Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

La regeneración urbana se beneficia de las estrategias de cocreación comunitaria más inclusivas

Varias ciudades necesitan con urgencia nuevos enfoques de urbanismo que fomenten la cohesión social. El proyecto NEIGHBOURHOODCHANGE buscó iniciativas comunitarias para obtener soluciones inclusivas.

Sociedad

A raíz de la crisis financiera de 2008, la inversión estancada en la regeneración urbana y el suministro de ayuda social han afectado más duramente a los barrios desfavorecidos. Las estrategias de revitalización descendentes a menudo han exacerbado las tendencias existentes. Algunos barrios han experimentado un aumento de la gentrificación, mientras que otros, a menudo aquellos con altos niveles de inmigración y una tasa de desempleo elevada, se ven acosados por la pobreza y la exclusión social. La investigación ha resaltado la importancia del contexto local, el acceso a las viviendas asequibles y la influencia democrática sobre las decisiones de planificación cuando se analizan los impulsores de estos procesos. Al reconocer las limitaciones de las estrategias tradicionales (descendentes) de revitalización de los barrios, el proyecto NEIGHBOURHOODCHANGE exploró planteamientos ascendentes. El proyecto, que recibió el apoyo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie (MSCA), observó las estrategias de participación ciudadana inclusivas que se utilizan en los procesos de planificación de la regeneración, adoptando la investigación-acción como método de investigación. «No se puede entender el cambio en el barrio solo con los documentos de planificación, también es necesario explorar las influencias intangibles, como la cultura de la planificación o las actitudes de las partes interesadas», explica Laura Fregolent de la Universidad Iuav de Venecia y supervisora de la beneficiaria de la beca MSCA. NEIGHBOURHOODCHANGE ha reposicionado a las autoridades locales en el centro del debate sobre la innovación social y está pidiendo sistemas de planificación más flexibles y transparentes, abiertos a la colaboración entre las iniciativas comunitarias y las administraciones públicas.

Gobernanza «desde abajo»

Muchas instituciones públicas europeas han estado explorando formas de implicar a las comunidades en las soluciones de urbanismo mientras buscan una mayor transparencia tras los recortes en los gastos impulsados por la austeridad. Sin embargo, si bien las iniciativas comunitarias ofrecen una gama más amplia de habilidades y experiencia más allá de los «expertos» habituales, los grupos más vulnerables, en especial los más pobres y las minorías étnicas, enfrentan limitaciones a la hora de participar. NEIGHBOURHOODCHANGE exploró las posibilidades de la llamada «gobernanza desde abajo» que conecta a las comunidades con su gobierno local de una manera flexible que puede ampliarse o reducirse según la capacidad local. «Aquí, la innovación social se convierte en un proceso social y político altamente contextual que cambia las relaciones entre las diferentes partes interesadas involucradas en la formulación de políticas», dice Fregolent. La investigación de campo del proyecto se llevó a cabo en Parkdale (Toronto) entre febrero de 2018 y mayo de 2019. El trabajo de campo incluyó el análisis de los documentos de las políticas, la observación por parte de los participantes de los espacios urbanos clave y de las reuniones de planificación, y las entrevistas pormenorizadas con las partes interesadas clave, entre las que se encontraban los aliados de la comunidad y los responsables políticos. Al identificar las circunstancias en las que las iniciativas comunitarias pueden generar resultados urbanos positivos, el proyecto destacó la importancia de las infraestructuras ascendentes acordadas, vinculadas de forma transparente a la toma de decisiones. «Nuestros hallazgos brindan información sobre cómo implementar mecanismos de planificación más flexibles, tanto a nivel comunitario como institucional, para maximizar la participación de la comunidad e impulsar cambios en el funcionamiento de las instituciones públicas», agrega la beneficiaria de una beca MSCA, Elena Ostanel. La Parkdale People’s Economy en Toronto es una iniciativa social dirigida por ciudadanos que logró influir en la toma de decisiones de las autoridades locales en temas como la asequibilidad a largo plazo de viviendas de multiarrendamiento, con la obtención de 1,5 millones USD para un proyecto piloto. Parkdale People’s Economy también contribuyó a la creación de una política de zonificación inclusiva que estipula que los nuevos desarrollos residenciales planeen viviendas de ingresos mixtos. Los hallazgos de NEIGHBOURHOODCHANGE se están estudiando con más detenimiento como parte del proyecto SOLIVID que está desarrollando un mapa colaborativo y un recurso en línea sobre las iniciativas solidarias establecidas en respuesta a la COVID-19.

Palabras clave

NEIGHBOURHOODCHANGE, regeneración urbana, gentrificación, comunidad, iniciativa social, pobreza, austeridad, investigación-acción, ciudadano, COVID-19

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación