Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

La corriente más intensa del Atlántico tropical compensa los bajos niveles oceánicos de oxígeno inducidos por el cambio climático

Varios investigadores financiados con fondos europeos estudiaron la conexión existente entre las fluctuaciones de la corriente ecuatorial y los cambios en el contenido de oxígeno, gracias a lo cual descubrieron que las corrientes más intensas en la zona superior del océano provocaban mayores concentraciones de oxígeno en el Atlántico ecuatorial.

Cambio climático y medio ambiente

Las aguas oceánicas circulantes ejercen un papel esencial en la regulación climática: almacenan y transportan oxígeno, carbono, nutrientes, calor y agua dulce por todo el mundo. Además de los cambios que sufren en respuesta a la variabilidad climática natural, las corrientes oceánicas también han ido variando como consecuencia del calentamiento global. En un estudio respaldado por la Unión Europea se han utilizado datos a largo plazo sobre la corriente más energética del Atlántico tropical —la corriente subsuperficial ecuatorial (CSE)— a fin de examinar la relación entre las fluctuaciones de la corriente ecuatorial y las variaciones del contenido de oxígeno presente en el océano. Desde la década de 1950, los océanos de todo el mundo han perdido alrededor del 2 % de su contenido de oxígeno, observándose grandes descensos en los mares tropicales. Sin embargo, el presente estudio revela un resultado diferente para la región analizada. Con el apoyo del proyecto TRIATLAS, financiado con fondos europeos, el equipo de investigación francoalemán descubrió que la CSE había crecido más de un 20 % entre 2008 y 2018. Además, esta intensificación provocó un aumento de las concentraciones de oxígeno en la capa superior del Atlántico ecuatorial, lo cual contrarrestó la desoxigenación inducida por el calentamiento global en la región. «A primera vista, esta afirmación suena alentadora, pero no describe toda la complejidad del sistema», comenta el profesor Dr. Peter Brandt, del Centro Helmholtz para la Investigación Oceánica de Kiel (Alemania), socio del proyecto TRIATLAS, en una noticia publicada en el sitio web «Science Daily». «Descubrimos que la intensificación de la corriente subsuperficial ecuatorial está causada principalmente por el fortalecimiento de los vientos alisios en el Atlántico Norte tropical occidental», añade Brandt, también autor principal del estudio publicado en la revista «Nature Geoscience».

Destacar la necesidad de efectuar observaciones a largo plazo

El equipo de investigación analizó un conjunto de datos obtenidos a lo largo de sesenta años para comprender mejor el reciente aumento del contenido de oxígeno en el Atlántico ecuatorial superior y llegó a la conclusión de que el aumento de oxígeno está relacionado con la variabilidad que tuvo lugar a lo largo de varios decenios, siendo las concentraciones de oxígeno bajas en la década de 1990 y principios de 2000 y altas en las décadas de 1960 y 1970. «A este respecto, nuestros resultados no contradicen la tendencia global, sino que indican que la intensificación de la corriente observada probablemente deje paso a una fase de corrientes más débiles asociadas con una reducción de oxígeno ampliada. Muestra la necesidad de llevar a cabo observaciones a largo plazo para poder separar las fluctuaciones naturales del sistema climático y otras tendencias como el agotamiento del oxígeno, provocadas por el calentamiento global», afirma Brandt. Los resultados del estudio señalan una conexión entre los cambios en el contenido de oxígeno y el tamaño de los hábitats de los peces pelágicos tropicales, que podría afectar a los ecosistemas marinos y a la pesca. «Comprimir o ampliar el hábitat de los peces pelágicos tropicales puede provocar una alteración de las relaciones entre depredadores y presas, pero también dificulta especialmente evaluar la sobrepesca de especies de peces económicamente relevantes, como el atún», señala el Dr. Rainer Kiko, coautor y miembro del laboratorio oceanográfico de la Universidad de la Sorbona en Villefranche-sur-Mer. El proyecto TRIATLAS (Tropical and South Atlantic climate-based marine ecosystem predictions for sustainable management), de cuatro años de duración, tiene como objetivo evaluar la situación actual del ecosistema marino presente en el Atlántico Sur y tropical, y predecir cambios futuros. En el proyecto, coordinado por la Universidad de Bergen (Noruega), se reúnen treinta y tres instituciones europeas, africanas y sudamericanas especializadas en cambio climático, oceanografía y ciencias sociales. TRIATLAS termina en mayo de 2023. Para más información, consulte: Sitio web del proyecto TRIATLAS

Palabras clave

TRIATLAS, océano, corriente, oxígeno, clima, tropical, ecuatorial, calentamiento global, Atlántico

Artículos conexos