Skip to main content

An Implantable Peritoneal Ultrafiltration Device that actively and continuously prevents fluid overload in congestive heart failure patients

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un dispositivo implantable mejora el tratamiento de los enfermos cardíacos

La eliminación de la acumulación excesiva de líquidos corporales como consecuencia de la insuficiencia cardíaca es cara y a menudo ineficaz. Un innovador dispositivo implantable podría permitir tratar a estos enfermos en casa y, de esa forma, mejorar su calidad de vida.

Salud

La insuficiencia cardíaca es una importante preocupación sanitaria que afecta aproximadamente al 2 % de la población y es especialmente frecuente entre las personas mayores. El deterioro del rendimiento cardíaco puede provocar una reducción de la función renal y la retención de líquidos. «Alrededor del 30 % de los pacientes no responden a la medicación diurética y 9 de cada 10 ingresos hospitalarios por insuficiencia cardíaca se deben a hipervolemia», explica el coordinador del proyecto IPUD, Nitai Hanani, de Paragate Medical de Israel. «Aproximadamente el 25 % de estos ingresos se producen en el plazo de menos de un mes desde el episodio de hospitalización anterior». Por tanto, los protocolos de tratamiento actuales no son especialmente eficientes ni rentables. De hecho, la carga que supone para los sistemas sanitarios hospitalizar y tratar a los pacientes una y otra vez es enorme. Por tanto, un reto fundamental es encontrar formas más eficientes de mejorar la asistencia y que, al mismo tiempo, puedan mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Dispositivo implantable a domicilio

Este era el objetivo de IPUD. El equipo de este proyecto financiado con fondos europeos pretendía validar un prototipo de dispositivo implantable que elimina continuamente el exceso de líquido mientras los pacientes están en casa, y ampliarlo para hacerlo comercialmente viable. «También queríamos llevar a cabo los primeros ensayos clínicos en seres humanos», añade Hanani. El dispositivo consta de una cámara de absorción que se implanta en la cavidad abdominal. Mediante la inducción de un vacío accionado por una bomba, los líquidos se retiran de los tejidos adyacentes a la cámara y desde allí se eliminan a través de un catéter. Hanani y su equipo creen que el sistema puede proporcionar un tratamiento a domicilio que vaya más allá del control y sea más rentable y menos estresante que las hospitalizaciones reiteradas. «El objetivo es tratar a estos pacientes en su domicilio y que puedan permanecer en él», señala Hanani.

Validación y desarrollo clínico ulterior

El proyecto permitió a Hanani y su equipo integrar las capacidades de ingeniería y fabricación que necesitaban. «Gran parte de la financiación se centró también en la validación, partiendo de estudios preclínicos de seguridad», señala. Un paso fundamental fue establecer la infraestructura necesaria para llevar a cabo los ensayos clínicos. Se formó al personal médico sobre cómo trabajar con el nuevo dispositivo y se llevaron a cabo los primeros estudios con pacientes. Esto generó datos sustanciales sobre la viabilidad y eficacia del dispositivo y ayudó al equipo del proyecto a determinar el mejor camino que se debía seguir en términos del desarrollo clínico ulterior.

Mejora de la calidad de vida de los pacientes

Aunque aún se encuentra en una fase relativamente temprana del proceso de desarrollo, Hanani se mostró encantado de ver cómo el dispositivo podía mejorar la calidad de vida de los pacientes. Pudieron quitarse las mascarillas de oxígeno y ser atendidos en sus propios hogares. No tener que acudir repetidamente al hospital reduciría de forma significativa los costes sanitarios y ayudaría a disminuir el nivel de malestar de los pacientes. «Gracias a este proyecto, pudimos evaluar adecuadamente por primera vez este concepto de tratamiento completamente nuevo —afirma Hanani—. Nuestro principal logro fue llevar este tratamiento al ámbito clínico». Hanani señala que aún queda mucho por hacer. No obstante, los resultados han sido muy alentadores. «Seguiremos trabajando en la próxima generación de este dispositivo para comercializarlo», concluye.

Palabras clave

IPUD, corazón, renal, hospitalización, cardíaco, asistencia sanitaria, diurético, salud

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación