Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Más allá del punto de inflexión climático: no siempre es tan crítico, pero no hay que relajarse

En lo que respecta al punto de inflexión climático, podría haber buenas noticias para los grandes sistemas terrestres espacialmente heterogéneos. Según un nuevo estudio, superar un punto crítico podría tener consecuencias menos graves de lo que se cree.

Cambio climático y medio ambiente

Una nueva investigación da esperanzas de que superar un punto de inflexión podría no ser tan desastroso para un sistema terrestre como se suele pensar. El estudio, respaldado por el proyecto financiado con fondos europeos TiPES, revela que la inflexión de sistemas espacialmente heterogéneos, como las capas de hielo, los lagos y los bosques, no siempre conlleva cambios irreversibles en todo el sistema. De hecho, las consecuencias a menudo pueden ser más sutiles y menos graves, tal como se afirma en el artículo publicado en la revista científica «Environmental Research Letters».

Los modelos actuales son demasiado simples

Hasta ahora, se ha demostrado que muchos sistemas terrestres son susceptibles de sufrir una inflexión, lo que aumenta el rango de catástrofes irreparables como, por ejemplo, la desaparición de la selva amazónica, el derretimiento de las capas de hielo y la desertización. Con todo, estas predicciones dependen en general de modelos conceptuales simples con solo dos estados alternativos, tal como se afirma en el estudio. Los autores aducen que, en modelos más complejos, la inflexión no suele ser tan grave, lo que conlleva, por ejemplo, que solo se derritan partes de una capa de hielo en vez de toda la capa en un único fenómeno de inflexión. En su estudio, los investigadores examinaron cómo se comportan los modelos conceptuales cuando se incluyen efectos espaciales como el transporte espacial y la heterogeneidad espacial. Descubrieron que, cuando se incorporan estos efectos, la gravedad del fenómeno de inflexión parece depender en gran medida del tamaño y la heterogeneidad espacial del sistema. Es decir, cuando se produce una inflexión en un sistema grande y espacialmente heterogéneo, este fenómeno es menos grave que una inflexión completa y se produce en etapas más pequeñas, lo que provoca la reestructuración de solo una parte del sistema. «Además, parte del dominio aún se encuentra en su estado original, por lo que la restauración también podría ser más fácil y puede ocurrir de forma más gradual: a medida que las condiciones climáticas mejoren de nuevo, la interfaz espacial entre estados puede desplazarse, recuperando lentamente el sistema», dicen los autores. En el estudio se emplearon lagos someros para describir el papel que desempeñan el tamaño y la heterogeneidad espacial en sistemas ecológicos. En los lagos pequeños, la heterogeneidad es limitada, por lo tanto, las concentraciones elevadas de nutrientes pueden causar un crecimiento excesivo de algas, que conlleva el enturbiamiento de estos lagos pequeños. Sin embargo, en los lagos grandes, que son más heterogéneos debido al tamaño del sistema, las concentraciones elevadas de nutrientes pueden favorecer la inflexión solo en una parte del lago, mientras otras partes del lago no se ven afectadas. Por tanto, sobrepasar un punto de inflexión es menos grave en los lagos grandes que en los más pequeños. Este hecho podría incluso favorecer que las zonas turbias de un lago grande se aclaren si se dan las condiciones adecuadas, por ejemplo, si se reduce la contaminación por nutrientes. Aunque esta perspectiva no es tan terrible como se pensaba en un principio, no implica que la inflexión climática no sea motivo de preocupación. «Me siguen preocupando los puntos de inflexión, ya que presumo que podrían producirse fenómenos críticos, sobre todo si persiste el cambio climático. Pero no me preocupa tanto el hecho de que, una vez se sobrepase un punto de inflexión, todo se vaya a pique de forma inmediata —comenta el autor principal del estudio TiPES (Tipping Points in the Earth System), el doctor Robbin Bastiaansen, de la Universidad de Utrecht (los Países Bajos), en una noticia publicada en el sitio web «Mirage»—. Creo que va a ser mucho más sutil que el tipo de narrativa que se ha descrito en algunos artículos sobre los límites planetarios: que una vez que se supera un punto de inflexión, todo colapsa simultáneamente. No creo que ese sea el caso». Para más información, consulte: Sitio web del proyecto TiPES

Palabras clave

TiPES, clima, punto de inflexión, heterogeneidad espacial, sistema terrestre, lago

Artículos conexos