Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Los fluidos de proceso reactivo ayudarán a evitar la fricción en las piezas

El movimiento relativo de metal sobre metal es omnipresente en las aplicaciones industriales y del sector del automóvil, al igual que la fricción y el desgaste que genera. Un tratamiento de superficies pionero que se integra fácilmente en la maquinaria existente ayuda a los lubricantes a hacer más por menos.

Tecnologías industriales

Aunque las soluciones disponibles, como los lubricantes y los materiales de recubrimiento, han avanzado, la mayoría todavía enfrenta a importantes limitaciones que afectan a la competitividad de los fabricantes y al medio ambiente. La tecnología Triboconditioning® para la optimización de superficies, desarrollada por la pyme sueca Applied Nano Surfaces (ANS), se basa en fluidos de proceso reactivo que forman nanocapas sobre componentes de acero o hierro fundido. La ayuda que concedió la Unión Europea al proyecto Triboconditioning permitió alcanzar el nivel de preparación tecnológica adecuado para aplicaciones específicas, lo que dio como resultado tres acuerdos de licencia, dos de ellos con grandes fabricantes de equipos originales para automóviles.

Adiós al deslizamiento

El proyecto Triboconditioning se centró en cuatro grupos de productos diferentes: cilindros de gran tamaño, cilindros de pequeño tamaño, ejes y engranajes. Christian Kolar, director general de ANS y coordinador del proyecto, explica la tecnología: «Aplicamos fluidos de proceso especiales con procesos químicos reactivos a las superficies y, después, utilizamos herramientas de materiales duros y alta presión para aplicar presión sobre los picos de superficie durante el deslizamiento sobre la superficie. El calor generado provoca que el fluido reaccione con la superficie y forme unas nanocapas de baja fricción que protegen contra el desgaste y están adheridas químicamente a la superficie». El resultado es una superficie lisa con una capacidad de carga excelente y una química de superficies optimizada. Esto último mejora significativamente la formación de una película de lubricante, algo cada vez más importante a medida que las industrias optan con mayor frecuencia por lubricantes de menor viscosidad y por un menor uso de aditivos perjudiciales.

Un proceso y una cooperación para la concesión de licencias flexibles

Triboconditioning® minimiza la fricción y el desgaste, y mejora el efecto de diferentes lubricantes. El proceso puede aplicarse mediante sistemas estándar de utillaje y mecanizado, lo cual ofrece mayor flexibilidad y permite una puesta en práctica sencilla. Los clientes pueden enviar sus componentes a ANS para la aplicación del tratamiento en sus instalaciones en aquellos casos que requieran la creación de prototipos, pruebas de ampliación de la escala de fabricación o una producción de volumen limitado (hasta unas cien mil piezas al año). Además, se está creando una red de colaboración para ofrecer servicios similares en aquellos mercados donde ANS todavía no dispone de instalaciones. A medida que los volúmenes de producción aumentan, ANS asiste al cliente en la transferencia de la tecnología del proceso a la planta del cliente o a su proveedor. El acuerdo de licencia que incluye el derecho a utilizar el proceso de Triboconditioning® puede concluirse con una tarifa anual fija por categoría de producto o una tarifa variable por pieza tratada.

Un rendimiento óptimo con unos costes e impacto medioambiental menores

Triboconditioning® optimiza la superficie de los componentes de acero o hierro fundido tanto física como químicamente, mientras que las tecnologías existentes solo suelen abordar una de esas dos vertientes. En comparación con ellas, Triboconditioning® mejora considerablemente el rendimiento con un coste adicional limitado, un menor impacto medioambiental y unos residuos mínimos. Kolar lo resume del siguiente modo: «Triboconditioning nos ha permitido pasar de las pruebas de producción tempranas/en laboratorio a sistemas viables a escala completa que ayudan a nuestros clientes a reducir la fricción y el desgaste. Además, durante el proyecto comenzamos a desarrollar nuestro novedoso tratamiento para engranajes. Nos ha permitido minimizar considerablemente la fricción y el desgaste en los puntos de contacto de los engranajes, lo cual tiene muchas aplicaciones en la industria y los vehículos eléctricos. En relación con estos últimos, podemos mejorar su autonomía y aumentar la longevidad de la transmisión, al tiempo que se minimiza el ruido esta que genera». Las previsiones indican que la tasa de crecimiento anual compuesto del mercado de vehículos eléctricos entre 2019 y 2026 alcanzará un 25,6 %, con un aumento de 103 000 millones EUR a 508 000 millones EUR. Los cilindros, ejes y engranajes de todo tipo cada vez encontrarán menos resistencia gracias a Triboconditioning®.

Palabras clave

Triboconditioning, fricción, lubricante, engranaje, fluidos de proceso, nanocapas, vehículo eléctrico, materiales de recubrimiento, tratamiento de superficie

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación