Skip to main content

Article Category

Revista Research*eu

Article available in the folowing languages:

Una ventaja competitiva para la tecnología OLED

La tecnología OLED hizo recientemente una de sus apariciones más destacadas en el mercado general en la presentación de lo que Apple considera que debe ser el iPhone del décimo aniversario. Pero la tecnología OLED es mucho más que colores intensos y un contraste mejor en las pantallas en las que se instala. Esta tecnología está a punto de eclosionar y la investigación financiada con fondos de la Unión Europea contribuye a conformar el futuro de este mercado en rápida evolución que se calcula supondrá 44 000 millones de dólares para 2020.

OLED: más innovación de la que se muestra a simple vista

Hace unas semanas la tecnología OLED hizo unas de sus apariciones más destacadas en el mercado general en la presentación de lo que podría ser el iPhone del décimo aniversario. La influencia de la empresa en el mercado y su peso económico beneficiará sin duda a la tecnología al impulsar a sus competidores a mantenerse a la altura y ofrecer economías de escala. Además, la tecnología OLED es mucho más que colores intensos y un contraste mejor en las pantallas en las que se instala, características que se han introducido lentamente en el mercado de los teléfonos y las televisiones desde 2012. Tras un periodo largo de preparación —Kodak inventó la tecnología OLED en 1987— la mayoría de los observadores coinciden en que ha llegado el momento de que se popularicen. Esta tecnología plana de emisión de luz —compuesta por películas delgadas situadas entre dos conductores que se iluminan cuando se les suministra una corriente eléctrica— llama la atención entre los fabricantes de aplicaciones de luz, pantallas y electrónica impresa. Para 2020, el valor del mercado de la tecnología OLED podría elevarse hasta los 44 000 millones de dólares desde los 16 000 millones de dólares de 2016. En comparación con la tecnología LED, la OLED es mucho más eficiente en materia energética. Se puede doblar e incluso enrollar, ofrece una enorme calidad de imagen, mayor durabilidad, gran transparencia y poco peso. Sin embargo, aún existen ciertos obstáculos a su completa popularización. El coste es probablemente uno de ellos, en concreto cuando se combinan la sensibilidad de OLED al oxígeno y la humedad. Para que la tecnología OLED conquiste los mercados de la luz y las pantallas, se deberá resolver el tema de la encapsulación mediante el descubrimiento de un proceso barato que proteja las películas OLED sin que pierdan flexibilidad. El número especial de este mes aborda este y otros temas como por ejemplo un aumento de la eficiencia, el desarrollo de nuevos dispositivos OLED para gafas inteligentes y escáneres de huellas dactilares o el uso de tecnología OLED para el control optogenético de neuronas. En total se muestran ocho proyectos ya finalizados o a punto de completarse elegidos por su capacidad para conformar el futuro de este mercado prometedor. También se presentan otros resultados de proyectos dedicados a nueve temas científicos: salud, sociedad, transporte, medio ambiente, agricultura y silvicultura, industria, tecnología de la información y la comunicación, espacio e investigación básica. Le animamos a comunicarnos su opinión. Puede remitir preguntas o sugerencias a: editorial@cordis.europa.eu

Explorar el número especial

También en este número