Skip to main content

Data activism: The politics of big data according to civil society

Article Category

Article available in the folowing languages:

Aciertos y errores en el ámbito civil: cómo interactúan los datos y la democracia

Sometidos durante mucho tiempo a aplicaciones invasivas, e incluso opresivas, de datos masivos, ahora los ciudadanos están poniendo estas herramientas en contra de los gobiernos y las grandes empresas. Al trazar la delgada línea que separa los datos útiles de la vigilancia abusiva, el proyecto DATACTIVE describe conflictos que pasan desapercibidos y que podrían remodelar la sociedad tal como la conocemos.

Sociedad

Los estudios indican que «los datos son el nuevo petróleo». Las empresas los necesitan para conocer mejor nuestros gustos y hábitos de compra, los políticos los quieren para ganar elecciones y los gobiernos dependen de ellos —la mayoría de las veces— para el bien común. Pero ¿qué sucede con la sociedad civil? Durante el último decenio, el periodismo de datos y las investigaciones sobre los derechos humanos que usan datos en línea han demostrado el valor de los datos masivos para agentes no gubernamentales y no comerciales. Con todo, desde una perspectiva investigadora, la conexión entre ciudadanía, participación política y datos masivos seguía estando relativamente inexplorada antes de que el proyecto DATACTIVE (Data activism: The politics of big data according to civil society), financiado por el Consejo Europeo de Investigación CEI, se pusiera en marcha. «DATACTIVE combinó entrevistas pormenorizadas con 250 activistas, defensores de los derechos humanos y defensores de los derechos digitales con observaciones sobre el terreno, tanto en la vida real como en el ciberespacio, y con técnicas de extracción de datos. La idea era reflejar qué piensa y dice la gente sobre los datos y la infraestructura de datos, lo que se hace con ellos y cómo los algoritmos median entre ambos», comenta Stefania Milan, investigadora principal y profesora adjunta de Nuevos Medios y Cultura Digital en la Universidad de Ámsterdam. El proyecto se centró en tres brechas del conocimiento: la falta de comprensión de la interacción de la sociedad civil con los datos, el vínculo entre la resistencia y la defensa de los datos masivos y la dimensión colectiva y de «software» del activismo que implica el uso de los datos.

Solucionismo tecnológico para la COVID-19

El equipo del proyecto dejó clara la función de los datos como mediadores en el activismo digital. Pueden considerarse una «apuesta» (un objeto de lucha política) o movilizarse como parte de «repertorios» o herramientas modulares para la lucha política. En este sentido, se han identificado varias tendencias interesantes. El proyecto analizó en detalle tendencias sociales como los datos abiertos, la resistencia a la vigilancia, la inteligencia de fuentes abiertas, la 5G y los efectos de los algoritmos de personalización de Facebook en las elecciones nacionales neerlandesas de marzo de 2021. El equipo de Milan identificó una brecha cada vez mayor entre las personas visibles en los registros oficiales y las «pobres de datos» que no lo son. Esto se manifestó plenamente durante la pandemia de COVID-19, por ejemplo, en las comunidades marginadas, como las personas no censadas y los migrantes indocumentados, que tuvieron dificultades para acceder a la atención sanitaria. «Creamos un blog multilingüe en el que se investiga cómo experimentan el virus las comunidades y los individuos marginados, al tiempo que se critica lo que llamamos el “solucionismo tecnológico” que ha caracterizado la respuesta a la pandemia», explica Milan. DATACTIVE investigó cómo la COVID-19 contribuyó a «bajar la guardia» con respecto a los riesgos para la privacidad. Según Milan, preocupa de manera especial la difusión de un nuevo modo de gobernanza en el que las aplicaciones de rastreo de contactos, las cámaras térmicas de reconocimiento facial y las plataformas educativas han asumido poco a poco funciones habitualmente reservadas a las administraciones y entidades gubernamentales. «Afecta negativamente a la soberanía de los ciudadanos sobre sus propios datos, al tiempo que aumenta la desigualdad y la discriminación. El certificado de vacunación de la Unión Europea es la culminación de esta tendencia: legitima las desigualdades entre los países y las personas al regularizar las formas de distinguir entre los vacunados y los no vacunados y, en última instancia, excluir a estos últimos. Esto es particularmente visible en el hemisferio sur, donde el acceso a las vacunas es muy limitado».

Acción ciudadana

Mientras tanto, DATACTIVE pudo observar cómo la transparencia de los datos y los datos abiertos se han convertido en una moneda de cambio en la lucha contra la pandemia. Los ciudadanos de países como Brasil los utilizan para elaborar discursos alternativos frente a la inacción del gobierno, mientras que algunos agentes de base y ONG se resisten cada vez más a la difusión del reconocimiento facial en la sociedad. La petición «Reclaim your face» de la Unión Europea es la culminación de estos esfuerzos. «A la larga, esperamos que nuestro proyecto anime a las personas a “jugar con los datos”. Nos gustaría que diferentes iniciativas de activistas de datos explorasen aspectos complementarios y que contribuyesen a sensibilizar sobre los problemas y las oportunidades de la datificación. Esto podría ayudar a aprovechar las buenas prácticas de la sociedad civil para el conocimiento y para las agendas de la política pública», comenta Milan. Aunque DATACTIVE ha llegado a su fin, la investigación continuará en el marco de otros proyectos. Entre ellos se encuentran los planes para desarrollar normas tecnológicas para las redes 5G que respeten los derechos humanos desde el diseño, el desarrollo de «software» para estudiar los algoritmos de personalización, así como una mayor investigación sobre las innovaciones tecnológicas que aumentan la discriminación y la injusticia.

Palabras clave

DATACTIVE, datos masivos, derechos humanos, sociedad civil, activismo digital, COVID-19

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación

Avances científicos
Cambio climático y medio ambiente
Sociedad
Salud

29 Noviembre 2022