Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Preservar lo intangible: nueva tecnología para las artes visuales

En las sociedades multiculturales actuales, proteger y mantener generaciones de patrimonio cultural y los conocimientos y capacidades que transmiten resulta fundamental para promover el respeto mutuo de las distintas culturas y formas de vida. El proyecto financiado con fondos europeos AniAge ha desarrollado tecnologías para preservar incluso los elementos de patrimonio cultural intangible que de otra manera podrían perderse.

Economía digital
Sociedad

El patrimonio cultural va más allá de los monumentos y las colecciones de objetos físicos y tangibles. Incluye tradiciones y rituales que pasan de una generación a otra, como las artes escénicas, el folclore, los festivales y las prácticas sociales. Las Listas del Patrimonio Cultural Inmaterial cubren un amplio espectro de campos y culturas: la música «reggae» jamaicana y el silbo turco, el «tajtib» (un juego egipcio con bastones), la fabricación de cencerros (Portugal), la artesanía de la terracota en el distrito de Kgatleng (Botsuana) y muchos otros.

Nuevas tecnologías para la preservación digital

La innovación tecnológica ha proporcionado muchas herramientas para la preservación digital, lo que ha permitido preservar artes escénicas que de lo contrario habrían ido desapareciendo gradualmente al reducirse su práctica, enraizada en las comunidades rurales tradicionales. Sin embargo, debido a la diversidad y a la naturaleza del patrimonio cultural intangible, su preservación digital no resulta una tarea fácil. Aquí es donde entra en juego el proyecto financiado con fondos europeos AniAge, llevado a cabo con el apoyo del programa Marie Skłodowska-Curie. Su objetivo dual consistía en reducir los costes de producción y aumentar el nivel de automatización para archivar y reproducir elementos de patrimonio cultural intangible cuyo estilo se había preservado. Centrándose en la danza tradicional y en el teatro de títeres popular del sudeste de Asia, el proyecto ha desarrollado nuevas técnicas y herramientas para reconstruir los datos de movimiento en 3D a partir de material de archivo en vídeo. Esto implicó representar de forma compacta y estructurar datos a partir de enormes bases de datos con archivos de danza y teatro tradicionales, y a continuación anotar este material para poder acceder a la información de manera eficiente. «Este fue un proceso muy largo y caro», explica el catedrático Jian Jun Zhang, coordinador del proyecto. «Para superar este obstáculo, nos aseguramos de que los compañeros de los campos de informática y animación trabajasen juntos, desarrollando un flujo de trabajo colaborativo híbrido entre humano y ordenador».

Reducción de los costes

La animación por ordenador sigue siendo a día de hoy un campo asociado a unos costes elevados y que necesita mucha mano de obra. Por ejemplo, éxitos de taquilla como «Avatar» e «Interstellar» costaron más de un millón de dólares por minuto de grabación, lo que se sitúa muy por encima de los recursos disponibles para la preservación del patrimonio cultural y otras aplicaciones de bajo coste. En consecuencia, existe una gran necesidad de desarrollar una tecnología de visualización y animación por ordenador más eficiente que pueda usarse para la preservación digital y otros campos. En respuesta a este reto, uno de los principales logros del proyecto AniAge es el desarrollo de una base de datos del movimiento esquelético humano en 3D en las danzas populares del sudeste asiático, la cual contiene cerca de 150 secuencias de movimiento esquelético asociadas con secuencias de imágenes en movimiento. Hongchuan Yu, científico jefe del proyecto, comenta: «Estamos encantados de haber desarrollado esta base de datos, que tendrá diversas aplicaciones en el campo de las artes escénicas, como el modelado de coreografías, la danza y el modelado kinesiológico de las artes escénicas». Además de ser un activo importante para la comunidad de la danza, Zhang subraya que las técnicas desarrolladas por el proyecto para reconstruir el movimiento esquelético en 3D a partir de imágenes de archivo en vídeo tienen potencial para diversas aplicaciones más amplias. También «se pueden aplicar a otros tipos de danza tradicional para la preservación y la explotación del patrimonio cultural intangible». Si bien el proyecto finalizó en diciembre de 2019, Zhang y Yu están en proceso de lograr financiación externa para un proyecto de continuación. Esto permitirá al equipo seguir con su trabajo para desarrollar una tecnología totalmente automática para la reconstrucción del movimiento en 3D.

Palabras clave

AniAge, patrimonio cultural, preservación, intangible, digital, vídeo, grabación, danza tradicional, movimiento en 3D

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación