Skip to main content

The First Cell Culture Platform that Enables Affordable Cell Therapies at a Large Scale

Article Category

Article available in the folowing languages:

Fabricación de células inteligentes para aplicaciones terapéuticas

Diversas aplicaciones en terapia, medicina regenerativa, ingeniería de tejidos e investigación biomédica emplean células cultivadas. Investigadores europeos han desarrollado una plataforma de cultivo celular autónoma y rentable que produce células de alta calidad en grandes cantidades.

Salud

La terapia celular está surgiendo como un método prometedor para muchas enfermedades crónicas e incurables, como el cáncer y la diabetes. La terapia celular generalmente trata a los pacientes con sus propias células o utiliza una fuente celular universal en lugar de productos farmacéuticos químicos. Para producir estas células, se requiere una infraestructura especializada y técnicos altamente capacitados, lo que hace que el proceso sea laborioso y caro. Además, la demanda urgente de un gran número de células cultivadas de alta calidad requiere el desarrollo de sistemas de cultivo celular autónomos que funcionen a costes mucho más bajos.

Una plataforma de expansión celular autónoma

Para abordar este desafío, el proyecto Facer, financiado con fondos europeos, propone acercar al mercado una plataforma autónoma de cultivo celular. «La plataforma Facer puede fabricar de forma autónoma miles de millones de células de alta calidad a partir de una pequeña biopsia de células», explica Miquel Costa, coordinador del proyecto, y fundador y director técnico de Aglaris. La plataforma Facer funciona con cartuchos de un solo uso donde las células se expanden bajo una supervisión continua sin intervención humana, lo que minimiza los riesgos de contaminación por manipulación de células. La cámara de cultivo de sistema cerrado ha sido diseñada para mantener condiciones homogéneas, consistencia de lote a lote y repetibilidad en la producción celular. Asimismo, la plataforma es un sistema modular que puede producir simultáneamente células de hasta cinco fuentes diferentes sin contaminación cruzada. «Lo que hace que la solución Facer sea diferente de otras en el mercado es su versatilidad, escalabilidad y automatización. Al cambiar los cartuchos, es posible producir diferentes tipos de células y terapias», subraya Costa. Además de la supervisión autónoma, los avances en el diseño del biorreactor junto con la inteligencia artificial (IA) permiten la toma de decisiones autónoma para optimizar la producción. Cabe destacar que el biorreactor Facer es fácil de usar y tiene la capacidad de producir células en un solo lugar, sin depender de empresas externas.

Optimización del biorreactor para uso industrial

Los investigadores han optimizado el diseño de un cartucho de la plataforma Facer para la expansión de linfocitos T receptores de antígenos quiméricos (CAR) de alta calidad a escala industrial. El rendimiento celular después de diez días de cultivo fue de casi el doble en comparación con los biorreactores celulares convencionales. Las actividades en curso pronto permitirán la producción de células madre mesenquimales con fines terapéuticos y regenerativos, así como de otras células adherentes. En general, el proceso de diseño se ha adaptado cuidadosamente a las necesidades del usuario final. Esto también es válido para el «software» en el que se ha creado una nueva interfaz de usuario para mejorar la experiencia del usuario y maximizar la funcionalidad. La plataforma Facer proporciona una ventaja competitiva sobre otras soluciones que están en el mercado, mientras que la comunicación continua con los líderes de opinión clave en el campo proporcionará los comentarios necesarios para producir las unidades comerciales. «Combina la solidez de los equipos de buenas prácticas de fabricación con la flexibilidad de un biorreactor de desarrollo de procesos, y sabemos que esto es algo que los investigadores de terapia génica y celular han estado esperando», continúa Costa. Acelerará el cribado y la evaluación de las terapias en desarrollo a un coste reducido, lo que anticipará los nuevos tratamientos para la aprobación regulatoria y clínica. También se espera que la solución Facer ayude a la producción de tratamientos personalizados en hospitales y clínicas. Los fabricantes de células y las organizaciones de fabricación por contrato pueden utilizar la plataforma Facer para ampliar los procesos de cultivo estandarizados.

Palabras clave

Facer, biorreactor, terapia celular, cultivo celular, linfocitos T con CAR, terapia génica, células madre mesenquimales

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación