Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Toolbot permite un dragado eficiente y respetuoso con el medio ambiente

Una máquina automática de dragado de precisión se dirige a un territorio remoto y profundiza en métodos más seguros en materia de medio ambiente.

Tecnologías industriales

El dragado es una práctica esencial para los puertos y las vías navegables. El proceso consiste en eliminar los sedimentos y escombros para facilitar el transporte y otras actividades marítimas. «El dragado es una actividad de ingeniería esencial que expande la superficie terrestre, mantiene operativas las vías navegables y los puertos y amplía su capacidad. Se trata de un mercado mundial valorado en miles de millones de euros que se ha desarrollado bastante bien. Sin embargo, se puede mejorar», afirma Dario Sosa, director general de Subsea Mechatronics y coordinador del proyecto Toolbot. No obstante, esta actividad está relacionada con varias preocupaciones medioambientales. Entre ellas, la turbidez en el punto del dragado y el lugar donde se tira el sedimento posteriormente. Remover el sedimento también puede movilizar y propagar contaminantes que se encuentran dentro. Para ayudar a mitigar dichos efectos y permitir que el proceso sea respetuoso con el medio ambiente, el proyecto Toolbot ha desarrollado una máquina automática para ayudar en forma de vehículo teledirigido (ROV, por sus siglas en inglés), el cual lleva a cabo actividades de dragado mediante un estrecho control humano. «Toolbot tiene como objetivo mejorar la eficiencia y la rentabilidad, a la vez que reduce el impacto medioambiental en los escenarios de dragado de precisión», añade Sosa. Eso incluye infraestructuras de puertos en que el dragado estándar está prohibido y en zonas de difícil acceso como las presas. También se puede usar en los últimos tramos de grandes proyectos, en que los buques de dragado estándar se pueden liberar para otros usos.

Dragado de precisión

Toolbot es una draga hidráulica teledirigida y de alta precisión. Los sensores a bordo ofrecen sensibilidad operativa en las zonas de dragado y el cable de alimentación acuático permite que sea relativamente fácil de mover y utilizar. Asimismo, está operado por pilotos técnicos especializados de Subsea Mechatronics. «El dragado actual utiliza técnicas como el sobredragado para cumplir con los requisitos del cliente en aquellos lugares en que no pueden llegar, aumentando así el coste de combustible y mano de obra», explica Sosa. Para maximizar el transporte de sedimentos sólidos, se suele utilizar una técnica de desbordamiento, la cual puede afectar a toda la columna de agua. Eso puede ser perjudicial para el medio ambiente y también resulta tristemente ineficiente, ya que los vehículos deben realizar más viajes para transportar los sedimentos a la zona de descarga. Este proceso se suma al consumo de combustibles fósiles. «Toolbot reduce el impacto medioambiental al disminuir la turbidez a través de la columna de agua y al dragar de forma más precisa, solo cuando se necesita», destaca Sosa. El ROV también está equipado con una boya de descarga, que ayuda a redirigir los penachos de sedimentos al lecho, reduciendo aún más el impacto medioambiental.

Futuros proyectos piloto

«El apoyo de la Unión Europea nos ha permitido estudiar el mercado y comprender mejor cómo podemos desarrollarlo, dónde empezar y cuáles son las situaciones esenciales que debe abordar Toolbot», afirma Sosa. El proyecto ha desarrollado un prototipo satisfactorio y actualmente el equipo está reuniendo recursos y clientes para llevar a cabo un programa piloto. Las futuras líneas de desarrollo e investigación de Toolbot incluyen sistemas submarinos autónomos y recargables, además del dragado por inyección de agua.

Palabras clave

Toolbot, dragado, teledirigido, remoto, hidráulico, sedimento

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación