Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Nuevas esperanzas para lograr un nuevo tratamiento efectivo contra la malaria

Un proyecto científico en el que participan químicos del Imperial College de Londres (Reino Unido) y biólogos del Instituto Pasteur del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) ha dado paso a la posibilidad de lograr un tratamiento nuevo y prometedor contr...

Un proyecto científico en el que participan químicos del Imperial College de Londres (Reino Unido) y biólogos del Instituto Pasteur del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) ha dado paso a la posibilidad de lograr un tratamiento nuevo y prometedor contra la malaria. Los investigadores identificaron un medio nuevo de erradicar el parásito sanguíneo Plasmodium responsable de la enfermedad. Su investigación recibió fondos en forma de una subvención del Consejo Europeo de Investigación (CEI). La malaria es responsable de la muerte de hasta tres millones de personas al año, la mayoría pertenecientes a sectores vulnerables de la población como niños menores de cinco años y embarazadas. Su prevalencia es más acusada en las regiones tropicales de África, Asia y Latinoamérica. En Europa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó en 2011 de 102 casos. A pesar de que ya existen tratamientos contra la malaria, el parásito adquiere resistencia con rapidez a los fármacos más generalizados. Por esta razón hay una necesidad imperiosa de dar con estrategias innovadoras que permitan contener la enfermedad. Los grupos científicos colaboradores identificaron un posible fármaco nuevo compuesto por moléculas que interfieren en la histona metiltransferasa del parásito, una enzima crucial para su crecimiento y viabilidad durante la fase de su ciclo de vida que se desarrolla en la sangre. El fármaco creado es capaz de eliminar con rapidez los parásitos cultivados y además reducir la infección en ratones en una jornada. Estos resultados se publicaron en octubre en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). El Dr. Matthew Fuchter del Imperial College de Londres se refirió a la importancia de dar con nuevos tratamientos y al descubrimiento de los puntos débiles del parásito realizado por ambos equipos científicos: «Plasmodium falciparum provoca el 90 % de las muertes por malaria y su capacidad para resistir las terapias actuales aumenta enormemente. Existen muchos fármacos nuevos en desarrollo, pero la mayoría consiste en alteraciones pequeñas que mantienen los mismos mecanismos de ataque, por lo que su efectividad probablemente tenga una duración limitada. Creemos haber encontrado el "talón de Aquiles" del parásito y una molécula que interrumpe muchos procesos esenciales para su supervivencia y desarrollo.» Los equipos de investigación lograron identificar dos compuestos químicos que influyen en la capacidad de Plasmodium falciparum para realizar la transcripción, un proceso clave que convierte el código genético en proteínas. A diferencia de los empleados en la mayoría de los fármacos antipalúdicos, estos compuestos son capaces de matar al parásito durante el periodo de 48 horas de su ciclo vital en el que permanece en la sangre, una fase de crecimiento y diferenciación. «Un aspecto especialmente interesante de este descubrimiento es la capacidad de esta molécula nueva para eliminar todo rastro del parásito con una rapidez semejante al mejor medicamento antimalaria disponible en la actualidad», aclararon los investigadores principales del estudio. Los ensayos iniciales realizados en el laboratorio del profesor Arthur Scherf en el Instituto Pasteur mostraron además que las moléculas son capaces de eliminar cepas de Plasmodium que habían desarrollado resistencia a los tratamientos actuales, aunque aún es necesario realizar más experimentos para confirmar este hecho. El grupo confía en perfeccionar estas moléculas y así mejorar su efectividad, lo que podría proporcionar una estrategia viable para tratar la malaria en humanos. Los científicos esperan que conduzca al desarrollo de una cura efectiva de la malaria en el próximo decenio. Su investigación se financió en parte mediante una subvención avanzada (Advanced Grant) del Consejo Europeo de Investigación (CEI) adjudicada al profesor Arthur Scherf en 2009 para llevar a cabo el proyecto Plasmoescape. Además recibió apoyo de la Fundación Pasteur de Nueva York y la Fundación Bill y Melinda Gates.Para más información, consulte: Proceedings of the National Academy of Sciences: http://www.pnas.org/ Instituto Pasteur: http://www.pasteur.fr/ip/easysite/pasteur/en

Países

Francia

Artículos conexos