European Commission logo
español español
CORDIS - Resultados de investigaciones de la UE
CORDIS

The therapeutic potential of Genipin as a corneal cross-linking agent: Unlocking a new pathway for the treatment of corneal infection and disease.

Article Category

Article available in the following languages:

Los colirios de origen vegetal previenen la ceguera

La queratitis infecciosa es una de las principales causas de ceguera en todo el mundo. Un fármaco de origen vegetal con propiedades antimicrobianas ofrece una alternativa prometedora al tratamiento convencional con antibióticos.

Salud icon Salud

La queratitis infecciosa puede estar causada por diversos microorganismos, como bacterias, virus y hongos. Las personas que usan lentes de contacto, que se han sometido a una cirugía ocular o que han sufrido un traumatismo ocular tienen un mayor riesgo de infectarse.

Un fármaco antimicrobiano de origen vegetal

El tratamiento convencional de la queratitis infecciosa implica el uso tópico de antibióticos, pero la resistencia a los antimicrobianos reduce su eficacia. El entrecruzamiento del colágeno corneal ha surgido como un tratamiento alternativo a los antibióticos para esta enfermedad. Al utilizar riboflavina y luz ultravioleta para eliminar los patógenos durante la infección de la córnea, se minimiza la destrucción del tejido. Sin embargo, preocupa el efecto de la radiación ultravioleta en el ojo. En el proyecto CORLINK, financiado con fondos europeos, se propuso el empleo de la genipina, una sustancia reticulante natural derivada de la planta «Gardenia jasminoides», con propiedades antimicrobianas, una toxicidad mínima y que elimina la necesidad de utilizar luz ultravioleta. La investigación del proyecto CORLINK se llevó a cabo con el respaldo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie (MSCA, por sus siglas en inglés) y consistió en la comprobación de las propiedades antimicrobianas de la genipina contra bacterias grampositivas («Staphylococcus aureus») y gramnegativas («Pseudomonas aeruginosa»), así como contra hongos («Candida» sp. y «Fusarium» sp.). «Descubrimos que la genipina inhibía el crecimiento de estos patógenos y evaluamos su acción antimicrobiana en un modelo corneal “ex vivo” de queratitis infecciosa», destaca Elena Koudouna, beneficiaria de una beca de investigación individual MSCA. Un tratamiento único de genipina redujo significativamente la proliferación bacteriana en las córneas infectadas en modelos «ex vivo» de «S. aureus» y «P. aeruginosa». Con un modelo «in vivo» de queratitis infecciosa, los investigadores pudieron evaluar además los efectos de la genipina en la regulación de la respuesta inmunitaria del hospedador a la infección, un factor importante en el tratamiento de la enfermedad. Aunque todavía no se ha dilucidado el mecanismo exacto de la acción antimicrobiana de la genipina, lo más probable es que implique la reticulación de varias proteínas de la superficie del patógeno, lo que interfiere en procesos celulares vitales como la división y el crecimiento. Otro posible mecanismo de acción antimicrobiana de la genipina es a través de su interacción con enzimas intracelulares, que provoca una alteración metabólica. Además, la genipina parece retrasar la destrucción del tejido, como se ha demostrado en córneas humanas «ex vivo».

Genipina en forma de colirio

El objetivo principal de CORLINK era proporcionar nuevos tratamientos eficaces para la queratitis infecciosa, especialmente para los casos graves e incontrolables, que no responden a los tratamientos convencionales o que no pueden optar a estrategias terapéuticas alternativas. Los investigadores demostraron las prometedoras propiedades de la genipina para combatir la queratitis bacteriana, lo que respaldó su potencial clínico como una novedosa estrategia terapéutica para el tratamiento de la queratitis infecciosa. «Creemos que la posible aplicación de la genipina en forma de colirio es enormemente ventajosa respecto a los tratamientos alternativos porque no requiere ningún equipo, es más barata y podría utilizarse fácilmente en los países en desarrollo, donde la incidencia de la queratitis infecciosa es muy alta», subraya Koudouna. Los investigadores tienen previsto llevar a cabo estudios farmacocinéticos y farmacodinámicos para optimizar la dosis y la aplicación tópica de la genipina. Dadas las propiedades reticulantes y antiinflamatorias de la genipina, los futuros trabajos de investigación también pueden centrarse en su aplicación como tratamiento independiente o complementario contra otras enfermedades oculares. Además, la genipina podría emplearse para tratar otras enfermedades asociadas a la piel, la diabetes y las úlceras de decúbito, que también se caracterizan por la inflamación, la lisis del colágeno y la destrucción de los tejidos.

Palabras clave

CORLINK, genipina, queratitis infecciosa, reticulación, colirios, Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación