Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

La temperatura del océano Atlántico repercute en los climas mediterráneo y pacífico

Según revela el Barcelona Supercomputing Center - Centro Nacional de Supercomputación, el calentamiento o el enfriamiento de la superficie del Atlántico provocan cambios en las condiciones climatológicas de las regiones del Mediterráneo y el Pacífico.

Sociedad

El clima en las regiones del Mediterráneo y el Pacífico está influenciado por el calentamiento y el enfriamiento de la superficie del Atlántico, según revelan una serie de estudios en el Barcelona Supercomputing Center - Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS). La labor del proyecto INADEC también arrojó luz sobre la variabilidad multidecadal atlántica (VMA), las fluctuaciones en la superficie del océano del Atlántico Norte a lo largo de muchas décadas. Unos investigadores han desvelado por qué las simulaciones actuales infravaloran su influencia sobre el clima en Europa y otras regiones. «Todos los estudios destacan que, para simular con precisión la influencia de la VMA sobre el clima, se necesita mejorar el promedio de los modelos climáticos», descubrió el investigador Yohan Ruprich-Robert, quien trabaja en el grupo de Predicción del Clima del BSC-CNS. Su investigación contó con el apoyo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie. Las notables fluctuaciones de la temperatura oceánica del Atlántico Norte a lo largo de varias décadas tienen una repercusión especialmente importante sobre la temperatura y la lluvia durante el verano en el Mediterráneo, afirma Ruprich-Robert. «En concreto, la VMA modula la incidencia de las olas de calor alrededor de la cuenca mediterránea un 20 %», explica. El investigador compartió sus hallazgos en el artículo «Modulation of the occurrence of heatwaves over the Euro-Mediterranean region by the intensity of the Atlantic Multidecadal Variability» («Modulación de la ocurrencia de olas de calor en la región euromediterránea por parte de la intensidad de la variabilidad multidecadal atlántica») publicado en la revista «Journal of Climate». Las simulaciones climáticas específicas muestran que una fase cálida de la VMA aumenta el movimiento del aire troposférico descendiente en la región del Mediterráneo, según concluyó la investigación. Sin embargo, los modelos varían en cuanto a su capacidad para predecir la teleconexión entre el Mediterráneo y la VMA, por lo que se necesita seguir investigando para determinar el motivo.

Previsiones de modelos precisos

El proyecto también investigó las simulaciones de las teleconexiones de la VMA en invierno y descubrió que todos los modelos climáticos simulan una respuesta de circulación atmosférica más débil que la observada. «Descubrimos un vínculo entre las respuestas modelo a la VMA y los errores en las condiciones climáticas promedio de los modelos», afirma Ruprich-Robert. «Los modelos con los errores más débiles simularon las respuesta más sólida a la VMA». Dichos hallazgos se presentaron en el artículo «Atlantic Multidecadal Variability and North Atlantic jet: a multimodel view from the Decadal Climate Prediction Project» («La variabilidad multidecadal atlántica y el flujo del Atlántico Norte: una visión multimodelo del proyecto Decadal Climate Prediction») publicado en la revista «Journal of Climate». «Este resultado ayudará a lograr que nuestra previsión del modelo de la respuesta de circulación atmosférica a la VMA sea más precisa», añade Ruprich-Robert. «En el futuro, subseleccionaremos modelos con los errores más débiles en las condiciones promedio para evaluar el impacto climático de la VMA».

Océanos influyentes

En un principio, el equipo se propuso investigar la repercusión de la VMA en la región mediterránea, pero sus hallazgos también los llevaron a incluir su repercusión en El Niño-Oscilación del Sur y el Pacífico. Esperan que ello mejore las predicciones climáticas en otras regiones del mundo. Asimismo, descubrieron que los modelos diferían diez veces en sus previsiones sobre cuánto se enfría el Pacífico ecuatorial durante la fase de calentamiento de la VMA. Dichas diferencias se volvieron a vincular con errores en las condiciones climáticas promedio de los modelos, especialmente en la precipitación simulada. Al corregir esos errores de precipitación, los investigadores concluyeron que un calentamiento en el Atlántico de 0,26 °C provoca un enfriamiento de 0,16 °C en el Pacífico ecuatorial. Ruprich-Robert cree que su labor muestra que los sistemas de predicciones decenales se podrían mejorar si pudiesen simular mejor las teleconexiones vinculadas con el Atlántico. «Una mayor comprensión de dichos mecanismos, a fin de mejorar su representación en modelos climáticos, podría aumentar nuestra capacidad para predecir el clima en las próximas décadas».

Palabras clave

INADEC, teleconexiones, sistemas de predicciones decenales, variabilidad multidecadal atlántica, Atlántico Norte

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación