Skip to main content

Toxic Expertise: Environmental Justice and the Global Petrochemical Industry

Article Category

Article available in the folowing languages:

Análisis de la experiencia tóxica, la industria petroquímica y la justicia medioambiental

Las sustancias tóxicas están por todas partes, pero ¿qué responsabilidad social tienen quienes contaminan y qué están haciendo con respecto a la justicia medioambiental? Para descubrirlo, una nueva investigación ha examinado el tema de la experiencia tóxica en el ámbito de las empresas petroquímicas mundiales.

Cambio climático y medio ambiente

La experiencia tóxica es un arma de doble filo. Por un lado, se dispone de la experiencia científica sobre los efectos de la contaminación tóxica. Por el otro, está la experiencia acerca de la naturaleza de la toxicidad que se utiliza para justificar la responsabilidad social corporativa laxa y la falta de reglamentos significativos. Entre estos dos extremos se generan debates continuos, y a veces acalorados, sobre los impactos sociales, económicos, medioambientales y sanitarios de la contaminación tóxica. Alice Mah, profesora de Sociología en la Universidad de Warwick comenta: «Las sustancias tóxicas son omnipresentes en la vida moderna y, debido a sus efectos sobre la salud y el medio ambiente, son asuntos de preocupación pública». Con el respaldo del proyecto ToxicExpertise (Environmental Justice and the Global Petrochemical Industry), financiado con fondos europeos, Mah ha dirigido un esfuerzo por lograr nueva información sobre las complejas formas en las que la experiencia funciona dentro de la industria petroquímica mundial y en relación con ella. «Hemos centrado nuestro trabajo en la industria petroquímica, puesto que es una fuente de contaminación significativa y controvertida —explica Mah—. Además, esta industria se caracteriza por reglamentos y riesgos desiguales en los diferentes países y poblaciones».

Nuevos datos sobre la dinámica del poder corporativo

El proyecto ToxicExpertise, que recibió el apoyo del Consejo Europeo de Investigación, se propuso realizar el primer estudio científico-social sistemático de la industria petroquímica mundial, ya que está relacionada con la responsabilidad social corporativa y la justicia medioambiental. Para lograrlo, los investigadores empezaron a examinar la experiencia tóxica dentro de las principales empresas petroquímicas mundiales y ONG medioambientales que operan en Europa, China y los Estados Unidos. Mah apunta: «Estas investigaciones aportaron nuevos datos sobre la dinámica y las redes cambiantes del poder corporativo en la industria petroquímica mundial. También nos han dado una mejor comprensión de cómo las corporaciones utilizan la experiencia técnica en diferentes campos y para servir a una variedad de fines». Después, el equipo de investigación realizó estudios de caso en profundidad en China y los Estados Unidos, dos de los principales productores de productos petroquímicos del mundo. Mah afirma: «Estos estudios de caso señalan que, a pesar del impacto de la contaminación en el medio ambiente y en la salud, las actitudes locales se mantienen ambivalentes hacia la contaminación y hacia quienes contaminan. También descubrimos que los estudios de caso revelan desigualdades sociales acusadas y de larga data en los riesgos y las exposiciones a sustancias tóxicas». A partir de este trabajo, los investigadores desarrollaron un mapa petroquímico mundial interactivo, un recurso público interactivo en línea. Mah explica: «Gracias al trabajo colaborativo con investigadores y organizaciones comunitarias internacionales, hemos situado en el mapa setenta y cinco casos en todo el mundo de los principales emplazamientos petroquímicos, comunidades locales y movilización de trabajadores, y detalles de las emisiones, registros ambientales y de seguridad, fotos y artículos aparecidos en los medios de comunicación». El proyecto también lanzó «Toxic News», una revista electrónica, y en la actualidad está finalizando «Petrochemical Planet», un libro que ofrecerá una visión general exhaustiva del trabajo del proyecto.

Superación de los límites de la investigación científico-social

El proyecto ToxicExpertise ha tenido éxito a la hora de superar las barreras de la investigación científico-social en el impacto de gran alcance que la industria petroquímica ejerce en la sociedad. Mah concluye: «A pesar de décadas de activismo de justicia medioambiental, sigue existiendo una injusticia medioambiental persistente y sistemática, especialmente para las comunidades de clase trabajadora, minoritarias y de bajos ingresos de todo el mundo. Este proyecto pone en el punto de mira estas desigualdades sociales, el papel de las corporaciones poderosas y lo que debe hacerse para garantizar una transformación más justa y sostenible».

Palabras clave

ToxicExpertise, tóxico, sustancias tóxicas, contaminación tóxica, industria petroquímica, justicia medioambiental, responsabilidad social, desigualdades sociales

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación