Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Cómo alcanzar la eficiencia energética y preservar el patrimonio

La sede del Ayuntamiento de Lisboa, anteriormente considerada difícil de rehabilitar, disfruta ahora de soluciones de renovación para mejorar la eficiencia energética, gracias a las medidas de rehabilitación aplicadas en virtud de una iniciativa de la Unión Europea.

Cambio climático y medio ambiente

Cada vez se reconocen más los beneficios que tienen las iniciativas dedicadas a las ciudades inteligentes sobre la mejora de la calidad de vida. En toda Europa, a través de varios proyectos financiados con fondos europeos se prepara a las ciudades para un futuro sostenible, para lo cual se crean nuevos sistemas de gestión de la energía urbana, se renuevan las propiedades residenciales públicas y privadas y se desarrollan soluciones de movilidad electrónica. El proyecto Sharing Cities es un ejemplo de ello: su último logro ha sido llevar a cabo una renovación de amplio alcance en el edificio histórico del Ayuntamiento de Lisboa, que le ha permitido reducir significativamente el consumo de energía. Como se señala en una noticia de la revista digital «Cities Today»: «Las intervenciones para reducir el uso de energía incluyeron la sustitución del sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado, la introducción de la iluminación por ledes, la instalación de paneles solares y la aplicación de herramientas de gestión energética avanzadas. El Ayuntamiento de Lisboa, cuyo edificio terminó de construirse en 1880 y alberga la Cámara Municipal de Lisboa, el alcalde y más de cien trabajadores, era uno de los cinco edificios municipales que más energía consumían». En el mismo artículo se afirma: «Los nuevos datos de la iniciativa de renovación del edificio lisboeta muestran que, entre junio de 2019 y febrero de 2020, el consumo energético del Ayuntamiento se redujo en un 36 % (en kilovatios hora/kWh) y el consumo de electricidad procedente de la red de suministro disminuyó a la mitad, pasando de ser de 500 megavatios en 2016 a menos de 250 megavatios en 2019. De media, el 90 % de la energía utilizada por el Ayuntamiento procedía de la generación solar». Según se cita en la noticia, David Cunha, asesor superior de Tecnología de la Información y Transformación Digital del Ayuntamiento de Lisboa, comenta: «Los edificios históricos suelen considerarse difíciles de rehabilitar. Gracias a Sharing Cities, la profunda renovación energética del Ayuntamiento de Lisboa es un ejemplo de primer nivel de lo que se puede lograr mediante la colaboración».

Potencial de réplica

Según la noticia de «Cities Today», la instalación de un sistema de gestión energética sostenible tenía como objetivo comprobar «las cargas de los equipos fotovoltaicos, de calefacción, ventilación y aire acondicionado, los calentadores de agua y otros equipos». El sistema modular avanzado de gestión energética desarrollado por Sharing Cities centraliza la información y el control de los sistemas y dispositivos de energía locales y optimiza la red energética». En la misma noticia, Nathan Pierce, director de programas de Sharing Cities y jefe del equipo Smart London de la Autoridad del Gran Londres, afirma: «El significante ahorro energético conseguido en el Ayuntamiento de Lisboa mediante soluciones de eficacia probada supone un alto potencial de réplica para otras ciudades que se enfrentan a retos de sostenibilidad similares, especialmente en edificios históricos». El proyecto Sharing Cities (Sharing Cities), que estará activo hasta diciembre de 2020, ha introducido servicios de movilidad eléctrica compartidos, sistemas de gestión energética integrados e infraestructuras urbanas inteligentes, así como edificios renovados. También ha desarrollado plataformas de intercambio de datos en consulta con las comunidades y los residentes. Sus zonas de demostración en las ciudades estrella son Porta Romana/Vettabbia en Milán, el centro de Lisboa y el Royal Borough of Greenwich en Londres, mientras que las ciudades asociadas incluyen Burgas, Burdeos y Varsovia. «A base de fomentar la colaboración internacional entre la industria y las ciudades, el proyecto trata de desarrollar soluciones urbanas inteligentes a escala comercial que resulten asequibles, integradas y tengan un alto potencial de mercado», como se señala en el sitio web del proyecto. Para obtener más información, consulte: Sitio web del proyecto Sharing Cities

Palabras clave

Sharing Cities, ciudad inteligente, renovación, Ayuntamiento de Lisboa, consumo energético

Artículos conexos