Skip to main content

Trustworthy, Reliable and Engaging Scientific Communication Approaches

Article Category

Article available in the folowing languages:

Generar confianza en la comunicación científica

Un proyecto financiado con fondos europeos analizó las razones por las que se confía en la ciencia y cómo los periodistas, los sociólogos y los responsables políticos pueden comunicarla mejor.

Sociedad

Los medios digitales han sido un arma de doble filo para la comunicación científica. Aunque un número creciente de personas se interesan por la ciencia en internet, muchas encuentran, y comparten, cada vez más información errónea. En el proyecto TRESCA (Trustworthy, Reliable and Engaging Scientific Communication Approaches), financiado con fondos europeos, pretendían descubrir cómo se puede fomentar la confianza en el ecosistema digital. «Gran parte de la confianza del público se basa en la credibilidad que se otorga a ciertas organizaciones», comenta Jason Pridmore, coordinador del proyecto TRESCA. «Es más probable que confíes en una organización si alguien de tu red social general confía en ella, lo cual también es la forma en que se puede propagar la desinformación», explica.

Evaluación de la confianza mediante encuestas paneuropeas

TRESCA puso en marcha una serie de investigaciones cualitativas y cuantitativas, entre ellas un cuestionario que analiza las razones por las que se confía en la comunicación científica, completado por más de siete mil personas en Alemania, España, Francia, Hungría, Italia, los Países Bajos y Polonia. «Incorporar una historia personal a la comunicación científica aumentó la disposición de la gente a decir que es digna de confianza», señala Pridmore, vicedecano de Educación de la Escuela Erasmus de Historia, Cultura y Comunicación, en Róterdam (Países Bajos). Sin embargo, añade que algunos países fueron menos receptivos a estas historias. El equipo también descubrió que la producción de alta calidad y la fuerte estética visual ofrecen beneficios tangibles para los niveles de confianza. «No preveíamos que fuera una cuestión tan fundamental». Esto también ofrece posibilidades para la difusión de información errónea bien elaborada, añade. «Así que acabas en la otra cara de la moneda».

La importancia de la comunicación visual

Uno de los resultados del proyecto TRESCA fue un vídeo creado por la agencia Kurzgesagt, socia del consorcio, que analiza las dificultades de comunicar los avances científicos al público en general, incluidos los riesgos de la simplificación excesiva. El vídeo tuvo un enorme éxito y ha sido visto por el público de Kurzgesagt más de 10 millones de veces. «El producto final fue la culminación de un proceso de autorreflexión», explica Pridmore, lo cual es necesario tanto en la investigación científica como en su comunicación.

Mejora de las defensas contra la desinformación en línea

El equipo también ha desarrollado un curso en línea masivo y abierto (MOOC, por sus siglas en inglés), Science Communication: Communicating Trustworthy Information in the Digital World (Comunicación científica: comunicación de información fidedigna en el mundo digital), para ayudar a los científicos, los responsables políticos y los comunicadores científicos a conocer sus respectivos objetivos, calendarios y métodos de comunicación. «De ello se deduce que afecta al público en general, porque estos tres grupos diferentes se dirigen al público de diferentes maneras», señala Pridmore. El proyecto también investigó la viabilidad de un «widget» de información errónea, una herramienta en línea capaz de evaluar rápidamente la fiabilidad de la información encontrada en internet. El equipo determinó que este tipo de sistema es muy valioso y viable desde el punto de vista técnico, pero que requeriría una importante inversión financiera para convertirlo en una herramienta eficaz dirigida a los medios digitales. Existe un proyecto de seguimiento, Inspiring and anchoring trust in science (IANUS), cuyo objetivo es comprender cómo fomentar un «escepticismo adecuado» en la ciencia entre el público en general. A partir de abril de 2023, todos los proyectos relacionados con TRESCA se unirán en el proyecto COALESCE, financiado con fondos europeos, para crear un centro de competencia europeo para la comunicación científica. «La intención es que tengamos una organización autofinanciada que actúe como punto de partida para la confianza en la ciencia», afirma Pridmore.

Palabras clave

TRESCA, confianza, ciencia, comunicación, desinformación, medios de comunicación, digitales, auto, reflexivo, Kurzgesagt, COALESCE

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación