Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Novedades acerca de Crystal Tandem Solar: un verdadero esfuerzo transatlántico para desarrollar células fotovoltaicas de perovskita supereficientes, más baratas y más flexibles

En el número de agosto-septiembre de 2020 de Research*eu, en nuestra sección de Energía, nos reunimos con Giles Eperon, investigador jefe del proyecto Crystal Tandem Solar, financiado con fondos europeos y parte de las Acciones Marie Skłodowska-Curie. Él y su equipo trabajaban en el desarrollo y perfeccionamiento de células fotovoltaicas de perovskita muy innovadoras, lo que le llevó a los Estados Unidos para continuar con su trabajo una vez finalizada su beca.

Energía

En Crystal Tandem Solar (Single-Crystal Perovskite Tandem Solar Cells For High Efficiency and Low Cost), Eperon se dedicó a fondo a ampliar los límites de la tecnología de perovskita. Un gran avance en una fase temprana del proyecto le permitió centrarse por completo en las perovskitas, ya que detectó que dos capas de perovskita podían ser extremadamente eficientes. El proyecto le llevó a los Estados Unidos, donde empezó a trabajar para el Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL) de los Estados Unidos en Colorado, así como a cofundar la empresa incipiente Swift Solar, radicada en la bahía de San Francisco.

De Europa a América

... Y sigue residiendo en los Estados Unidos, como descubrimos al principio de la entrevista en la que nos puso al día. «De hecho, sigo trabajando para Swift y mantenemos un pequeño equipo establecido en el NREL, aunque la mayoría de nosotros estamos ahora en California», comienza diciendo. «Sin embargo, antes de mudarnos, estuvimos ubicados por completo en el NREL durante un tiempo, ya que ofrece a las empresas incipientes acceso a sus instalaciones y conocimientos, algo que resultó ser de un valor incalculable para poner Swift en marcha». En el NREL, Eperon y su equipo también tuvieron un acceso privilegiado a dispositivos de mayor envergadura que, de otro modo, no habría sido posible. Cuando le preguntamos directamente por los avances en curso en relación con su innovadora tecnología de perovskita, Eperon se muestra reservado. «Va bien: hemos construido nuestro propio laboratorio [en California], que lleva cerca de un año y medio en marcha, y ahora estamos planeando la siguiente fase de ampliación», afirma. «Aún no puedo dar más detalles, pero tenemos colaboraciones industriales emocionantes y ya hay partes interesadas que fabrican prototipos de nuestros productos de demostración. En resumen, las cosas van rápido en estos momentos y estoy seguro de que tendrán un aspecto muy distinto dentro de un año o así».

La importancia de los fondos de la Unión Europea

Cuando reflexiona sobre el recorrido que le llevó hasta Colorado, Eperon no alberga dudas de que los fondos europeos fueron esenciales. «Me dieron la posibilidad de empezar a investigar en los Estados Unidos, lo que realmente me permitió desarrollar fuertes vínculos tanto con la comunidad académica estadounidense como con los fundadores de Swift y los colaboradores del NREL. En realidad, Swift surgió de una colaboración que se forjó durante mi proyecto financiado». Terminamos nuestra entrevista con una nota más reflexiva. «Creo que proporcionar financiación para que los investigadores con talento se desplacen a otros países abre realmente las puertas al intercambio de ideas, las relaciones de la comunidad y las colaboraciones. ¡Para mí sin duda fue así!».

Palabras clave

Crystal Tandem Solar, celdas fotovoltaicas de perovskita, Swift Solar, NREL