Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

¿Creen los europeos que las redes sociales son perjudiciales?

¿Creen los ciudadanos de a pie en las afirmaciones que se hacen en línea sobre las redes sociales y sus efectos sobre la salud mental de los adolescentes? Un equipo de investigadores respaldados por la Unión Europea realizó una encuesta para averiguar cuán dispuestas están las personas a verificar los datos.

Economía digital
Sociedad

Si no está seguro de si las redes sociales son verdaderamente perjudiciales para el bienestar mental de los jóvenes, no es el único. Incluso los científicos no se ponen de acuerdo sobre los efectos de las redes sociales sobre la salud mental de los adolescentes. Algunos investigadores proporcionan pruebas de que el aumento del uso de las redes sociales está vinculado al incremento de problemas de salud mental, mientras que otros argumentan que las redes sociales podrían tener efectos positivos. Un tercer grupo considera que la mayor parte de la investigación en este campo es de mala calidad y requiere un método científico más eficaz. A la luz de las opiniones divergentes de los científicos, investigadores respaldados por el proyecto financiado con fondos europeos TRESCA (Trustworthy, Reliable and Engaging Scientific Communication Approaches) decidieron averiguar lo que pensaban sobre esta cuestión los ciudadanos de a pie. La respuesta que recibieron fue inequívoca: la mayoría coincidía en que las redes sociales tienen un efecto perjudicial. «Pero es más complicado de lo que en principio podría parecer», escribe la Dra. Sara Degli Esposti en un artículo publicado en «Science|Business». La Dra. Degli Esposti es investigadora en el Instituto de Políticas y Bienes Públicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (España), socio del proyecto TRESCA. En su encuesta, el equipo del proyecto preguntó a más de siete mil personas de siete países europeos (Alemania, España, Francia, Italia, Hungría, los Países Bajos y Polonia) su opinión sobre las redes sociales. Se mostró a los encuestados (de diferentes edades, sexos y niveles socioeconómicos) una afirmación según la cual «varios estudios muestran» que existe un vínculo entre el tiempo frente a la pantalla y una salud mental deficiente. Basándose en esta afirmación, el 83 % aseguró estar de acuerdo en que hay un problema y el 57 % incluso dijo que se plantearía eliminar algunas de sus cuentas en redes sociales.

La importancia de la verificación de datos

Sin embargo, a continuación, el equipo de la investigación les ofreció la posibilidad de verificar la afirmación por sí mismos «para formarse una opinión más fundada», como señala la Dra. Degli Esposti. El equipo se sorprendió al descubrir que el 77 % estaba interesado en verificar la afirmación. El 86 % de los encuestados que la verificaron expresó estar interesado en saber más sobre los efectos de las redes sociales. El porcentaje de personas que se plantearía eliminar sus cuentas de redes sociales también aumentó al 62 %, es decir en un 5 %. «Así que la forma en que se presenta este tipo de datos controvertidos sobre ciencias sociales a las personas importa», observa la Dra. Degli Esposti. «Y lo que es más importante: muestra que muchas personas están dispuestas, si se les da la oportunidad, a comprobar los hechos por sí mismas. Curiosamente, hubo algunas diferencias nacionales muy claras en cuanto a esta actitud escéptica. Los italianos fueron los más proclives a querer ver los datos por sí mismos. Por su parte, los alemanes fueron los menos interesados, pero también quienes más confiaban en las instituciones. ¿Qué causa esta diferencia? La historia, la cultura, los medios de comunicación, la política... Hay todo tipo de factores que difieren de un país a otro y que afectan a cómo las personas ven los datos controvertidos». El equipo prevé continuar su investigación sobre las redes sociales y la información errónea como parte del proyecto TRESCA. En la actualidad, está desarrollando una aplicación (el Misinformation Widget o MS.W.) que ayudará a las personas a comprobar las afirmaciones científicas que lean en línea. Se trata de una herramienta muy valiosa si uno tiene en cuenta nuestra experiencia con los efectos devastadores de la información errónea sobre las vacunas y las medidas de protección durante la pandemia de COVID-19. Para más información, consulte: Sitio web del proyecto TRESCA

Palabras clave

TRESCA, redes sociales, adolescente, salud mental, información errónea, verificación de datos, tiempo frente a la pantalla

Artículos conexos