Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Las estrellas masivas podrían nacer en cúmulos, las estrellas de masa baja podrían dejar el «hogar»

¿Alguna vez se ha preguntado dónde nacen las estrellas y si se forman en grupos o solas? Parece como si los astrónomos supieran más acerca de las propias estrellas que acerca de los inicios de su formación.

Espacio

En el espacio, las estrellas nuevas se forman en regiones densas en las que el gas y el polvo se concentran. Con luz visible, el polvo es oscuro y bloquea las hileras de estrellas brillantes detrás de él, igual que cuando la niebla no nos deja ver bien en un día neblinoso. Cuando el astrónomo William Herschel observó una de estas nubes en la constelación de Escorpio en 1774, se dice que exclamó: «¡Verdaderamente, aquí hay un agujero en el cielo!». En la actualidad, se sabe que esas manchas oscuras no son regiones vacías, sino nubes oscuras, bastante frías, que alberga la mayor parte del material necesario para formar una o más estrellas.

¿Se forman las estrellas necesariamente en cúmulos?

Algunas estrellas jóvenes afortunadas pertenecen a hermosos cúmulos que incluyen docenas de cientos de estrellas, mientras que otras vagan solas por la galaxia o solo con una o dos compañeras. La cuestión que surge es si todas las estrellas nacen juntas en cúmulos o si se agrupan más tarde durante su vida. ¿Qué condiciones favorecen la formación en cúmulos de las estrellas de baja masa y de las estrellas masivas? «Se sabe que la mayor parte de las estrellas masivas están profundamente arraigadas en sus polvorientos entornos de nacimiento, lo que a menudo las hace impermeables a las observaciones ópticas. Para este fin, decidimos observar las estrellas jóvenes de masa intermedia, conocidas colectivamente como estrellas Herbig Ae/Be. Es más, durante las etapas tempranas, las estrellas jóvenes no afectan al entorno del cúmulo en el que han nacido», apunta Rene Oudmaijer, coordinador del proyecto STARRY, financiado con fondos europeos.

Determinación del lugar de nacimiento de las estrellas mediante inteligencia artificial

STARRY desarrolló un sistema de inteligencia artificial a medida que identificó más de 2 000 estrellas con en torno al 80 % de posibilidades de ser una estrella Herbig Ae/Be. Los hallazgos se han registrado en el «Catalogue of new Herbig AE/BE and classical Be stars: A machine learning approach to Gaia DR2» publicado en la revista «Astronomy and Astrophysics». El sistema analizó los datos del telescopio espacial Gaia. Los datos recopilados por el telescopio Gaia, presentados en 2013, permitieron a los investigadores determinar las distancias (mediante el denominado paralaje) de aproximadamente mil millones de estrellas. «Esta es una información importante, pero a menudo escurridiza, para el estudio de los objetos celestes. Para ponerlo en perspectiva, Hipparcos, el predecesor de Gaia que despegó hace 30 años, proporcionó esa información de unos 100 000 objetos», añade Oudmaijer. El siguiente paso fue buscar cúmulos alrededor de esas estrellas usando los datos relativos a sus posiciones, movimientos y distancias con respecto a otros objetos (las estrellas en un cúmulo se sitúan cerca las unas de las otras y tienen movimientos y distancias similares). «Los resultados preliminares nos permitieron concluir que los objetos masivos tienen mayor probabilidad de estar situados en el centro de su cúmulo que las estrellas de masa baja. Estas últimas se encuentran solas u orbitando en la periferia de estrellas masivas, como si fueran el resultado secundario de la formación de sus homólogas más grandes», explica Oudmaijer. «La investigación realizada por STARRY es un ejemplo excelente de cómo el análisis de los datos masivos recopilados por los instrumentos científicos modernos, como el telescopio Gaia, conformará el futuro de la astrofísica. Los sistemas de inteligencia artificial pueden identificar patrones en enormes cantidades de datos y es probable que los científicos encuentren pistas en esos patrones que conduzcan a nuevos descubrimientos y a una nueva comprensión», concluye Oudmaijer.

Palabras clave

STARRY, cúmulo, estrellas masivas, estrellas jóvenes, estrellas Herbig Ae/Be, inteligencia artificial, telescopio Gaia, datos masivos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación