Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Soluciones inteligentes que ahorran energía para grandes ventanas y fachadas de cristal

El equipo de un proyecto respaldado por la Unión Europea está desarrollando unos acristalamientos aislantes ligeros y energéticamente inteligentes que podrían lograr ahorros energéticos de hasta un 70 % en calefacción y refrigeración.

Energía

Gran parte de la energía transferida a través de las capas exteriores de los edificios modernos pasa a través de las ventanas de cristal. Esta transferencia energética provoca que los espacios interiores pierdan calor en invierno y se hagan incómodamente calurosos en verano, lo que aumenta los costes de calefacción y refrigeración de un edificio. Aunque las soluciones como contraventanas y persianas mantienen los espacios interiores más frescos durante los meses calurosos, suelen afectar a las condiciones lumínicas, además de opacar la estética de los espacios. Por otro lado, las soluciones más avanzadas de acristalamiento que intentan abordar el problema estético son caras y consumen mucha energía. Para superar estas limitaciones, el proyecto Switch2Save, financiado con fondos europeos, está desarrollando soluciones inteligentes de acristalamiento adecuadas para grandes ventanales y fachadas de cristal. Desde que inició del proyecto hace un año, sus resultados iniciales han mostrado que estos acristalamientos aislantes energéticamente inteligentes pueden obtener una reducción de hasta un 70 % en el uso de energía primaria de edificios con mucho acristalamiento.

Las ventajas de los acristalamientos aislantes

Las soluciones inteligentes de acristalamiento Switch2Save combinan tecnologías electrocrómicas (EC) y termocrómicas (TC) de ventanas con protocolos de conmutación inteligentes. Según una nota de prensa publicada en el sitio web del proyecto, «la conmutación EC depende de materiales que cambian su transmitancia de luz mediante la electricidad de baja tensión, mientras que las células TC se basan en materiales que cambian sus propiedades reflejantes por infrarrojos con el aumento de la temperatura». La transferencia de energía de radiación puede controlarse fácilmente a través de estos acristalamientos aislantes ligeros, lo que logra una importante reducción del consumo energético para la calefacción y refrigeración de edificios grandes. Otra ventaja de esta tecnología es la mejora del confort lumínico interior que ofrece, en comparación con las persianas convencionales. Los protocolos de conmutación de las células TC y EC se desarrollaron para establecer una estrategia de conmutación para los acristalamientos aislantes de brillante a oscuro, con el objetivo final de maximizar el ahorro energético, además del confort visual y térmico. Para definir los protocolos de conmutación óptimos, el equipo del proyecto utilizó como modelo un edificio de oficinas virtual. Basado en esto, desarrolló una estrategia de conmutación con tres niveles de automatización: función de acristalamiento aislante completamente automático, semiautomático y predeterminado. La misma nota de prensa afirma: «Las indicaciones tras la implementación de la estrategia de conmutación automatizada en los acristalamientos aislantes de Switch2Save en dos zonas climáticas diferentes (Atenas y Estocolmo) sugieren la posibilidad de lograr ahorros energéticos variables en calefacción y refrigeración de entre 10-70 %, en comparación con las ventanas típicas de acristalamiento triple con elementos de sombreado interior». «Los modelos y las simulaciones que hemos desarrollado muestran que este protocolo de conmutación puede optimizar la conducta conmutadora de nuestros nuevos acristalamientos aislantes, lo que resulta en la reducción máxima posible del uso de energía primaria para asegurar o incluso mejorar el confort visual y térmico. En la misma nota de prensa, el doctor John Fahlteich del Instituto Fraunhofer de Electrónica Orgánica, Haz de Electrones y Tecnología de Plasma (FEP), coordinador del proyecto, afirma: «Es un placer presentar estos resultados al público en detalle por primera vez en nuestro taller en línea». La demostración de la solución de Switch2Save (Lightweight switchable smart solutions for energy saving large windows and glass façades) se hará en dos edificios: un hospital grande en Atenas (Grecia) y un edificio operativo de oficinas en Uppsala (Suecia). El equipo del proyecto sustituirá más de cincuenta ventanas y puertas de balcones y 200 m2 de fachadas de cristal en estos emplazamientos piloto, tras lo cual hará una comparación durante un año de la demanda energética de los edificios antes y después de los reemplazos. Para más información, consulte: Sitio web del proyecto Switch2Save

Palabras clave

Switch2Save, acristalamiento, ventana, energía, edificio, fachada de cristal