de la sociedad de la información» (TSI) del Sexto Programa Marco (6PM) de la UE con fondos por valor de 3,3 y 2,1 millones de euros, respectivamente. CHAIN («Red de colaboración contra el VIH y la resistencia a fármacos contra el VIH») recibió una financiación de casi 10 millones de euros en virtud del tema de Salud del Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE. El tratamiento actual de la infección causada por el VIH-1 consiste en la prevención de la replicación vírica. Los investigadores miden el número de partículas víricas presentes en la sangre y analizan el recuento de grupo de diferenciación 4 (CD4) para reparar el sistema inmunitario. Desde principios de los años noventa, la ciencia ha logrado una acusada mejora en el tratamiento y la esperanza de vida de los pacientes infectados por el VIH. Sin embargo, la resistencia a los fármacos ha obligado a investigadores y médicos a recurrir a una serie de medicinas para conseguir una supresión vírica completa. Según los investigadores, la resistencia a los fármacos por parte de los virus tiene un coste. El virus portador de mutaciones que le hacen resistente a los fármacos es menos «apto» que el virus natural cuando el fármaco no está presente. Por este motivo, la replicación no debe de resultar una tarea sencilla. Durante las interrupciones del tratamiento, los virus naturales predominan rápidamente, pero las personas recién infectadas pueden presentar resistencia a los fármacos incluso antes de que comiencen a recibir el tratamiento. Los investigadores del proyecto SPREAD llevaron a cabo un seguimiento de las infecciones por VIH en Europa, evaluando a 1 600 individuos que habían contraído recientemente la infección por el subtipo B del VIH-1. Observaron que VIH-1 albergaba resistencia a fármacos transmitida (RFT) en el 10 % de los individuos. El equipo midió la producción vírica y el recuento de CD4, y constató que no había indicios de que estas cepas del VIH-1 fuesen más débiles. Estudios recientes han situado el foco de atención sobre los polimorfismos, diferencias de causa natural que se producen en los genes y que provocan diferencias entre animales de la misma especie, por ejemplo, los grupos sanguíneos. También aumentan la predisposición a padecer determinadas enfermedades, como el cáncer y la diabetes de tipo 2. No obstante, los virus también albergan polimorfismos. En este estudio, el equipo descubrió que los polimorfismos presentes en estas cepas de VIH-1, polimorfismos específicos del gen codificador de la proteasa, necesaria para la replicación vírica, y que se sabe que actúan como mecanismos compensatorios, hacen a las cepas resistentes «más aptas», incluso en ausencia del fármaco. «Lo que nos preocupa es que, con el paso del tiempo, haya más personas con infección por VIH-1 con RFT», afirma el primer firmante del trabajo, Kristof Theys, de la Universidad de Lovaina, en Bélgica. Según uno de los autores expertos, la profesora Anne-Mieke Vandamme, también de la Universidad de Lovaina: «A diferencia de lo que se esperaba, la transmisión del virus con RFT también podría derivar en un VIH "más apto" y más virulento; esta circunstancia tiene implicaciones clínicas sobre la forma más eficaz de tratar a estos pacientes». En este estudio participaron expertos de Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Finlandia, Grecia, Irlanda, Israel, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Serbia y Suecia.Para más información, consulte: Universidad de Lovaina: http://www.kuleuven.be/english Retrovirology: http://www.retrovirology.com/

Países

Bélgica