Skip to main content
European Commission logo
español español
CORDIS - Resultados de investigaciones de la UE
CORDIS

Article Category

Article available in the following languages:

Parejas que trabajan desde casa: ¿Quién se beneficia más?

Un nuevo estudio revela que el trabajo a distancia saca a relucir diferencias que inclinan la balanza a favor de un género.

Investigación fundamental icon Investigación fundamental

La pandemia mundial ha llevado a muchas parejas a un mundo en el que se trabaja desde la comodidad de su hogar. Estos hombres y mujeres se enfrentan a varios desafíos a la hora de encontrar un equilibrio entre las obligaciones domésticas y las tareas profesionales. En la revista «Personnel Psychology», investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos) proporcionan pruebas de quién ha salido mejor parado. «Descubrimos que los hombres y las mujeres no perciben igual el hecho de trabajar desde casa», comentó Jasmine Hu, autora principal y catedrática de Gestión en la misma institución, en un comunicado de prensa. «Todavía hay algunas diferencias de género en la forma en que gestionan su trabajo y sus responsabilidades familiares».

Luchar con una pesada carga

Los hombres realizaban menos tareas domésticas y familiares que cuando estaban en la oficina. Por el contrario, las mujeres con horarios flexibles tenían muchas más tareas que hacer, además de sus trabajos normales. Los resultados se basaron en una encuesta realizada a más de doscientas veinte parejas con dos sueldos con y sin hijos de China y Corea del Sur durante 2020 y 2021. Los hallazgos concluyeron que los hombres con horarios flexibles que trabajaban desde casa realizaban muchas menos tareas y labores domésticas que sus mujeres. Además, las mujeres se sentían más culpables que sus maridos por no hacer las tareas del hogar o pasar tiempo de calidad con la familia. La clave está en que los maridos brinden más apoyo a sus mujeres. El estudio sugiere que compartan las tareas del hogar. «Estos hallazgos sugieren que los maridos podrían ayudar a las mujeres que trabajan a distancia cuando tienen horarios de trabajo más flexibles y realizar más tareas familiares cuando sus mujeres tienen horarios laborales más rígidos», explicó la catedrática Hu. Los empleadores también deben ser más flexibles y mostrar consideración. «Las organizaciones y los gerentes deben proporcionar a sus empleados varones más flexibilidad cuando sea posible para que ellos y sus familias puedan adaptarse mejor a crisis como la pandemia de COVID-19», añadió. «Los gerentes deben formarse expectativas realistas sobre la cantidad de trabajo que sus empleados que trabajan a distancia pueden manejar de manera efectiva y mostrar más comprensión respecto a las situaciones de trabajo a domicilio de las parejas con dos sueldos».

Superar líneas borrosas entre el trabajo y la familia

Para bien o para mal, el trabajo a distancia ha entrado a formar parte de nuestra cultura. «La COVID-19 cambió para siempre la manera en que trabajamos. El trabajo a distancia pasará a ser mucho más la norma», afirmó la catedrática Hu. «Las personas se han acostumbrado a los beneficios de trabajar desde casa y muchos no querrán volver a la oficina a tiempo completo». El trabajo a distancia está aquí para quedarse, al igual que las tensiones y los conflictos que conlleva. ¿Cómo pueden las parejas que trabajan encontrar un punto medio? La catedrática Hu cree que la respuesta es el trabajo híbrido. «Esto permitirá a los empleados tener la flexibilidad que obtienen al trabajar desde casa y tener al mismo tiempo la posibilidad de interactuar más con los compañeros en la oficina, lo que puede aumentar la colaboración e inspirar la creatividad y la innovación».

Palabras clave

pareja, trabajo, casa, trabajo a distancia, pandemia, COVID-19, laboral, hogar, trabajo híbrido