Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

TENDENCIAS CIENTÍFICAS: El primer superconductor a temperatura ambiente después de un siglo de espera

Se ha descubierto el primer superconductor que funciona a temperatura ambiente.

Investigación fundamental

Los superconductores transmiten electricidad sin resistencia, y permiten así que la corriente fluya sin ninguna pérdida de energía. Gran parte de la energía que generamos se pierde como calor debido a la resistencia eléctrica. Todos los superconductores descubiertos hasta ahora precisan que se enfríen los materiales a temperaturas muy bajas, hasta tal punto que quedan inhabilitados para la mayoría de las funciones. Además, su mantenimiento y la ampliación de las aplicaciones posibles resulta caro.

Un gran paso para la superconductividad

Ahora imagine un mundo en el que la superconductividad transforma la red eléctrica, en el que la tecnología modifica la electrónica y el transporte, en el que los materiales están integrados en nuestros dispositivos electrónicos y redes energéticas. Se podrían ahorrar cantidades enormes de energía, y reducir la circuitería necesaria para que quepa en espacios pequeños, como nuestros bolsillos. La superconductividad revolucionaría una amplia gama de aplicaciones, que van desde los trenes de suspensión magnética hasta la imagenología médica. La búsqueda de estos materiales superconductores a temperaturas más elevadas está en marcha desde hace más de un siglo, pero ha acabado la espera. Se ha logrado ahora un compuesto superconductor que funciona a la muy agradable temperatura de 15 °C y se rompe así el récord anterior de –23 °C. Los resultados se publicaron en la revista «Nature». «Debido a los límites de la baja temperatura, los materiales con propiedades tan extraordinarias no han transformado el mundo de la manera que muchos podrían haber imaginado», declaró Ranga Dias, profesor adjunto de Ingeniería Mecánica y de Física y Astronomía en la Universidad de Rochester en Nueva York, a la cadena «BBC». «Sin embargo, nuestro descubrimiento romperá estas barreras y dará paso a muchas aplicaciones potenciales». El profesor Dias, director de la investigación, señaló que los superconductores a temperatura ambiente «pueden sin duda cambiar el mundo tal como lo conocemos».

Romper la tan buscada barrera de la temperatura ambiente

Para fabricar el superconductor, los investigadores examinaron una mezcla de tres elementos: carbono, hidrógeno y azufre. Combinaron estos elementos para crear hidruro de azufre carbonoso. Introdujeron la muestra entre dos diamantes y calentaron el material con luz láser para provocar reacciones químicas. A continuación, el equipo de investigación midió su superconductividad. La presión era unas 2,6 millones de veces la de la atmósfera terrestre, con temperaturas de unos 15 °C. El equipo descubrió que la resistencia eléctrica había desaparecido. Ahora, el profesor Dias tiene previsto encontrar formas de producir superconductores a temperatura ambiente a menores presiones. Esto hará que todavía sean más rentables de fabricar en mayores cantidades. «Con este tipo de tecnología, se puede convertir la sociedad en una de superconducción donde nunca más se necesiten dispositivos como baterías», comentó Ashkan Salamat de la Universidad de Nevada en Las Vegas y coautor del descubrimiento. «Puede que sea solo la punta del iceberg de otros muchos descubrimientos», añadió Russell Hemley, catedrático de Química y Física en la Universidad de Illinois en Chicago que no participó en la investigación, a «The New York Times». «La pregunta muy interesante es fundamentalmente: ¿Cuál es el límite? —observó, el profesor Hemley—. Y, ¿cuál es el mecanismo a estas temperaturas muy elevadas? Porque esta es realmente una cuestión sin resolver».

Palabras clave

superconductor, superconductividad, temperatura ambiente, temperatura, hidruro de azufre carbonoso